Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $122,75 / Venta $128,75
Dólar Blue: Compra $223,00 / Venta $226,00
Dólar CCL: Compra $236,07 / Venta $238,48

Policiales

Policiales

Escándalo en Corrientes por el caso del policía que está acusado de abuso y en dos años llegó a ser comisario general

Se trata de Sergio Rubén Sánchez, denunciado por una agente hace ya cinco años. El subsecretario de Seguridad de Corrientes dijo que solo está “acusado de acoso”.

Pese a estar procesado por abusar sexualmente de una subordinada cuando estaba al frente de una comisaría, un policía de Corrientes fue ascendido al grado de comisario general. Se trata de Sergio Rubén Sánchez (50), quien desde este jueves está al frente de la Dirección General de Personal y Formación Policial e integra la plana mayor de la Jefatura de Policía.

La investigación se disparó en 2017 con la denuncia que hizo la cabo Liliana I., que era subordinada de Sánchez cuando éste era jefe de la Comisaría de Villa Olivari, una pequeña localidad que está sobre la ruta nacional 12, en la zona Norte de la provincia.

La mujer, que pasó por intentos de suicidio y afrontó un largo tratamiento psicológico y psiquiátrico a causa del ataque sexual que sufrió, contó que Sánchez se le había insinuado en varias ocasiones a través de mensajes a su celular y en forma personal. Pero todo cambió un día de 2016 cuando ingresó a su oficina con papeles que el comisario debía firmar.

“Cerró la puerta con llave, se acercó y me dijo que necesitaba masajes. Yo le contesté que estaba bien, que no necesitaba nada. Me manoseó, me besó a la fuerza, me tocó los pechos y me quiso levantar la chomba. Apenas pude salir de la oficina fui al baño y me apunté a la cabeza con el arma reglamentaria para matarme”, contó en su momento la joven, que es hija de un policía retirado.
Pero el drama recién empezaba. “Luego de ésto, le dije que iba a pedir el traslado. Entonces me pidió que no cuente nada. Me sentía sucia, pero aguanté porque no quería que sepa mi marido lo que me había pasado. Pensaba que no me iba a creer. No quería darle el pecho a mi hijo, me sentía sucia”, agregó.
Después de guardar silencio varios meses, Liliana realizó la denuncia penal y sacó licencia para intentar superar el trauma.
Apenas se conoció la denuncia, la Jefatura de Policía dispuso el pase a disponibilidad del comisario pero al poco tiempo lo designaron al frente de una dependencia de la localidad de San Miguel, donde no pudo asumir por el rechazo popular.
Fue entonces enviado como jefe de la Seccional Primera de Gobernador Virasoro. Paradójicamente bajo su mando quedó la Comisaría de la Mujer de esa ciudad.
El Juzgado de Instrucción de Ituzaingó le dictó la falta de mérito en un primer momento, pero un Tribunal dispuso que se dictara una nueva resolución luego de la apelación que realizó la querella.
Sánchez, a quien también se le abrió una causa por violar la perimetral que le dictó la Justicia para resguardar a la denunciante, finalmente fue procesado en 2020 por abuso sexual simple, pero el expediente terminó cajoneado y hasta ahora sigue en el Juzgado. Ahora la defensa pidió la suspensión del juicio a prueba y el juez citó a la víctima para el 23 de junio.
Eduardo Etchegaray Centeno, abogado de la víctima, dijo que insistirán con el pedido de juicio oral para el comisario.
El abogado se mostró preocupado porque en su nueva función Sánchez tiene el manejo de los legajos del personal policial, incluido el de su denunciante, y podría aplicarle sanciones o disponer su traslado sin que medien razones válidas.
Los buenos contactos políticos y con la cúpula policial de Sánchez quedaron en evidencia en los dos últimos años. En apenas 24 meses pasó de comisario a comisario inspector, luego a comisario mayor; y ésta semana llegó al máximo grado, comisario general.
Desde el Centro de Ayuda a la Familia, una ONG que resultó clave para mandar a la cárcel al juez Correccional y de Menores Walter Turraca Schou por abusar sexualmente de chicos vulnerables de Ituzaingó, emitieron un comunicado para repudiar el ascenso de Sánchez.
La organización que lidera la pastora María Valoy señaló que “rechazamos de manera enérgica que personas que tengan procesamiento por abuso sexual ocupen cargos en funciones de protección a la comunidad”. Y que su nombramiento “pone en riesgo no solamente a las mujeres, sino a la comunidad en general”.
Por su parte, el subsecretario de Seguridad de Corrientes, Osvaldo de los Santos García, aseguró que el gobernador Gustavo Valdés estaba al tanto de la situación judicial de Sánchez. Y no dudó en calificarlo como “un excelente profesional” y que el ahora comisario general “tiene el apoyo de mucha gente que trabajó con él, la mayoría mujeres”.
Erróneamente, García sostuvo que el comisario está acusado “de acoso, y no de abuso ni violación, como dicen algunos medios”. Y cargó la responsabilidad sobre la Justicia porque “la causa se investiga desde hace cinco años y aún no hay sentencia”.

APOYADO POR EL GOBERNADOR
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso