Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Policiales

Policiales

Crimen de Fernando Báez Sosa: los rugbiers se quejaron de la comida en la cárcel

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

La directora de la alcaidía de La Plata donde están alojados los ocho acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa pidió el traslado del grupo a otro penal.


La directora de la Alcaidía Nro 3 de La Plata, Natalia Beatriz Roussillón, solicitó el miércoles de esta semana que los ocho imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa sean trasladados a otro centro penitenciario en "la órbita del Servicio Penitenciario Bonaerense".


Roussillón formuló su pedido de aval ante el Tribunal Oral N°1 de Dolores, que tramitará el juicio por el asesinato del adolescente de 18 años, ocurrido en enero de 2020 en Villa Gesell.


El abogado Hugo Tomei, que defiende a los ocho rugbiers de Zárate acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, presentó la semana un escrito para que la justicia de Dolores ordene el traslado a sus representados a otro penal dada su situación en la Alcaidía Nro 3 de La Plata.


Entre las condiciones "inhumanas y degradantes" que enfrentan los rugbiers está la del olor nauseabundo de la comida que les sirven, y la imposibilidad de poder recibir alimentos a través de sus visitas.


La directora de ese centro penitenciario reconoció que el programa de Alcaidías Departamentales "dispone el alojamiento de dichas dependencias de aquellos ciudadanos que se encuentran en la etapa inicial de su detención hasta tanto se proceda al dictado del auto de prisión preventiva, momento a partir del cual deberán egresar hacia alguna unidad penitenciaria".


Los rugbiers de Zárate acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa cumplen prisión preventiva desde febrero de 2020 pero llegarán a juicio recién en enero de 2023, tres años después de haber cometido el asesinato. Se espera que estén detenidos hasta entonces, pero puede ser que el grupo sea dividido entre diferentes centros penitenciarios de la provincia de Buenos Aires.


Máximo Thomsen (21), Ciro Pertossi (20), Blas Cinalli (19), Enzo Comelli (20), Ayrton Viollaz (21), Luciano Pertossi (19), Matías Benicelli (21) y Lucas Pertossi (21) están "21 horas en una celda pequeña", según dijo una fuente de la investigación judicial a medios locales.


Los rugbiers "temen recibir una venganza o ser agredidos en cualquier momento, por eso se entiende que desde el penal los cuiden al extremo. Sin embargo estas medidas son tan severas que se tornan inhumanas y degradantes", aclararon en declaraciones televisivas.


Una fuente del Servicio Penitenciario Bonaerense confirmó a TN que "no se les da más libertad porque tienen miedo de que les saquen fotos o los filmen".


"La defensa venía denunciando esto y fue la primera vez que el tribunal inició un procedimiento de control", precisó la fuente. Otro de los reclamos de Tome es que los jóvenes padecen "un calor sofocante en las celdas", que "no pueden ingresar sus amigos a visitarlos" y que hay una "ausencia de atención médica adecuada".

LOS PASARÍAN A UN PENAL
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso