Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Nacionales

Nacionales

Alberto Fernández recibió a la CGT en medio de las negociaciones con Moyano por la conducción

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

El Presidente almorzó en la Casa Rosada con la cúpula de cegetista. La central obrera espera que en las próximas semanas lleguen los 4 mil millones que faltan para las obras sociales

En medio de las conversaciones entre los “gordos” y el moyanismo, Alberto Fernández encabezó un almuerzo en la Casa Rosada con la cúpula de la CGT. El Gobierno nacional no quiere dejar de lado a estos aliados de cara a la elección general del 14 de noviembre, y se espera que en las próximas semanas desembolse los cuatro mil millones de pesos que restan para las obras sociales.

En el encuentro de este viernes también participó el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y los ministros de Trabajo, Claudio Moroni y de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Por parte de los gremialistas estuvieron presente Héctor Daer, Carlos Acuña, Gerardo Martínez, Andrés Rodríguez, Armando Cavalieri, José Luis Lingieri, Antonio Caló y Rodolfo Daer.

“Es una presentación formal de la central obrera con el nuevo funcionario (Juan Manzur), y un gesto de apoyo a la gestión”, explicó uno de los participantes en la previa. Sin embargo, más allá de esto, el tema que más interesa a los gremialistas son los 11 mil millones de pesos que la administración de Alberto Fernández les prometió a los sindicatos para las obras sociales.

Esta es la primera vez que sale un dinero extra del Tesoro para estos fondos. El Gobierno lo prometió a principios de septiembre, semanas antes de la elección primaria, bajo la gestión del actual canciller Santiago Cafiero en la Jefatura de Gabinete. Lo hizo con el argumento del gasto extra que tuvieron las obras sociales en medio de la pandemia de coronavirus.

La propuesta no tardó demasiado en entusiasmar a los sindicalistas, que la recibieron con los brazos abiertos. La primera transferencia llegó el 21 de septiembre por 7.390 millones de pesos. Restan todavía otros cuatro mil millones de pesos.

Hacia adentro de la CGT, el encuentro de este viernes se da también en un contexto en particular. El moyanismo y “los gordos” de la CGT buscan dejar atrás sus históricas diferencias y avanzan en lo que será la nueva conducción después del 11 de noviembre. Se espera que Pablo Moyano (Camioneros) y Héctor Daer (Sanidad) conduzcan a la organización obrera. Aunque todos advierten que “es con final abierto” y “todo se puede resolver media hora antes”.

La primera transferencia llegó el 21 de septiembre por 7.390 millones de pesos. Restan todavía otros cuatro mil millones de pesos.

El gran articulador es Hugo Moyano, que habla muy seguido con Rodolfo Daer. “Hugo es el que maneja todo, los tiempos, los nombres y la política. A partir de lo que él resuelve, nosotros hacemos”, explicó una fuente cercana a su hijo, Pablo. En ese sentido, destacan que el presidente de Independiente está convencido de que es momento de “jugar desde adentro”, frase que cobra relevancia al recordar que cada vez que Moyano entró a la CGT fue para salir..

Por su parte, los llamados "gordos" de la CGT advierten que la vuelta de los Moyano a la Confederación General del Trabajo “va a generar debate y discusiones”. Pero entienden que no pueden “seguir con pavadas”. “Los que están enfrente vienen por todo, no nos van a dejar ni las vacaciones”, señaló una fuente gremial, consultada por PERFIL, para referirse a la oposición.

El operativo unidad en la CGT venía gestándose desde antes de las elecciones. Pero tras el cachetazo electoral que recibió el Frente de Todos en las PASO, los distintos sectores coincidieron que era necesario un sólido respaldo del movimiento obrero a la Casa Rosada.

Desde el día siguiente a la elección, los llamados entre los distintos dirigentes son a diario, y al menos una vez por semana se reúnen de forma presencial.

La primera demostración en público de esta nueva alianza del moyanismo con la CGT será el próximo 18 de octubre, el día siguiente del histórico 17. Para ese día organizan una movilización en respaldo al Gobierno del Frente de Todos con un acto central. Se espera participen de la convocatoria los distintos sectores del movimiento obrero, que en varios momentos marcaron sus diferencias con la conducción. Entre ellos estarían Pablo Biró (Pilotos), Sergio Palazzo (Bancaria) y Roberto Pignanelli (SMATA).

En Camioneros todavía recuerdan lo que pasó en el 2020, cuando organizaron actividades distintas a la CGT. El acto oficial, avalado por el Gobierno, iba a ser a través de una aplicación, donde cada militante elegía un avatar virtual para ubicarse en el centro porteño. Finalmente el software se cayó y la aplicación “45 Octubres” no funcionó. Fueron los gremios disidentes, entre ellos Camioneros, los que salieron a las calles y revivieron “la fiesta popular”, que tanto enorgullece al peronismo.

Pasado un año, la decisión es dar vuelta la página. El tema estuvo presente en el encuentro que mantuvieron ayer en la sede de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), donde Pablo Moyano se reunió con la mesa chica. Tras el encuentro, el aliado de los Moyano y canillita, Omar Plaini, señaló: “Coincidimos en que el Movimiento Obrero debe tener un Programa. Conversamos sobre la incorporación de las compañeras en el Consejo Directivo Nacional. Ratificamos la marcha en conmemoración del 17 de Octubre. La unidad es el camino y lo estamos transitando”.

CASA ROSADA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso