Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $118,25 / Venta $124,25
Dólar Blue: Compra $205,00 / Venta $208,00
Dólar CCL: Compra $211,04 / Venta $215,29

Internacionales

Internacionales

EEUU: La filtración de un borrador de la Corte a favor de anular el aborto agita el debate

El tema causó un terremoto en la sociedad norteamericana y abrió una serie de interrogantes sobre sus consecuencias políticas y el rol del máximo tribunal.

La filtración de un borrador de la Corte Suprema de Estados Unidos ratificando su voluntad de anular el derecho al aborto tras casi medio siglo de vigencia causó un terremoto en la sociedad norteamericana y abrió una serie de interrogantes sobre sus consecuencias políticas y el rol del máximo tribunal.

Su mayor garante durante 49 años podría pasar a ser su verdugo cuando se pronuncie sobre la demanda presentada por el estado de Mississippi, que pidió abolir el histórico fallo de Roe vs. Wade -con el que la Corte legalizó en 1973 la interrupción voluntaria del embarazo (IVE)- para poder aplicar una prohibición al aborto después de las 15 semanas de gestación.

Si bien el tribunal rechazó en el pasado casos similares y reafirmó la constitucionalidad del derecho a la IVE, hace más de año y medio pasó a tener una mayoría conservadora de seis magistrados de los nueve totales.

Este cambio puso en alerta a los defensores de los derechos reproductivos, que vieron sus temores materializarse luego que la Corte negara el año pasado suspender una ley de Texas que prohíbe el aborto después de las seis semanas de embarazo, incluso en caso de violación o incesto.

Esta nueva postura, que resultaba preocupante de cara al caso de Mississippi, se vio confirmada esta semana tras la filtración de un documento del máximo tribunal.

A continuación, las claves para entender lo ocurrido y sus consecuencias:

¿Qué se filtró?

El portal de noticias Politico publicó el borrador de un dictamen mayoritario de la Corte Suprema, escrito por el juez Samuel Alito y refrendado por otros cuatro magistrados conservadores, que pretende anular la sentencia de los años 70 y "devolver la cuestión del aborto a los representantes elegidos por el pueblo".

Según Politico, se trata de la primera vez en la historia moderna del país que un borrador de la Corte es revelado públicamente mientras el tribunal analiza un caso.

La autenticidad del mismo fue confirmada por el presidente de la institución, el conservador John Roberts, quien calificó a esta filtración extraordinaria como una "traición a las confidencias de la Corte" y anunció la apertura de una investigación al respecto, a la vez que subrayó que el texto no representa "una decisión final".

¿Con qué fin?

La filtración sorprendió en un país donde el máximo tribunal es un cuerpo históricamente cerrado, que había logrado mantener a los medios a una distancia segura.

"Quiere decir que el juego político es muy pesado. Esto es algo deliberado que alguien hizo trascender para que efectivamente tenga efectos políticos", dijo a Télam Juan Negri, director de las carreras de Ciencia Política y Estudios Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella.

Para el especialista, esta filtración pretende generar tensión en el país y una reacción tan negativa que lleve a la Corte a ser consciente del "terremoto político" que supondría este fallo y dar marcha atrás.

¿Qué consecuencias políticas tiene?

La publicación del borrador provocó fuertes reacciones del arco político, tanto a favor como en contra, y puso al aborto en el centro del debate de cara a las legislativas de noviembre, en las que el Gobierno del demócrata Joe Biden podría perder su estrecha mayoría en el Congreso. El mandatario, que calificó al "derecho de la mujer a elegir" como fundamental, prometióaprobar una ley que garantice la IVE, pero pidió a los votantes "elegir funcionarios" a favor del aborto.

"La mayor parte de la ciudadanía, más allá de los fanáticos religiosos, está en contra de la derogación de este derecho. Entonces, creo que vamos a ver un aumento de la polarización política y de la participación en las elecciones de este año y, sobre todo, en las presidenciales del 2024", sostuvo Negri, que consideró que esto favorecería a los demócratas, generalmente beneficiados por una mayor participación en los comicios.

El politólogo recordó que la perspectiva de cara a las legislativas era "floja" para los demócratas, golpeados por un Gobierno incapaz de sacar buena parte de su paquete legislativo y una inflación récord en 40 años, disparada por la pandemia y la guerra en Ucrania.

"Esto es una bendición encubierta para los demócratas, porque va a generar una percepción de que se están jugando muchas cosas", estimó.

¿Cómo afecta a la Corte Suprema?

Esta filtración inédita perjudica la reputación del máximo tribunal como la única rama apolítica del gobierno estadounidense. En ese sentido, Negri recordó que la Corte lleva bastante tiempo en el ojo de la tormenta en un contexto de polarización cultural creciente. Especialmente desde el fallo de Bush vs. Gore del 2000 cuando decidió que no debían recontar los votos del estado de Florida y permitió el triunfo del expresidente republicano George W. Bush. Un hecho que, a su parecer, demostró que el tribunal no es imparcial.

"Creo que esto afecta muy mal al prestigio de la Corte porque para muchos sectores de la población es evidente que está haciendo activismo judicial, que está haciendo política", señaló el especialista, quien opinó que la va a perjudicar negativamente por considerarla "un grupo de partidarios de Trump".

¿Qué pasaría si la Corte anula finalmente el fallo?

En ese caso, 26 estados de los 50 que tiene el país prohibirán la IVE, dado que disponen de proyectos de ley escritos o ya aprobados por sus cuerpos legislativos para hacerlo, según Planned Parenthood, el mayor prestador estadounidense de servicios de salud reproductiva.

La configuración más conservadora del poder judicial provocó el año pasado una embestida récord de restricciones a la IVE en el país, con un total de 108 promulgadas en 19 estados. Este año se sumaron otras 33 decretadas en nueve estados.

En contrapartida, siete estados -como California (suroeste), Colorado (oeste) y Nueva York (noreste)- tomaron 11 medidas para garantizar y ampliar el acceso a este derecho, y no depender de lo determinado en la vía judicial, según el Instituto Guttmacher, ONG defensora de la IVE a nivel internacional.

¿El Congreso podría aprobar una ley en defensa del aborto?

El líder demócrata en el Senado, Chuck Summer, anunció que la Cámara votará la próxima semana una legislación para consagrar este derecho a nivel nacional. Sin embargo, es poco probable que salga adelante con la configuración actual.

Republicanos y demócratas disponen de 50 senadores cada uno, si bien el Gobierno obtendría la mayoría con el voto de desempate de la vicepresidenta Kamala Harris. Pero no alcanzaría para superar el obstruccionismo, un procedimiento que permite a la minoría del Senado bloquear una legislación salvo que obtenga el apoyo de 60 miembros.

QUÉ DIJERON SOBRE LA IVE LOS JUECES CONSERVADORES DE LA CORTE DURANTE SU CONFIRMACIÓN

Al menos cinco de los seis jueces conservadores de la Corte Suprema estadounidense, de nueve miembros, firmaron el borrador filtrado esta semana del dictamen mayoritario a favor de anular el fallo que garantiza el derecho al aborto en el país, si bien durante sus audiencias de confirmación en el Senado lo habían reconocido como jurisprudencia firme.

De ahí la indignación de varios senadores defensores de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) que habían votado para confirmar a algunos de estos magistrados por considerar que respetarían el precedente.

A continuación, las declaraciones de estos jueces sobre el histórico fallo de Roe vs. Wade, que legalizó la IVE en 1973, durante sus audiencias de confirmación al cargo en la cámara alta:

• Samuel Alito, nominado por el expresidente George W. Bush en 2005: autor del dictamen filtrado, el magistrado trató de distanciarse de un memorando que escribió en 1985 como abogado en el Gobierno de Ronald Reagan, en el que afirmaba que la Constitución no protegía el derecho al aborto. Durante la audiencia, prometió respetar el precedente y el principio legal de stare decisis, por el cual los precedentes adquieren una importancia cada vez mayor.

"Si tengo la suerte de ser confirmado y el tema se presentara ante mí, la primera cuestión sería la que hemos estado discutiendo y ese es el tema del stare decisis. Si el análisis fuera más allá de ese punto, entonces abordaría la cuestión con la mente abierta y escucharía los argumentos que se hicieran", sostuvo.

• Clarence Thomas, nominado por el expresidente George H. W. Bush en 1991: aunque dijo a los senadores que no había pensado mucho en el tema, aseguró que no tenía objeciones al respecto: "No tengo ninguna razón o agenda para prejuzgar el tema o para que esté predispuesto a pronunciarme de una forma u otra sobre el aborto", expresó.

Sin embargo, una vez ratificado en el puesto, se convirtió rápidamente en un importante crítico de esta sentencia y ha presionado durante mucho tiempo para que se anule.

• John Roberts, actual presidente del máximo tribunal, nominado por Bush en 2005: en su audiencia de confirmación dijo que Roe vs. Wade tenía derecho a ser respetado como precedente y afirmó que su trabajo y pasión era la "reivindicación del estado de derecho". "Sin él, cualquier otro derecho con el que pueda estar de acuerdo como política no tiene sentido", sentenció.

Preocupado por la reputación de la Corte, es probable que no desee abolir Roe vs. Wade como los otros magistrados designados por mandatarios republicanos, aunque parece dispuesto a ratificar la ley de Mississippi que restringiría el aborto en ese estado a partir de las 15 semanas de gestación.

• Neil Gorsuch, nominado por el expresidente Donald Trump en 2017: sostuvo que Roe vs. Wade era la "ley y la jurisprudencia del país" y la aceptaba, algo que a su juicio debe ser parte del trabajo de un "buen juez".

Consultado sobre qué haría si Trump le pidiese revocar este fallo, señaló que "saldría por la puerta" porque "no es lo que hacen los jueces".

• Brett Kavanaugh, nominado por Trump en 2018: al igual que Alito, Kavanaugh escribió un memorando como letrado del gobierno en el que expresaba dudas sobre el precedente de Roe vs. Wade. Sin embargo, en su audiencia de confirmación dijo que lo entendía, si bien defendió las decisiones que había tomado como magistrado de la Corte Federal de Apelaciones de la ciudad de Washington que limitaban el acceso a la IVE.

"Como juez, este es un precedente importante de la Corte Suprema. Con esto quiero decir que Roe vs Wade y Casey vs Planned Parenthood fueron reafirmados muchas veces. Casey es un precedente sobre precedente que en sí mismo es un factor importante", indicó.

• Amy Coney Barrett, nominada por Trump en 2020: en su audiencia de confirmación, aseguró que dejaría de lado su oposición personal al aborto para cumplir con la ley como jueza y reconoció que Roe vs. Wade sostenía "que la Constitución protegía el derecho de la mujer a interrumpir un embarazo".

"Mis puntos de vista políticos, mis convicciones morales, mis creencias religiosas no influyen en cómo decido los casos, ni deberían hacerlo; estaría en conflicto con mi juramento judicial", manifestó.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA ABORTO ESTADOS UNIDOS
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso