Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $145,00 / Venta $153,00
Dólar Blue: Compra $286,00 / Venta $290,00
Dólar CCL: Compra $265,72 / Venta $313,97

Opinión del Director

Opinión del Director

A dónde vamos, necesitamos una señal

Daniel Caran

Daniel Caran

Argentina casi por naturaleza pareciera ser que le encanta caminar por la cornisa en un coqueteo constante con el abismo.

Es necesario tener una certeza mínima, una señal en ese devenir que en determinados momentos pareciera ser un mecanismo autodestructivo.

Observamos lo que pareciera ser una nueva etapa con una delegación total de poder a un ministro, llamado por esas características, superministro. Sería lo que en algunos países europeos llaman primer ministro. Una batería de medidas económicas que aún restan saber qué eficiente serán o no.

En ese contexto de mucho mar de fondo nuestra provincia pareciera ser un espectador al que toda esa película de acción y dramatismo no le mueve un pelo. ¿Por qué?

Quizás porque nuestros gobernantes hagan lo que hacen siempre, cerrarse sobre las fronteras de nuestra provincia. Por ejemplo, otros mandatarios provinciales vecinos preparan una serie de requerimientos a la nueva administración liderada por este nuevo “superministro”. Desde mejoras en los envíos de recursos nacionales y aduanas internas como lo apronta Misiones.

Incluso, el Chaco aportó dirigentes que se suman al nuevo esquema ministerial del Gobierno federal. Corrientes transita impávida las circunstancias nacionales. Quedándose en el latiguillo que es un distrito discriminado por el Gobierno nacional. Algo que los envíos de coparticipación federal durante el mes pasado demostraron que es una irrealidad.

Justamente, sobre esa masa extraordinaria de recursos nacionales que no para de crecer desde enero de 2022, la administración provincial sigue sin ser transparente, los mecanismos de control en nuestra provincia no están activados. Otro ejemplo de ello es la falta de defensor del pueblo. Y la oposición provincial también sigue anestesiada, concentrada en conservar pequeños cotos de clientelismo político sin siquiera abrir las puertas para sumar más espacios y así recuperar un partido opositor.

Por eso necesitamos señales claras de a dónde vamos. A nivel país y a nivel provincial un involucramiento en las políticas de Estado nacional a largo plazo. Debemos alejarnos del precipicio donde pareciera ser que muchas veces nos lleva determinada clase dirigente.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso