Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $132,00 / Venta $140,00
Dólar Blue: Compra $290,00 / Venta $295,00
Dólar CCL: Compra $283,74 / Venta $290,00

Info General

Info General

Panorama semanal: El mensaje que dejó Guzmán en su carta de renuncia

La renuncia del ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, le echa otro manto de incertidumbre a la realidad político y financiera de la Argentina, que a pesar de la crisis de crecimiento que anticipó el presidente, Alberto Fernández, no puede desembarazarse de la interna que sacudió las bases del Frente de Todos desde el momento en que el gobierno decidió cerrar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Las circunstancias que rodean las idas y vueltas ya no son solamente filosóficas, tampoco discursivas, Martín Guzmán se fue del gobierno, porque no puede elegir el rumbo que quiere tomar en materia de política económica, y no pudo hacerlo por dos razones. Una porque el propio Alberto decidió no darle pleno respaldo, y la otra, porque en este escenario, sectores del Ministerio de Economía que responden a la vicepresidente hacen y deshacen -por ejemplo, en materia energética- sin considerar lo que piensa el propio ministro.

No hay que adivinar esto, ni tener fuentes en las entrañas del Palacio de Hacienda, por el contrario, el propio Guzmán lo expresó en su carta de renuncia que hizo pública a través de las redes sociales. Dijo el titular de la cartera económica renunciante “desde la experiencia que he vivido, considero que será primordial que trabaje en un acuerdo político dentro de la coalición gobernante para que quien me reemplace, que tendrá por delante esta alta responsabilidad, cuente con el manejo centralizado de los instrumentos de política macroeconómica necesarios para consolidar los avances descriptos y hacer frente a los desafíos por delante. Eso ayudará a que quien me suceda pueda llevar adelante las gestiones conducentes al progreso económico y social con el apoyo político que es necesario para que aquellas sean efectivas”.

El texto de la renuncia se amplificó además porque se dio a conocer mientras la vicepresidente Cristina Fernández hablaba en un acto en homenaje a un nuevo aniversario del fallecimiento del General Juan Domingo Perón en la localidad bonaerense de Ensenada.

Repentinamente, las palabras de Cristina, que habían sido por demás esperadas desde que se anunció el acto, carecieron de todo sentido. Su presencia estaba minimizada por el acontecimiento político que generó la dimisión de Guzmán. De este este fin de semana, se hablará en todo caso de quién tomará las riendas de la economía del país, y fundamentalmente de la forma en que lo hará.

Parece obvio que la carta de renuncia se dio a conocer en el momento en que Cristina estaba hablando de manera intencional. Sin embargo, medir eso como un gesto de baja estofa de Guzmán, sería minimizar, no solo el hecho político, sino fundamentalmente la implicancia que ello tiene en relación con el futuro.

En rigor, la salida del ministro y la forma en que se dio puede servir al gobierno para encontrar una causa por la cual dejar las diferencias de lado, o -en su caso- develar que esta cuestión crucial no es importante para los principales líderes del Frente de Todos, aunque con ello se vayan las chances de retener el gobierno, con el impacto que ello tendrá sobre los sectores que decidieron apoyarlo en 2019 para dar vuelta la terrible página de cuatro años de gobierno de Mauricio Macri.

Lo importante, este fin de semana, no es la carta de renuncia de Guzmán, ni el mensaje interruptus de Cristina. Lo central para la Argentina entera, es que quienes tienen responsabilidades tomen las medidas correctas.

Las primeras noticias, en caliente sobre los delicados hechos y cuestiones que están en juego no son alentadoras.

Párrafo aparte, en la provincia el Chaco, el ministro de Economía Santiago Pérez Pons, se mostraba como un hombre de Guzmán en el manejo de los números locales. Con algún paso por la gestión de Cambiemos, por el momento también hay incertidumbre sobre las relaciones entre la Nación y la provincia, no solo porque ya no está este referente en el Palacio de Hacienda, sino porque si no hay acuerdo este fin de semana, el que acepte el cargo, arrancará con profunda orfandad y eso puede tener un efecto derrame.

El Chaco, había sido hasta ahora, por ejemplo, remiso en la política de eliminar subsidios energéticos. Una herramienta a la que apostaba Guzmán, y que la línea kirchnerista del área de Energía del propio Ministerio de Economía resistía.

Demasiadas cosas para el poco tiempo que queda. El escenario está inclinado, y no se sabe si todos tendrán de dónde aferrarse. Es lo que advirtió Martín Guzmán con su salida y con la forma en que lo hizo. Falta saber si todos los entendieron.

CHACO PANORAMA SEMANAL
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso