Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $133,00 / Venta $141,00
Dólar Blue: Compra $290,00 / Venta $295,00
Dólar CCL: Compra $285,53 / Venta $289,44

Info General

Info General

Con las tormentas aumentaron los casos de aparatos quemados

Durante las últimas jornadas, en todo el territorio provincial se registraron fuertes tormentas, la mayoría con importante actividad eléctrica. Pese a que el Servicio Meteorológico advierte a la población sobre los recaudos que se deben tomar ante estos fenómenos, hubo uno que no se pudo prever en la magnitud que se presentó. Se trata de la cantidad de artefactos electrónicos que se quemaron en los hogares ante la impotencia de sus propietarios.

«Se escuchó un trueno muy fuerte, mi tele se apagó y no volvió a prender»; «Mi computadora se quemó por un rayo que cayó cerca de donde vivo»; o «Los cuatro televisores de mi casa se quemaron al mismo tiempo después que se escuchó caer un rayo». Estos son comentarios que ya se volvieron comunes y todos coinciden en lo mismo: los aparatos dejaron de funcionar en el momento de mayor actividad eléctrica atmosférica, por ejemplo, la del domingo en la noche y la madrugada del lunes.

Según explica el blog Ingenieros AC-CC: «Los rayos pueden dañar los equipos electrónicos no porque uno caiga directo al sitio donde se encuentran ubicados, lo cual es un suceso infrecuente, sino por la influencia de una descarga lejana que entra a las instalaciones a través de cables o tuberías que se extiendan fuera de la edificación. Este es el escenario más común. La energía de un rayo cercano puede viajar a través de los cables de comunicación (como el teléfono, internet o cables)».

«El rayo también puede caer directamente a un poste de servicios públicos de energía y llega a través de la red al panel eléctrico de la edificación, o a través de un metal conductor (como tuberías o barras de metal en la cimentación)», agrega la publicación.

Este riesgo no es sólo para los artefactos electrónicos. Los electrodomésticos grandes como una lavadora, secadora, o heladera, por ejemplo, también son vulnerables a las sobretensiones y los daños causados por los rayos. Por lo tanto, los cuidados deben extremarse para todos en caso de que el pronóstico anticipe fuertes tormentas.

¿QUÉ HACER?

Probablemente, la primera medida a tomar en cuenta, es la que indica el sentido común de desconectar los aparatos de la corriente eléctrica.

Otra alternativa que tiene que ver con el cuidado de electrodomésticos en tiempos de lluvia, es verificar todo el sistema eléctrico. Para esto, es necesario la visita de un electricista capacitado que revise si la instalación cuenta con un sistema puesto a tierra, comúnmente conocido como polo a tierra.

También ayuda contar con un supresor de picos de voltaje. Este aparato minimiza los efectos de los rayos en los equipos o electrodomésticos al desviar la sobrecarga hacia tierra y evitar el flujo continuo de la corriente restante.

Luego, los protectores de voltaje, que son equipos diseñados para desconectarse automáticamente y proteger los electrodomésticos de fallas provocadas por el sobrevoltaje.

CORRIENTES TORMENTAS
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso