Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Opinión del Director

Opinión del Director

¿Dónde está el foco de gestión en Corrientes?

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Daniel Caran

Daniel Caran

Hay como universos paralelos en nuestra amada provincia. Uno por donde pasa la realidad y otros por donde transitan realidades construidas por quienes administran la cosa pública, dirigen el Estado que somos todos. En esta semana que dejamos atrás en pleno y profundo brote de Coronavirus las autoridades provinciales continuaron con su itinerario de inauguraciones en establecimientos escolares, rodeados de niños y niñas, emprendimientos turísticos, viajes a países vecinos en la búsqueda de obras para la provincia.

En ese tren de actividades oficiales pusieron el acento en que la primera urgencia en Corrientes es la seguridad o mejor, su antónimo, la inseguridad. Fue en el marco de la entrega de móviles para la Policía Provincial. Todo esto si estuviéramos en cualquier otra época no cobraría relevancia si lo que ocurre no es una pandemia que pone en jaque y circunstancias a la humanidad.

El interior correntino sucumbe ante brotes de Coronavirus, Goya la segunda ciudad de la provincia es la más complicada -677 casos activos para Coronavirus hasta ayer sábado por la mañana- y pareciera ser que la reducción de contagios no está cerca. Este último viernes se dejaron de hacer los testeos masivos debido a que las autoridades quedaron sin reactivos para los hisopados. Una clara muestra de dónde estamos parados ante la otra realidad que atraviesa el universo de funcionarios provinciales.

Se observa una decisión tomada del Gobierno provincial de no tomar medidas serias y concretas, principalmente en la Capital de la provincia para reducir los índices de circulación. Puntualmente en el horario nocturno. ¿Por qué será? ¿Dónde está el foco de atención de la administración provincial? Acaso no hay restricciones en la ciudad de Corrientes porque es el principal distrito electoral de la provincia y temen a la reacción negativa de la comunidad ante medidas antipopulares como la aplicación de restricciones. Pareciera ser que sí y que las autoridades provinciales se rigen por ese parámetro y no por los sanitarios.

No significa que el Estado deba detenerse y no funcionar nada. Pero sí mostrar medidas claras a la ciudadanía para evitar la propagación del virus. De lo contrario el mensaje es que hay una realidad donde pareciera ser que el virus se extinguió y que la vida sigue siendo la de antes de marzo de 2020.

Lamentablemente el paradigma de vivencia humana está cambiando y ya nada será igual de como era antes de la pandemia. Corrientes se mantiene, con el mensaje de sus autoridades, mirando hacia otro lado. O negando la realidad mundial.

Es necesario que el mensaje sea claro a la ciudadanía. Estamos en un momento muy complejo e iniciando la llamada segunda ola. ¿Cuántos correntinos y correntinas más deben morir? Vamos en 585 comprovincianos y comprovincianas que dejaron de existir debido al Coronavirus. Eso debe prevalecer sobre cualquier realidad artificial que intenten imponernos. Deben cuidarnos y nosotros cuidarnos; para lo primero hay que asumir la complejidad de la crisis. Para lo segundo tener amor a uno mismo y al prójimo.

Buen domingo.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso