Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $145,00 / Venta $153,00
Dólar Blue: Compra $284,00 / Venta $288,00
Dólar CCL: Compra $295,58 / Venta $312,22

Política

Política

Voto Joven diez años más viejo

El voto joven 10 años más viejo ya es aplicable en Corrientes. Ayer, el gobernador Valdés, puso toda la “institucionalidad” proselitista posible para viralizar la promulgación de la Ley.

Más vale tarde que nunca y por eso la oficialización del voto joven fue un evento social más que político.

En consecuencia, el acto montado en el patio de la Casa de Gobierno para la exhibición del gobernador Valdés, contó con la presencia del oficialismo y un ramillete de jóvenes comprometidos con la gestión del mandatario más que con la realidad de la provincia.

Preanunciando la primavera el jolgorio colorido se viralizó por todos los medios que se pueden comprar. No faltaron, como refuerzo, la infinidad de “selfies” esparcidas en la redes sociales de legisladores, funcionarios, dirigentes políticos y afines.

Fue un evento. Marcó un hecho histórico en el presente de una provincia que siempre llega tarde. Quizá por eso el gobernador sincronizó el recurso electoral con lo que rige a nivel nacional hace diez años. Más vale tarde que nunca.

NO FUE FÁCIL

Además del “delay“*, la unanimidad tuvo sus idas y vueltas. Valdés tuvo que insistir para que su propia bancada legislativa –el oficialismo siempre tuvo los votos necesarios– allane el terreno que le permita concretar los dos objetivos que lo desvelaban: la paridad de género y el voto joven.

Es decir, puertas adentro de su partido y de la alianza oficialista, Valdés fue obligado a “refichar” varias veces. Con ambas pretensiones impulsadas desde su “ejecutividad“, las diferencias de criterio se convirtieron en discusiones que no abordaban la semántica y sí, la lucha interna por el “poder“.

VOTO JOVEN NO TAN JOVEN

La ley promulgada es un caricia para los jóvenes militantes políticos y aquellos que ahora podrán votar. Gesto tierno como los que habrán recibido de sus madres, tías y abuelas cuando tenían seis o siete años. Y eso, porque entre octubre y noviembre de 2012 fue sancionada y promulgada la Ley 26.774, que le dio derechos a una franja etaria protagonista.

Pasaron 10 años para que Corrientes “sincronice” con la realidad normativa -electoral o de derechos depende de quién la esgrima- nacional. No es todo. Falta mucho para decir que “somos pioneros“. En derechos y fundamentalmente en materia electoral.

UNA GOLONDRINA NO HACE VERANO

Tampoco una flor llena un jardín. Pero, paso a paso, los liderazgos políticos entienden que la política cambia. Y es dinámica.

Sin duda, la evolución normativa, está relacionada con el hoy y el mañana. Hoy, ya no se hace política de “punteros“; la política es mediatizar y viralizar. Mañana, otro turno electoral será el escenario del “show” de la política; ese espectáculo necesita cada vez más de nuevos espectadores.

PARA DEBATIR

Sin intentar filosofar ni politizar, esta es la oportunidad para enseñarle a los jóvenes que “su voto“, es el único instrumento que le otorga poder a su derecho.

Pero, hasta el “poder” exige esfuerzo y dedicación. Conlleva entonces, el compromiso “íntimo” de cada joven para informarse; instruirse; participar; debatir; inquirir; cuestionar; proponer; y, defender el derecho conquistado.

Votar es más que un derecho individual. Porque el resultado de una elección se transforma en una responsabilidad colectiva.

En ese sentido, la construcción de una conciencia cívica responsable, está destinada a erradicar varios “vicios” de la democracia.

DESAFÍO JUVENIL

La juventud implica rebeldía. Pero la insumisión tiene que ser positiva en 360 grados. Los jóvenes imponen por naturaleza. Los “viejos” corrigen o adoptan, por reflexión o por costumbre.

Sin embargo, ambos extremos de la vida, no son permanentes. En el medio, la transición de la experiencia, deja marcas indelebles producto de la “indiferencia” juvenil y de la “resignación” en la madurez.

Es tiempo de erradicar, en principio, ambas “mochilas“. Aprender a empujar sin atropellar y aconsejar sin imponer.

Más vale tarde… Que nunca.

Julio Eduardo Gerez

POLÍTICA VOTO JOVEN GUSTAVO VALDES LEY
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso