Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $188,25 / Venta $196,25
Dólar Blue: Compra $376,00 / Venta $381,00

Hoy en Corrientes

Mín - / Máx -
Humedad -
Presión-
Jue

/

Vie

/

Sáb

/

Dom

/

Lun

/

Mar

/

Opinión del Director

Opinión del Director

Inversores en Corrientes a la buena de Dios

Daniel Caran

Daniel Caran

Nos dicen que Corrientes nuestra amada tierra es una tierra de oportunidades. Que nuestros representantes viajan al extranjero en busca de inversiones que cambiarán, mejorarán la calidad de vida nuestra gente. Trabajo y movilidad social.
Pero la realidad que es la única verdad y nos contrasta en el día a día que todo eso es una mera expresión de deseo. O peor: una realidad paralela a la verdadera realidad, que nos intentan mostrar como ideal.

Esta semana que concluimos conocimos la opinión negativa en tono un poco de queja y otro tanto de indignación, de inversores correntinos. Muchos empresarios, comerciantes y pequeños productores agropecuarios.

Intentaron acceder a préstamos a través de la entidad crediticia provincial, la banca del Estado –Banco de Corrientes-, pero se encontraron con una muralla: deben devolver hasta cuatro veces lo que pidieron como empréstito.

Entonces: ¿Realmente interesa que se invierta en Corrientes? ¿Qué todos inviertan y todos estén en igualdad de condiciones para invertir? O siempre debe ser un grupo selecto cercano al fogón del poder de turno.

Cerramos un año complicado para la producción primaria de Corrientes: ganadería y agricultura, la única además en la provincia. E iniciaremos un 2023 amenazado por sequía e incendios. No es el mejor escenario para seducir inversiones. No es el mejor escenario para decir: “Vengan a Corrientes a invertir”, sin contar el grave problema de matriz energética. Se suma que la herramienta para la inversión, la banca estatal tampoco ayuda ni está estrechar la mano a los inversores. Locales y foráneos.

Es importante insistir que la función de un Estado no se agota en pagar salarios a sus empleados, es su obligación y debe atender al resto de la población.
Un Estado no es eficiente pagando en término haberes ni regalando bonos de fin de año, es eficiente y equitativo al generar igualdad de condiciones para todos. Especialmente para quienes están dispuestos a arriesgar capital en nuestra provincia. Ahí está la naturaleza del desarrollo.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso