Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

Superó dos veces COVID: Vi y valoré el doble el trabajo en el Hospital de Campaña

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Alejandra Argüello es una joven que se contagió de coronavirus dos veces en menos de cuatro meses. Su mayor temor era contagiar a su madre quien finalmente contrajo el virus. Hace unos días fue dada de alta del Hospital de Campaña.

En medio de la batalla que se está librando incansablemente en el Hospital de Campaña, son muchísimas historias que se tejen dentro, tristes y alegres, reconfortantes y devastadoras. Muchos salen, logran vencer al temible virus y otros, no lo logran.

El relato de Alejandra con diarioepoca.com seguramente reflejará lo que tantas familias correntinas pasaron o están pasando, en medio de una pandemia que no da tregua.

La historia de Alejandra llegó mediante Facebook. Escribió un conmovedor posteo donde destacó el trabajo de los héroes anónimos que todos los días enfrentan al mortal virus y no bajan los brazos. Gracias a ellos, ella y su mamá hoy están a salvo.

Alejandra padeció dos veces COVID y en su segunda vez contagió a su mamá. “Yo me había contagiado la primera vez el 16 de enero. Estuve aislada 15 días. Esa vez la pasé muy mal porque tenía mucho dolor de cabeza, de cuerpo, desgano, pérdida de olfato y gusto no tanto pero al séptimo día me descompensé, me faltaba el aire y no me salía la voz. Me asusté mucho así como mi familia. Durante la enfermedad me medía constantemente la saturación, me hice vapor y todas esas cosas. Los médicos estaban pendientes de lo yo necesitaba, porque si la saturación seguía bajando me tenía que ir al Hospital de Campaña”, relató a diarioepoca.com sobre su primera experiencia con la COVID.

Tras pasar los días más difíciles, “me dieron el alta, gracias a Dios, salí. Después, el 19 de mayo dio positivo mi hermano más chico y mi cuñada. Por contacto estrecho nos tuvimos que hisopar todos. Me hisopé y volví a dar positivo”, explicó. “Estuve dos días y medio con fiebre alta, no me dejaban levantar de la cama. Mi mayor miedo era que mi mamá se contagie y se contagió”, recordó con angustia. Los miedos afloraron porque la madre de Alejandra es paciente oncológica, tiene hipertensión y diabetes.

“La llevábamos bien los primeros días y casi llegando al séptimo día, ella se descompensó. Pensamos que era la presión. Estábamos constantemente hablando con la doctora, y al otro día se vuelve a descompensar. Estaba toda morada, toda fría. La saturación tenía en 95 pero la doctora ya me había dicho que había que llevarla para hacerle una tomografía porque ella también había empezado con fiebre”, detalló la joven.

“El martes 25 le derivan al Hospital de Campaña porque yo no la podía tener así y no quería sentirme culpable de nada. Estuvimos desde las 11 de la mañana hasta las 21 horas. Fue un momento muy difícil porque llegando al hospital ella se vuelve a descompensar. La asistieron y nos atendieron re bien, no me puedo quejar. Vi y valoré el doble el trabajo de los médicos, de los enfermeros, ambulancieros, todos porque corrían de un lado para el otro y no daban abasto”, describió sobre las imágenes dentro del campo de batalla.

“En el hospital le hicieron la tomografía, pude estar con ella esperando los resultados. Le dieron la merienda los chicos de Shonko. Llegó la doctora y nos explicó que tenía una leve neumonía y pidió que se quedara internada para evaluarla mejor y daba las condiciones ya que los antecedentes de mi mamá no eran muy buenos. Mi mamá tuvo cáncer de mama, es hipertensa y diabética. Se tuvo que quedar”, contó Alejandra que en ese momento enfrentaba el mayor de los miedos.

“Todos los días estuve en constante comunicación con mi mamá y con la doctora. Mi mamá estuvo solamente tres días porque ya lo anímico le empezaba a afectar. La traje a casa y continuó su tratamiento siempre y cuando no tenga ninguna complicación”, sostuvo.

Finalmente ambas pudieron superar el coronavirus, “Gracias a Dios al día de hoy, vamos bien, es lenta la recuperación postcovid. Ella vino del Hospital con mucho, mucho miedo, los mismos que yo tengo pero me tuve que hacer fuerte. Soy sincera, no pensé en mí, pensé solamente en ella”.

“Nosotros estuvimos aislados siete personas. Es tan incierto este virus que no te podés confiar porque hoy los contagios se están dando en el día siete u ocho de las personas porque después de eso, se contagió mi cuñada para ese entonces hacía más de una semana que no había venido a mi casa. La última en contagiarse fue mi hermana que de hecho dio negativo el día que dimos positivos, después que nosotros ya llevábamos diez días, ella dio positivo”, aseguró.

Para finalizar Alejandra pidió más conciencia y compromiso ciudadano en cumplir con las medidas sanitarias, “hoy debemos cuidarnos más que nunca. No me contagié por una juntada con amigos o por salir. Hoy corremos riesgos todos”, reflexionó. Época

CORRIENTES PANDEMIA COVID-19 HOSPITAL DE CAMPAÑA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso