Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Policiales

Policiales

Vasco Schaerer: Básicamente los que saben algo del secuestro no quieren decirlo

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

En una charla exclusiva con La Dos, Juan “El Vasco” Schaerer recordó lo sucedido hace 18 años, cuando desapareció su hijo Cristian. El joven nunca fue hallado. “La pérdida es insoportable. No me resigno a que me pase esto sin encontrarlo. Es una cruz que arrastramos con Pompeya, con el hermano y toda la familia”, dijo el exfuncionario radicado en Paraguay.

Es un día especial, que no es particularmente bueno. Recordamos siempre un suceso muy duro, triste, largo e indefinido que nunca termina de cerrarse. Pensamos que cuando se los detuvo a Maidana y Lormhan en Portugal se iba a saber todo, pero más allá de las conversaciones y datos no aportaron ninguna información cierta para dar fin a este drama, y tener un ligar donde ir a rezarle, a recordarle a Cristian”, recordó Juan Pedro Schaerer, al cumplirse hoy 18 años de la desaparición de su hijo.

“Vivimos decepción tras decepción. Pasaron 18 años y son frustraciones tras frustraciones desde el día que selo llevaron. Se pagó, se investigó. Todo el mundo hizo todo lo que pudo y no pudimos lograr encontrarlo. Espero que algún día podamos saberlo pero hasta ahora son frustraciones tras frustraciones”, dijo el exfuncionario provincial en épocas del PaNu, hoy radicado en Paraguay.

Al responder por qué cree no poder avanzar con el hallazgo del joven expresó: “básicamente los que saben algo no quieren decirlo porque no es lo mismo una persona detenida por un secuestro a que esté detenida por un secuestro seguido de muerte. Confesar eso agrava su situación”.

“Cada tanto aparece algún dato, algún indicio, alguna persona. Siempre seguimos, escuchamos, pero no hay nada”, agregó.

Schaerer aclaró que “el tercer juicio está relacionado por una persona de Saladas que lo tuvo guardado, o tapado. No tiene relación con la posibilidad de encontrarlo. No sé si será posible”.

Respecto a la postura de la Policía en su momento, expresó: “en su momento se investigó la situación de la Policía de Corrientes y su posible connivencia, pero eso nunca se pudo demostrar. Si hubo una dejadez, como que no estuvieron rápidos o atentos”.


Una pérdida insoportable

“La pérdida es insoportable. No me resigno a que me pase esto sin solucionar. Es una cruz que arrastramos con Pompeya, con el hermano y toda la familia”, dijo el Vasco.

“Es tristeza, no hay resignación, queremos saber la verdad y eso nos impulsa a tener fuerzas pero en su momento como padres nos dimos cuenta que teníamos otro hijo y debíamos ocuparnos también”, sostuvo.

“No hay resignación… y todos los días volvemos a los recuerdos, las investigaciones, los datos. La finalidad es encontrarlo y eso será un pequeño alivio. La expectativa de que aparezca vivo es casi imposible. Tenemos la esperanza pero es muy pequeña”, analizó.

Lejos y cerca de la política

“Yo estoy condenado al destierro”, dijo Schaerer, al ser consultado por su situación y su vida relacionada con la política.

“Antes todos los días miraba y me preocupaba por la situación política. Pero llegó un día que me di cuenta que la Justicia en Corrientes no iba a cambiar, entonces hice un click y me convencí que tenía que seguir. Hoy al único país que no puedo ir es a Argentina”, sostuvo el Vasco.

“Claro que me preocupa, me fijo cómo va el país. Sé de la situación de mi amigo Tato, de la gente que apoya a Valdés en Corrientes, y en el país que castigó al Gobierno. Pero hace un tiempo se pensó que Macri era la solución y eso no fue así. Ahora parece que es de nuevo la solución”, dijo.

SECUESTRO CRISTIAN SHAERER VASCO SHAERER
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso