Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Política

Política

Un sector del PJ quiere retener a Sotelo

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Previsible reacción contestataria frente al análisis del recambio del Interventor. Desde la vereda de enfrente, dudan de la imparcialidad y equilibrio para la confección de las listas. Por delante, nuevos capítulos y renovadas tensiones y una campaña electoral que parece a la deriva.

En otro capítulo de la interna peronista, ayer, un sector del partido, con la firma de 11 de los 27 jefes comunales del PJ, casi todos los diputados provinciales, cuatro de los cinco legisladores nacionales y sólo uno de los senadores provinciales, más algunos funcionarios, dieron el respaldo a la continuidad del aún interventor Julio Sotelo, cuyo recambio es analizado por el poder central para enfrentar este año electoral.

La suerte de Sotelo no parece distinta a la de más de media docena de interventores que no terminaron bien su gestión en Corrientes. Algunos especularon con la necesidad de darle una salida un poco más decorosa al último tramo de la gestión del actual Interventor quien, siendo un hombre de riesgo, por la edad y su patología, no está en condiciones de quedar al frente de lo que será una elección compleja, tanto en el plano del manejo de las realidades internas, como de la operatividad de una campaña electoral.

El propio Sotelo admitió que su ciclo estaba cumplido, aunque esperaba una salida menos traumática.

Con todo, resulta claro que las críticas que alcanzan a Sotelo dejan a salvo a la persona, enmarcándose en la necesidad de un recambio por alguien que pueda estar a la altura de las necesidades, y que tenga línea directa con el poder central, como asimismo un margen de decisión propia que nunca pudo exhibir Sotelo.

Al cierre de esta edición, algunos de los que aparecen firmando el manifiesto admitieron no haber sido consultados. Con todo, es un episodio más, en un año que no parece fácil, ni para la oposición ni para el oficialismo.

La convicción en el Gobierno federal de la inconveniencia de llevar adelante elecciones en todo el país antes de septiembre llevó a impulsar primero la suspensión de las Paso previstas para el 13 de agosto y luego la postergación de las mismas, posiblemente para el 12 de septiembre, con el corrimiento de las generales que pasarían del último domingo de octubre al último de noviembre.

Esta postura del Gobierno nacional determinó que, como correlato de la misma y en un marco de coherencia, se instruya al delegado interventor en Corrientes a que deje sin efecto las elecciones internas previstas para cargos partidarios para el 21 de marzo, siendo claro que, por las características de elecciones de esta naturaleza, a padrón cerrado, en las que el voto no es obligatorio, la movilización de las personas conlleva la necesidad de ir a buscarlas; lo cual, en el peor momento de pandemia y con pronóstico del propio Gobierno nacional que prevé que con la llegada del invierno y una posible segunda ola, el escenario, aconsejaría prolongar toda organización de actos electorales.

Desde los sectores que no comulgan con la llamada Cooperativa se encargaron de minimizar el impacto del pronunciamiento, relacionándolo con las operaciones que se venían desarrollando sobre Sotelo para imponer una lista acorde a las pretensiones de este sector que influye de manera determinante, en gran parte por comodidad del chaqueño, que hace muy poco acto de presencia en la sede habitualmente cerrada, en contraste con la intensa actividad proselitista que se desarrolla en la sede radical de la calle 25 de Mayo.

La lista de la discordia (ver recuadro aparte) genera especulaciones, incluso dentro de la propia Cooperativa, tanto más por el hecho ya vivido que los lugares expectables van en directa relación con la cosecha electoral, estando fresco en el recuerdo la fallida elección del 2019 en que con el 19 por ciento el frente para la victoria sólo obtuvo tres bancas en Diputados y una en el Senado, con un categórico golpe a las aspiraciones futuras de Fabián Ríos que como cabeza de lista de concejales sólo alcanzó el 22 por ciento.

La lista que buscaba el respaldo del actual Interventor

La llamada Cooperativa logró sumar a un sector aun minoritario de los intendentes y a la propia cámpora que no parece estar del todo de acuerdo con los lugares que se manejan, en parte porque no podrían ubicar a ningún varón estándole reservada la segunda y cuarta banca en Diputados potencialmente para Marlene Gauna que ha logrado, a fuerza de trabajo, un reconocimiento de propios y extraños, a lo cual se sumaría el nombre de la señora de Estoup, uno de los dirigentes postergados por cuestiones de género.

Las bancas para varones serían para Félix Pacayut, como primer senador, y "Tata" Sananez o un hombre de Esquina, presumiblemente el hermano del actual Intendente, para encabezar Diputados. El giro de 180 grados dado por el Intendente de Santa Lucia habría contribuido a menguar las posibilidades de Esquina, una localidad con la que el peronismo está en deuda desde hace tiempo.

El tercer lugar de Diputados, estratégico como expectable, sería para un número puesto, el jefe comunal de San Luis, Richard Valenzuela, en tanto que el quinto está reservado para Goya, para sumar a Marcos Bassi aunque condicionado a que el profesor sea quien se anote para la disputa de la Intendencia.

El sexto lugar de esta nómina sería para Nancy Esteche y el séptimo para Alejandro Karlen, bastante activo por estas horas.

En el Senado, la segunda banca sería para Saladas, respetando el lugar que dejó Daniel Alterats. Quien está posicionada es la viceintendente, Rosa Encinas de Jaime, de larga trayectoria en el peronismo saladeño.

Aunque las bancas nacionales están sometidas a otro régimen, esto es las Paso, el sector de la Cooperativa impulsaría la reelección de Jorge Romero o, eventualmente, el nombre de José Mórtola, en tanto que para el Senado de la Nación el nombre de Ana Almirón aparece número puesto para competir con las otras listas que puedan presentarse.

En la formulación de la nómina, que se suponía debía pasar por una elección interna, hay dos lugares para la renovación, dos para la cámpora (aunque no lograron espacio para varones), dos para el grupo de once intendentes, y a ellos se suma la feminista Nancy Esteche, de intenso trabajo en los últimos tiempos, el lugar para Goya, y el premio consuelo para Karlen.

Ahora, sin interna, la tensión que se ha generado en el peronismo es que un Interventor sin presencia propia pueda ser permeable a una lista sectaria más allá de que luego, en los números, pueda pagarse el costo en términos del resultado electoral.

CORRIENTES PJ JULIO SOTELO PERONISMO PARTIDO JUSTICIALISTA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso