Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Policiales

Policiales

Médico dijo que Rocío Ávalos no tenía lesiones íntimas ni externas

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Es el primer facultativo que la revisó, pero aclaró que decidió derivarla por falta de elementos de complejidad para atender casos de abusos. Una amiga comentó que la víctima había tenido una fuerte pelea con su novio en la plaza.

El juicio que tiene como acusados a tres jóvenes caacatieños por la presunta violación en manada contra Rocío Avalos en febrero de 2017, está en su recta final y ayer pasaron por el Tribunal Oran Penal Nº2, otros tres testigos, quienes relataron cómo vivieron los hechos aquella madrugada. El primer médico que revisó a la víctima fue quizás el relato más destacado ya que dijo que "no presentaba lesiones externas, ni íntimas".

Se trata del doctor Carlos Navarro, quien declaró en segundo turno y atendió a Rocío cuando ingresó a la guarda del hospital de Caá Catí. "La enfermera me avisó del ingreso de una paciente, producto de un supuesto abuso sexual. Yo la conocía a Rocío porque ya fue mi paciente y, primeramente, la tranquilicé. La llevé hasta una sala aparte en la cual la revisé. Lo primero que hice fue colocarle un suero para hidratarla. Tenía aliento alcohólico y, a simple vista, no presentaba excoriaciones, golpes o moretones", enfatizó el médico.

Más adelante continuó con su relató puntualizando. "Revisé sus órganos genitales y todo estaba normal, no había desgarros, ni sangrado; su ropa interior estaba seca. Pero repetía ºellos fueronº. Como en el hospital no tenemos los elementos de complejidad para atender estos casos, decidí que sea trasladada hacia el Hospital Llano de la capital correntina, para una mejor evaluación, como establecen los protocolos ante hechos de abusos. Las chicas que la trajeron al hospital indicaban también eso, que Rocío había sido abusada", espetó Navarro.

El testimonio de Navarro y la primer auscultación, de alguna manera, jugaron a favor de la defensa. Lo mismo que el primer testimonio del dueño de la casa en la que, se supone, ocurrió la violación en manada. Según describió el testigo De Jesús Meza, el inmueble es chico y cualquiera puede escuchar los ruidos que suceden en las piezas. El hombre dijo que se enteró de los hechos por su hermana, ya que en esa fecha él se encontraba en Buenos Aires. Comentó que llamó a su hijo para preguntarle si él estaba involucrado en el hecho y le pidió que le dijera qué había ocurrido.

Finalmente, declaró Romina Meza, quien aclaró que ese día habían ido primero a los corsos. "Al finalizar fuimos todos al hotel, estuvimos bebiendo cerveza. Luego fuimos a la plaza donde Rocío tuvo una fuerte discusión con su novio Facundo a quien le insultó, estiró el pelo y hasta mordió. Después nos fuimos al After a lo de Meza. Rocío bailaba meneándose (SIC) con Farad, vino Lucas Almeida y la llevó a una habitación. Bajamos la música para escuchar los gemidos de placer, porque estaban teniendo sexo. Luego salieron Lucas y Santiago Chaves y entra Nicolás Contín. Pasaron unos minutos y Rocío lloraba. La llevamos a mi casa y al rato comenzó a convulsionar, por lo que de ahí la llevamos al hospital", concluyó la joven.

Por estos testimonios, la defensa consideró, a la de ayer, una jornada altamente positiva y esclarecedora. Por el caso están acusados Santiago Alberto Chávez, Nicolás Contín y Lucas Almeida, para los próximos días podrían escucharse los alegatos y la sentencia. Época

ABUSO EN MANADA Caá Catí JUSTICIA JUICIO CORRIENTES
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso