Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Política

Corrientes: Un hombre deberá abonar 36 salarios MVM a su ex pareja porque no la dejó estudiar ni trabajar por 9 años

La jueza de Familia, Niñez y Adolescencia N° 4, doctora Carolina Macarrein hizo lugar al pedido de compensación económica de una mujer que sufrió violencia de género mientras duró la relación y cuando finalizó tuvo que abandonar el hogar y quedó en situación de gran vulnerabilidad. Para determinar el monto la magistrada tomó como referencia la expectativa de vida de la mujer que en argentina es de 75 años. Es decir que 36 son los que le faltan para alcanzar esa edad.

María, manifestó en su demanda que llegó al juzgado cansada de vivir en casa de familiares y amigos durante tres meses y en situación de alta vulnerabilidad.

Explicó que desde que decidió poner fin a una relación de muchos años marcada por la violencia y las más altas restricciones a su libertad quedó sin posibilidades de pagar un alquiler y tuvo que dejar el hogar compartido porque no era de su propiedad.

Comentó que su estado de salud, que no es óptimo y su edad, la dejan fuera del mercado laboral ya que tuvo que abandonar su carrera universitaria y no pudo trabajar por las prohibiciones de su ex pareja.

En este marco la jueza de Familia, Niñez y Adolescencia N°4, doctora Carolina Macarrein luego de un estudio integral de la causa decidió hacer lugar a la solicitud de la mujer y ordenó a su ex pareja a abonar la suma correspondiente a 36 salarios Mínimo Vital y Móvil en concepto de compensación económica.

Desde el mes de septiembre de 2023 el Salario MVM se fijó en $118.000 (ciento dieciocho mil pesos) por lo que si debería efectivizar hoy el pago ascendería a la suma de 4.248.000 (cuatro millones doscientos cuarenta y ocho mil pesos).

Relación asimétrica y denuncia por violencia

El hombre es retirado de la Prefectura Naval Argentina, con una antigüedad de 25 años, por lo cual percibe una remuneración mensual.

La mujer lo denunció por violencia con anterioridad y el mismo juzgado dispuso una restricción de acercamiento.

En lo informes psicológicos se establece que existió una relación asimétrica y conflictiva entre ellos traducida en un cercenamiento de la red social de la mujer y celos desmedidos, con signos de violencia verbal, psicológica, económica y física en los últimos años.

Además, luego de tanto tiempo, María naturalizó la negatividad de la interacción y ahora padece consecuencias como angustia, baja autoestima, sentimientos de temor e indefensión.

El fallo de la jueza

Para establecer la compensación económica la magistrada tuvo en cuenta que el hombre posee un sólido ingreso económico, respaldado por la experiencia y desarrollo curricular y, por el contrario, la mujer, a lo largo de la vida en común, no trabajó nunca porque su pareja le impedía o al menos le dificultaba esa posibilidad.

Por ello vivió siempre a expensas de lo que su conviviente “le diera” para la casa y para sí.

“El desequilibrio patrimonial de María se ha ido consolidando a lo largo de la unión convivencial y se ha acentuado a extremos casi de inhumanidad luego de la ruptura convivencial”, afirmó la doctora Macarrein.

Y agregó que la relación con su ex pareja “fue en detrimento de su independencia individual, que generó su actual situación de desempleo, de desamparo habitacional, de salud y de libertad”, remarco la jueza.

La compensación económica

Dadas las consecuencias negativas en el presente de María que trajo aparejado lo vivido en los años de convivencia, la doctora Macarrein consideró que corresponde abonarle la suma de 36 salarios MVM.

Esto es así porque el objetivo del instituto de la compensación “es que el nivel de vida de los esposos no se vea alterado en relación con el que mantenían durante la convivencia, en virtud de que uno de los cónyuges no puededescender en su condición económica mientras que el otro mantiene idéntica situación que antes del divorcio”, especificó la jueza de Familia.

Lo que se busca con la compensación económica es la protección del cónyuge o conviviente más vulnerable, para que pueda lograr su independencia económica hacia el futuro por haberse acabado el proyecto de vida en común y con base en la solidaridad pos conyugal o convivencial.

Juzgar con perspectiva de género

La compensación económica es un valioso mecanismo con perspectiva de género para superar el “estigma” de “ser alimentado”, habitualmente asociado a un sistema de distribución de roles rígido, y muchas veces discriminatorio, que impacta mayormente en las mujeres.

Criterio razonable para determinar el monto de la Compensación Económica

La doctora Macarrein para establecer los 36 Salarios MVM y para ser razonable con las partes tomó como referencia la expectativa de vida de la mujer en Argentina que según el INDEC es de 75 años.

Actualmente María tiene 39 años, por lo que le faltan 36 para llegar a lo que marca la expectativa de vida.

Sobre la posibilidad de la mujer a jubilarse a la edad que establece la ley para las mujeres, es decir 60 años, la doctora Macarrein aseguró que “difícilmente alcanzará a subsanar el desequilibrio al llegar a la edad jubilatoria, pues tampoco podemos asegurar que tendrá derecho a acceder a una Jubilación Mínima Vital y Móvil”, sostuvo la magistrada en su fallo.

Nota de autor: María es un nombre ficticio ya que no es relevante su nombre real para contar su historia.

Dejá tu opinión sobre este tema
PERSPECTIVA DE GENERO CORRIENTES JUSITICIA SALARIO

Noticias destacadas

Más noticias

Te puede interesar

Newsletter

Suscribase a recibir información destacada por correo electrónico

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso