Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Policiales

Policiales

Denunciaron robos y destrozos en escuela del barrio Laguna Seca

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Maleantes ingresaron a robar en una escuela ubica­da en el barrio Laguna Seca y en el ataque causaron des­trozos y se llevaron elemen­tos didácticos.

El robo ocurrió aparente­mente ayer a la madrugada, cuando los ladrones rom­pieron una de las ventanas para ingresar, y una vez dentro destrozaron puertas de las dependencias donde había muebles que guarda­ban equipos de trabajo de los docentes, como también ventiladores.

También rompieron el mobiliario y generaron des­órdenes en oficinas y aulas, según la denuncia de las au­toridades escolares ante la Policía.

Los ladrones aprovecha­ron el receso por Semana Santa, la escasa presencia policial y la inexistencia de un guardia de seguridad en el lugar para poder cometer el hecho delictivo.

Además de romper los muebles y llevarse elemen­tos de relativo valor, los ma­leantes rompieron libros y destruyeron elementos que se usan para el dictado de clases.

La situación fue denun­ciada ante la comisaría que tiene jurisdicción en la zona. En la denuncia hicie­ron constar que los ladrones ingresaron tres veces más, desde principio de año.

Antes, el 11 de marzo de 2019, los directivos ya ha­bían denunciado que el local escolar se convirtió en blan­co frecuente del accionar de delincuentes. Esa vez la escuela había sido atacada por segunda vez en 15 días.
En aquella oportunidad, la directora del establecimien­to educativo, María Lasala, dijo que al llegar los docen­tes se encontraron con un ventilador menos, paredes, puertas y armarios daña­dos y la puerta de entra­da manchada con pintura.
“Los delincuentes no nos dan tregua”, dijo y agregó: “Estas cosas hacen que uno se sienta cabizbajo, pero no nos van a quitar fuerzas, estamos tratando de forta­lecernos desde adentro”. Y comentó que “el último que se va el sábado se va pensan­do con qué se va a encontrar el lunes”.
Aquella vez los maleantes robaron venti­ladores, arrancaron de las paredes elementos pegados, sacaron los zócalos de las puertas, rompieron arma­rios y tiraron pintura. “Los vecinos no vieron nada, no escucharon nada”, dijo la docente.
La escuela había ingresado en un programa de seguridad diseñado por el Ministerio de Seguridad y la Policía, pero las acciones son escasas para frenar la oleada de robos y daños que afectan frecuentemente a esta institución.

INSEGURIDAD
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso