Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $186,00 / Venta $194,00
Dólar Blue: Compra $377,00 / Venta $381,00
Dólar CCL: Compra $367,64 / Venta $371,21

Hoy en Corrientes

Mín - / Máx -
Humedad -
Presión-
Mié

/

Jue

/

Vie

/

Sáb

/

Dom

/

Lun

/

Info General

Info General

El papa Francisco advierte de la "maldición" de una Iglesia hermética y llama a la unidad

El papa Francisco, en su homilía en la misa, defendió que la Palabra de Dios "no está destinada solo a los justos sino a todos" e invitó a su Iglesia a "abrirse a las personas".

El papa Francisco advirtió hoy de la "maldición" que supondría una Iglesia "de corazón estrecho" cerrada a la gente y llamó a la unidad, en su homilía en la misa por la IV Jornada de la Palabra de Dios en la basílica de San Pedro.

"Si la salvación está destinada a todos, incluso a los más lejanos y perdidos, entonces el anuncio de la Palabra debe ser la principal urgencia de la comunidad eclesial. Que no nos suceda profesar la fe en un Dios de corazón ancho y ser una Iglesia de corazón estrecho ; Esto sería, me permito decirlo, una maldición", advirtió Francisco.

El pontífice argentino defendió que la Palabra de Dios "no está destinada solo a los justos sino a todos" y emplazó a su Iglesia a "abrirse a las personas".

"Quiere llegar a los lejanos, quiere sanar a los enfermos, quiere salvar a los pecadores, quiere reunir a las ovejas perdidas y levantar a los que tienen el corazón cansado y agobiado (...) No olvidemos esto, la misericordia de Dios es para todos", sostuvo.

Por eso, en esta jornada dedicada a la propagación de la fe, llamó a la Iglesia a hacerlo en "las situaciones de cada día", sobre todo entre quienes están "perdidos, se sienten oprimidos o desanimados".

Francisco también lanzó un mensaje de unidad en un momento en el que las tensiones entre las corrientes dentro del Vaticano se han hecho más evidentes, especialmente a raíz de la muerte del papa emérito Benedicto XVI , referente del sector más conservador.

El papa argentino, frecuente centro de críticas de este ala, sostuvo en su homilía que el Concilio Vaticano II mostró un camino: "Todos, incluso los pastores de la Iglesia, estamos bajo la autoridad de la Palabra de Dios".

"No bajo nuestros propios gustos, tendencias y preferencias, sino bajo la única Palabra de Dios que nos moldea, nos convierte y nos pide estar unidos en la única Iglesia de Cristo", avisó Francisco.

En esta eucaristía solemne el pontífice también confirió a hombres y mujeres de varios países del mundo los ministerios del lector y del catequista, este último entregado, entre otros, a la mexicana Olga Carcur.

BASILICA DE SAN PEDRO PAPA FRANCISCO
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso