Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Opinión del Director

Opinión del Director

Inicio 2021, entre la oportunidad y el riesgo sanitario

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Daniel Caran

Daniel Caran

Será largo el camino iniciado en este nuevo año marcado por una pandemia y que seguramente, la semana próxima empezará arrojar resultados alarmantes por falta de control estatal (liberación de actividades sociales y comerciales) más la irresponsabilidad ciudadana que parece no creer que el riesgo sanitario terminó.

Los correntinos tenemos nuevamente por delante un gran desafío: poder cambiar el destino de generaciones que están por venir. Centenares de miles de correntinos y correntinas que necesitan estar en igualdad de condiciones para poder hacer su vida. Poder desarrollarse en la provincia sin tener que emigrar o caer esclavos del prebendarismo, de la dádiva.

El camino es claro. O se sigue por donde venimos transitando hace más de veinte años o planteamos otro sendero, uno en el que haya lugar para todos. Donde no importa el color político sino la necesidad de entregar el corazón y de alma de comprometerse con el otro, con el comprovinciano que esté atravesando un mal momento.

Lamentablemente Corrientes cerró un año y una década siendo uno de los distritos más pobres de la región y del país. Un poco más del 42% que representa casi la mitad de la población a lo que hay que sumar empleo informal, lo más golpeado por la pandemia y los índices de indigencia.

Iniciar algo nuevo siempre conlleva incertidumbre, miedo, pero también ímpetu de trabajar por lo que deseamos.

Vemos por estas semanas, las últimas de diciembre pasado e incluso el primer día de enero, hace dos días atrás, problemas estructurales en la distribución de energía. Colapsos en el sistema, incendios de plantas de rebaje, nada nuevo y que sistemáticamente se repite en la provincia que alberga en su geografía a la represa hidroeléctrica más grande de Latinoamérica: Yacyretá.

La naturalización de esos dramas que repercuten profundamente en la población, incluso ahora agravadas por el contexto sanitario pandémico que atravesamos, es donde debemos poner la mirada. ¿Qué pasó todos estos años que persisten esos problemas como si no tuvieran solución alguna?

Otro tanto ocurre con el agua potable. En determinadas zonas de la provincia y de la ciudad Capital la gente debe recolectar agua para consumo humano, en baldes o depender de la solidaridad de otros correntinos que les acerquen agua embotellada.

Siglo XXI, iniciamos la tercera década del milenio y no podemos naturalizar vivir en estas condiciones. Siempre se puede estar mejor. Es nuestra voluntad y decisión poder hacerlo.

El virus sigue vivo

Los meses de noviembre y diciembre de 2020 fueron los más letales por Coronavirus en la provincia, ambos concluyeron con más de cien muertos cada uno. A pesar de esos registros hubo decisión política y gubernamental de abrir actividades sociales y comerciales.

El dilema de una economía que depende del consumo de los empleados públicos llevó a poner más en riesgo a la comunidad. Hay que sumar, claro, la irresponsabilidad social que parece no entender que seguimos en riesgo. Los jóvenes que insisten con fiestas clandestinas y nuevamente la responsabilidad de los adultos y padres.

Si bien ya hay vacuna en Corrientes enviada por el Gobierno Nacional, no está terminada la pandemia ni mucho menos.

Nuestro personal sanitario correntino sigue trabajando a destajo y sin descanso para frenar el avance del Covid-19. Las autoridades también deben ser responsables y no generar en el imaginario social, una falsa realidad de que el peligro ya pasó porque no es así.

Recordemos también, es bueno hacerlo, que un gran número de trabajadores de la sanidad correntina están precarizados laboralmente. Trabajan como si tuvieran relación de dependencia con el Estado correntino y la tienen, por eso, carecen de aportes previsionales y sociales. Esto también debe erradicarse.

Esperaremos si hay algún anunció esta semana que comenzará con respecto a posibles nuevas medidas restrictivas por parte de las autoridades provinciales. De esa manera intentar bajar los índices de contagios en la provincia y que tienen como epicentro de la Capital correntina.

A seguir cuidándonos que este año los correntinos tenemos un gran desafío. Cambiar nuestro destino. Hacer historia.
Muy feliz inicio de año para todos.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso