Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Economía

Economía

Una familia necesitó $70.532 para no ser pobre en septiembre

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

El dato, informado por el Indec, es consecuencia de un aumento de 2,7% de la canasta básica alimentaria y de un 3,2% en la canasta básica total, que incluye servicios; el incremento interanual superó en ambos casos al de la inflación, ya que fue de 54,5% y 49,4%, respectivamente.

Los aumentos en la canasta básica alimentaria (CBA) y la canasta básica total (CBT) estuvieron por debajo de la inflación en septiembre, ya que aumentaron 2,7% en el primer caso y 3,2% en el segundo, mientras que el índice de precios al consumidor se incrementó 3,5% en igual período. La variación interanual, por su parte, sí superó a la inflación, ya que fue de 54,5% y 49,4%, respectivamente.


De esta manera, según los datos informados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y teniendo en cuenta la canasta básica total (CBT), una familia de tres integrantes necesitó $56.152 para no ser pobre; una de cuatro, $70.532, y una de cinco, $74.185. En tanto, para no caer en la indigencia, algo que se mide considerando solo el acceso a la canasta básica alimentaria, se necesitaron $23.894, $30.014 y $ 31.568, respectivamente.


Gabriel Caamaño, economista de Consultora Ledesma, comentó que la línea de pobreza se está incrementando a un ritmo de 50% anual, mientras que la línea de indigencia lo hace por encima de eso (casi 55% anual). "Esto demuestra el costo social del proceso inflacionario en curso y como se volvió a acelerar con respecto a los meses previos. Es probable que eso se mantenga en octubre, porque muchos aumentaron los precios previendo que se venían más controles. La inflación aceleró y de su mano lo hicieron las canastas básicas, que marcan la línea de pobreza y de indigencia", explicó.

María Castiglioni Cotter, economista de C&T Consultores, remarcó que se trata de un ritmo algo inferior al aumento de lo que fue el rubro de alimentos y bebidas en el IPC general y, obviamente, muy por debajo del 3,8% de inflación que hubo en el GBA, aunque en términos anuales acumula un ritmo mayor. "Esto tiene que ver con el peso de la ponderación que tienen algunos alimentos, como aquellos indispensables para cumplir con una alimentación básica. En ese sentido, tienen mayor peso los panificados, la carne y otros productos no estacionales que aumentaron algo menos en los últimos meses, pero que se habían incrementado mucho en los anteriores", señaló.

En lo que respecta a la canasta básica total, Castiglioni Cotter subrayó que hay que tener en cuenta que algunos de los rubros que la componen contienen bienes y servicios regulados, que moderaron su incremento en el último año. Sin ellos, el dato podría haber sido peor. "En este sentido, una familia tipo necesita $70.532 mensuales de ingresos para no caer por debajo de la línea de pobreza. Esto marca la magnitud del problema porque las jubilaciones y algunos salarios aumentan por debajo de ese ritmo y cuando se habla en valor absoluto esto implica la presión que tiene una familia tipo para acceder a esa canasta y salir de la pobreza", indicó la economista.


Por su parte, Jorge Colina, director de la consultora Idesa, mostró preocupación por el hecho de que la canasta básica siga creciendo (ascendía, por persona, a $18.271,47 en enero de este año, mientras que en septiembre esa cifra llegó a $22.826). "Este incremento de la canasta señala que en lo que va del segundo semestre la pobreza se va a mantener en el orden del 40%, que es lo que dio como resultado en el primer semestre de este año", agregó el especialista.

Según explica el informe del Indec, La canasta básica alimentaria (CBA) se ha determinado tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades. Mientras que para determinar la canasta básica total (CBT) se amplía la CBA, considerando los bienes y servicios no alimentarios. "La estimación se obtiene mediante la aplicación del coeficiente de Engel (CdE), definido como la relación entre los gastos alimentarios y los gastos totales observados en la población de referencia", se especifica.

indec INFLACION
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso