Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Policiales

Policiales

Le carnearon dos caballos y teme que los casos se sigan repitiendo

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

El propietario de los equinos ya realizó tres denuncias, la última -la semana pasada- motivó inspecciones en carnicerías de la zona. Otros productores también fueron víctimas y creen que con la carne producen embutidos. Sospechan que los culpables viven en barrios cercanos al campo.

La zona rural de Mercedes registró la semana pasada un nuevo caso de faena clandestina -tal como informó El Litoral- pero lo llamativo del hecho es que se trató de un caballo, cuyo dueño ya sufrió un drama similar hace poco más de un mes, siendo el segundo animal que pierde. Un productor vecino también fue víctima de los cuatreros, y más allá de las denuncias realizadas, temen que los casos se sigan repitiendo, ya que hasta el momento no hubo avances en la búsqueda de los responsables.

El Litoral dialogó con Esteban Bonapelch, quien es asesor agropecuario e ingeniero agrónomo y posee un pequeño campo de unas 60 hectáreas, próximo al casco urbano de Mercedes, donde se dedica a la cría de caballos. Su finca está rodeada en la parte trasera por la Ruta Provincial 123 y circundada por los barrios Castello, Recodo y Merceditas. El pasado jueves, cuando recorría el campo se encontró con la lamentable escena de uno de sus caballos faenado, el segundo en lo que va del año.

“Esto empezó hace unos cuatro meses, cuando un vecino encontró dos de sus animales desmembrados. Un tiempo después apareció un caballo mío con un tajo; en un primer momento pensé que podía ser por una rama o un alambre, pero uno de los cuidadores me recomendó que haga la denuncia porque en realidad se notaba que era un corte con un cuchillo, entonces hice una exposición ante el Priar”. En este sentido agregó que “ahora, hace un mes, a fines de octubre nos encontramos con otro equino, un potrillo de un año y medio aproximadamente al que le faltaban las paletas y los cuartos; por eso también hay una denuncia. Y ahora, esta semana, el jueves a eso de las 18 descubrimos otro animal muerto al que le faltaban partes”.

Profesionales

Sobre el modus operandi de los cuatreros, Bonapelch explicó que por la forma de los cortes en los animales “se nota que se trata de alguien que sabe lo que hace, están perfectamente carneados”. En tanto que explicó que el último golpe se produjo entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves, cuando se desató una fuerte tormenta en la zona, lo que habría sido aprovechado por los delincuentes. “Cuando pasó la primera vez optamos por resguardar a los caballos todas las noches, pero eso implica el doble de trabajo. Implementamos darle sal y suplementos minerales para que se acostumbren a venir solos; pero se ve que los que lo hicieron aprovecharon la noche de tormenta en que no estaban los cuidadores”, indicó Bonapelch.

Denuncia y allanamientos

En el marco de las denuncias realizadas ante el Priar, Bonapelch relató que hace un tiempo descubrió que unas personas se habían asentado dentro de su propiedad. Luego de la intervención de la Policía, los “ocupas” se retiraron y en un punto -sostiene- las autoridades pensaron que eran estas personas las que cometían los delitos y que el drama terminaría. No obstante, al poco tiempo aparecieron nuevos animales faenados. La semana pasada, tras la denuncia por un nuevo caso, la fuerza realizó allanamientos en carnicerías de la zona, ya que se piensa que con la carne robada se producen embutidos que se venden en estos comercios, sin embargo, no hubo resultados positivos. “Cerca de mi campo hay tres barrios y se comenta ‘por lo bajo’ que los responsables son de ahí. Apenas se faenó el animal, los cuidadores tenían el dato, entonces quiere decir que se sabe quiénes son. Pasa que la gente también tiene miedo de hablar por temor a represalias, porque si alguien cae preso por abigeato, por ejemplo, sale al poco tiempo. Entonces la gente tiene pistas, comenta ‘por atrás’, sabe quiénes son, pero cuando la policía pregunta no dicen nada, porque tienen miedo de que los llamen a declarar y después alguien les pueda ‘pasar factura’. Entonces nadie dice nada”, explicó el asesor agropecuario.

Cabe destacar que este caso ocurrido en la ciudad de Mercedes, se sumó al del viernes en Capital, en donde -tal como informó El Litoral- se hallaron los restos de un caballo al que le habían quitado las patas. Las partes fueron dejadas en la costa del río Paraná, a la altura del barrio Lomas del Mirador, en el sector noreste de la ciudad.

FAENA ILEGAL ABIGEATO INTERIOR PRIAR
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso