Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $124,25 / Venta $130,25
Dólar Blue: Compra $236,00 / Venta $239,00
Dólar CCL: Compra $251,53 / Venta $252,07

Policiales

Policiales

Rosario: Asesinaron a una mujer y a su hija de 40 tiros

Ocurrió en el barrio Gráfico, en la zona noroeste. Se busca a tres pistoleros. Ya hubo 136 crímenes violentos en lo que va del año.

Una mujer de 53 años y su hija de 15 fueron asesinadas de 40 tiros este miércoles por la noche en el barrio Gráfico, en la zona noroeste de Rosario, por tres sicarios que se bajaron de un Chevrolet Onix blanco con los vidrios polarizados para disparar. Fue tal la brutalidad del doble crimen con sello narco que no se salvó ni el perro que estaba en la casa, que también fue acribillado.

El ataque ocurrió poco después de la medianoche en Manuel Ugarte al 700, en un asentamiento precario situado cerca del estadio mundialista de hockey. Los cuerpos de Carmen Noemí Villalba (53) y Marlén Catalina Villalba (15) fueron encontrados a pocos centímetros de la puerta de ingreso, en una especie de hall enrejado que tenía en uno de sus laterales un altar de San La Muerte y en otro costado elementos parecidos a los que se utilizan en rituales de la fe Umbanda.

El espacio donde ocurrió el hecho estaba en refacción, a juzgar por las bolsas de cemento y ladrillos que estaban junto a las víctimas. En la escena se secuestraron 39 vainas servidas de distintos calibres: 9 milímetros, .380 y cartuchos de escopeta 12/70.

A los pocos minutos de reportado el crimen llegó a la escena personal de la subcomisaría 22ª y luego el gabinete criminalístico, enviado por la fiscal de Homicidios Dolosos Georgina Pairola, que ordenó el secuestro de un celular de las víctimas y la ropa que llevaban.

La menor fue asesinada con una saña notable. El cadáver de Marlén Catalina Villalba tenía más de 20 heridas de arma de fuego, según investigadores policiales. Se cree que fue el objetivo principal de los gatilleros, que también balearon a su madre, que solo tenía lesiones por perdigones en la parte superior del cuerpo.

De acuerdo a la recolección de datos de la Policía provincial, las víctimas no vivían en el lugar. Es más, el inmueble en el que ocurrió el doble crimen estaría relacionado a Marcela “La Cororada” Villalba, una mujer que fue condenada en 2017 a seis años y ocho meses por venta de estupefacientes, cumplió la pena y volvió a ser detenida en 2020 en Entre Ríos, por lo que todavía sigue tras las rejas, según fuentes judiciales.

Sin embargo, en el domicilio no había droga. Agregaron que al llegar al lugar ya había aproximadamente 50 personas del barrio y las inmediaciones, con lo cual, también se pudo haber retirado alguna evidencia que podría resultar de interés para la causa que lleva adelante la fiscal Pairola. Se cree que un Gol gris habría servido de apoyo al Onix en el que se desplazaban los sicarios.

En el último año, el apellido Villalba figuró en varias crónicas policiales de Rosario. El pasado 4 de marzo, Martín José Villalba, de 35 años –pariente de las víctimas del doble crimen– fue acribillado en la en la esquina de Mateo Booz y Yaguareté, también en el barrio Gráfico.

Lo atacaron sin piedad desde una moto mientras estaba sobre su silla de ruedas. Luego, se constató que no figuraba en investigaciones por venta de droga como sí algunos de sus familiares, por lo que se manejaban dos hipótesis por parte del fiscal Alejandro Ferlazzo: que lo mataron para darle un mensaje a su familia o por una presunta pelea.

En septiembre pasado, los hermanos Julio César y Gonzalo Ezequiel Villalba fueron detenidos por la Policía bonaerense, también en barrio Gráfico. Cayeron con doce kilos y medio de cocaína y según afirmó en el lugar el ministro de Seguridad de Buenos Aires Sergio Berni, formaban parte de una banda que traficaba droga a la ciudad de San Nicolás. Gonzalo Villalba fue detenido en Jacobacci al 9100 con la cocaína, un revólver calibre 38, un Handy, disco de almacenamiento y un chaleco balístico con la inscripción de “Policía”.

“La familia tuvo problemas con la ley, pero ella no tenía nada que ver. Yo estoy alejada de todos, solo vine por esto”, dijo en Canal 3 una hermana de Carmen, y tía de Marlén. Además, agregó que supone que se trató de un ataque “por error” porque ellas se dedicaban a la “compra y venta de ropa usada”.

Las muertes de madre e hija se suman a la cuenta de muertes violentas. Ya hubo 136 homicidios dolosos en el departamento Rosario en lo que va de 2022, una estadística oficial del Observatorio de Seguridad Pública.

DOBLE CRIMEN ROSARIO
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso