Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Mujeres

Mujeres

Qué es el pH neutro y porqué no es el bueno para la piel

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Es unos de los términos que más confusiones provoca y está muy alejado del pH real de la piel, que en realidad es de 4,7. Te aclaramos todas la dudas sobre este concepto de la mano de un experto, porque mantener un pH equilibrado es la mejor protección para tu piel.


Seguramente tienes grabado en la mente que los productos con pH neutro son los más adecuados para la piel y que el grado ideal es el famoso 5,5.


Pero nada de esto es cierto: ni la piel tiene un pH de 5,5, ni el pH neutro es el mejor para ella.


Sobre el pH de la piel y de los productos de higiene y cosmética hay muchos falsos mitos y desconocimiento.



Y tener unas nociones sobre ello es importante porque un correcto pH nos permite tener una piel sana y que su función barrera esté en perfecto estado para protegernos frente a agentes como la contaminación.


Rubén Rubiales, farmacéutico y CEO de la firma de cosmética adaptativa Lesielle, nos aclara todas las dudas.

¿QUÉ ES EL PH DE LA PIEL?

El pH de la piel podría definirse, de forma sencilla, como su grado de acidez.

  • Los valores de la tabla del pH van del 1 al 14.

  • El 1 es el valor más ácido y el 14 el más básico o alcalino.

En realidad, el pH neutro es el 7

  • Justo en el número 7, la mitad, se encuentra el pH neutro, pero nuestra piel es ligeramente más ácida.

LA PIEL NO TIENE UN PH DE 5,5

La publicidad nos ha vendido que el pH de la piel es de 5,5, y que los productos con este pH son los más adecuados. Pero en realidad el pH de la piel es de 4,7.


  • "Utilizar productos con un pH superior podría alterar la flora natural de la piel, debilitándola y disminuyendo su función protectora y, como consecuencia, la piel puede volverse más seca o sensible", asegura Rubiales.

  • "Trastornos como la dermatitis atópica o la rosácea también pueden presentar un pH alterado. Por eso es muy importante utilizar productos con el pH adecuado para mantenerlas a raya", añade.

EN REALIDAD EL PH NEUTRO NO ES BUENO

Si el pH neutro es el 7 y la piel tiene un pH de 4,7, está clarísimo que los productos con pH neutro no favorecen la piel sino todo lo contrario.


Según el fundador de Lesielle, en realidad "el pH neutro hace que la función barrera de la piel se vaya debilitando al cambiar su manto ácido", asegura Rubiales.

Los ideal es que los productos de higiene y cosmética tengan un pH de 4,7

"Y si desestabilizamos el pH, desestabilizamos el ecosistema microbiológico de nuestra piel y eso puede derivar en problemas dermatológicos", añade.


Afortunadamente, el pH de la piel se puede equilibrar con los cuidados adecuados.

CÓMO CUIDAR EL PH DE LA PIEL

Rubén Rubiales nos da los consejos imprescindibles para tener un pH equilibrado.

Ojo con los jabones

Lo que más afecta a la piel son los químicos agresivos con un pH muy bajo o muy alto.


En este sentido, Rubiales alerta que hay que tener especial cuidado con productos básicos de uso diario como los jabones.


"Siempre me ha parecido curioso el caso de los jabones de pH neutro, pues un pH neutro de 7 es elevado para la piel. Sin embargo, la mayoría de jabones con esta terminología, la están utilizando mal y se refieren a un pH 5,5 o cercano. Pero como no podemos estar seguros, lo mejor es buscar la cifra en la etiqueta", aclara.

Elige bien los cosméticos

No entrañan tanto peligro como los jabones porque "tienen un pH más cercano al de la piel, aunque todavía muchos formuladores tienden a utilizar un pH 5,5 en lugar del 4,7" que es el de la piel, explica.

Aléjate de la contaminación

Además de elevar ligeramente el pH de la piel, provoca envejecimiento prematuro, estrés oxidativo y puede promover la inflamación de la piel en personas propensas", alerta Rubiales.

El agua del grifo lo altera

Es uno de los factores que más puede afectar a la piel porque su pH es ligeramente superior a 7.

"Algunos estudios estiman que la piel puede tardar hasta 6 horas en recuperar su pH tras lavarla con agua. Esto no debe obsesionarnos, pero deberemos tenerlo en cuenta si tenemos la piel delicada", alerta el farmacéutico.

  • No conviene abusar de las duchas largas ni lavar la piel más de lo necesario.

  • Y después de la ducha, es importante utilizar cremas hidratantes con un pH lo más próximo posible al real de la piel, es decir 4,7, para restablecer su equilibrio natural.

Cuidado con los productos antibacterianos

Afectan a la flora cutánea y tienen un impacto en el pH de la piel, por lo que no deben aplicarse en zonas que no lo necesiten.

DERMATOLOGIA PIEL PIEL SANA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso