Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $145,00 / Venta $153,00
Dólar Blue: Compra $286,00 / Venta $290,00
Dólar CCL: Compra $265,72 / Venta $313,97

Locales

Locales

El STJ apercibió a la jueza María Mareco por retardo de justicia

La polémica jueza María del Carmen Mareco, fue apercibida por la Corte provincial por retardo de Justicia en la causa de una violación en manada ocurrida por ese entonces, contra una menor en Mburucuya. Este lunes 12 de septiembre el Superior Tribunal le ordenó a la titular del Juzgado de Instrucción de Saladas resuelva las cuestiones pendientes de decisión en los autos caratulados “Cáceres Pablo Mauro Fernando, Zalazar Gonzalo Matías, Núñez Augusto y Núñez Ricardo sobre supuesto abuso sexual, con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas.

El hecho ocurrió en octubre de 2020, cuando una chica de 16 años fue encontrada en un auto estacionado en un garaje del domicilio de una docente, semidesnuda e inconsciente, la que llamó a la policía. El ultraje sexual se había cometido en un domicilio en el barrio Itatí, calle Pujol sin número, donde habitaban los hermanos Núñez. Ambos huérfanos de padre y criado por un tío oftalmólogo, amigo personal de un ex gobernador.

Todos los involucrados jamás quedaron detenidos, uno de ellos policía, aparentemente el entregador, no fue momentáneamente separado de la fuerza. Otro era guardaparques. Mareco, que insólitamente estuvo ternada para Jueza Federal 1 de Corrientes, demoró todo. 18 meses después del abuso, recién mandó constatar el lugar donde se cometió. Se perdieron pruebas en el Juzgado. Los análisis de ADN se demoraron. Y no es la única causa que le quema en las manos. También debe definir la situación procesal de Eduardo Pujol, Director del Hospital María Auxiliadora de Saladas, imputado de abuso sexual a una menor desde los 12 años.

También tuvo otro momento de fama, cuando absolvió al intendente de Mburucuya, Pablo Guastavino y su hermano Miguel conocido como Willy, cuando agredieron y robaron al periodista Marcelo Florindo. Cámaras de Seguridad reflejaron lo sucedido y la noticia recorrió los medios nacionales, pero Mareco les dictó falta de mérito porque actuaron en legítima defensa. Increíble. Florindo descubrió que se estaban choreando mercadería de Desarrollo Social, bajándolas en la casa del padre del jefe comunal, el que después lo agrede con golpes de puño al trabajador de prensa. El dato importante: el máximo órgano judicial de Corrientes, se está dando cuenta que no hay justicia imparcial en Saladas. Fuente 1588

CORRIENTES JUSTICIA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso