Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Policiales

Policiales

Fue a tomar mate con su novia a un parque y lo mataron de un palazo para robarle

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Mario Aguirre era correntino, tenía 39 años y fue asesinado en la Reserva Santa Catalina, donde en 2017 ocultaron el cuerpo de Anahí Benítez.


A la angustia y el desconsuelo por lo que le tocó vivir, se le suma la impotencia de saber que los asesinos de su novio, Mario Aguirre (39), están sueltos. Por eso Cecilia, su pareja, junto a familiares de la víctima, salieron a pedir testigos para colaborar con la investigación.


Al hombre lo asesinaron de un palazo en la cabeza para robarle, el miércoles a la tarde cuando había ido a pasar la tarde junto a su novia a la Reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora. El mismo lugar donde en agosto de 2017 ocultaron el cuerpo de Anahí Benítez (16).

Por el crimen de Mario todavía no hay detenidos y lo complejo del caso es que en el parque no hay cámaras de seguridad que hayan captado a los sospechosos. “Pedimos testigos para que nos ayuden a encontrar a los asesinos de mi novio”, dijo Cecilia a TN, en el lugar donde ocurrió el asalto en el que mataron a Mario, a pesar de que no se había resistido.

“Estábamos muy enamorados. Hace tres meses que estábamos en una relación de pareja. Mi novio vivía en Avellaneda, pero era de Corrientes. Era la primera vez que íbamos a tomar mate a este lugar”, contó Cecilia.
La joven, que es profesora de educación física, contó que una vez que estaban en la reserva fueron sorprendidos por dos delincuentes que comenzaron a agredir a Mario.


“Yo siento que lo lastiman y veo que uno me saca el bolso y que le dan un palazo en la cabeza y le salía sangre. Yo pedí ayuda pero en el lugar no hay policías. Corrí para la calle y vi a dos personas en bicicleta que les pedí ayuda. Era de día todavía”, relató.

La mujer aseguró que “la ambulancia tardó en llegar”, que cuando volvió a ver a Mario aún estaba con vida y se quejó de que “la Policía no lo quería llevar por protocolo”.

“Nadie me contuvo, lo único que destaco es la ayuda de una mujer policía que me prestó el celular para llamar a mi familia. Todos me trataron como si fuera la responsable del crimen de mi novio”, se quejó.

“Por eso pedimos que si hay testigos o algunas cámaras de seguridad, que ayuden a identificar a los criminales”, finalizó.

En tanto, el cuñado de Mario dijo que la pareja “nunca se resistieron al robo y lo golpearon en la cabeza para robarle las pertenencias”.

También solicitó colaboración de “testigos del hecho o bien algunas imágenes de cámaras de seguridad del barrio donde apareció parte de lo robado, tirado en un canasto de basura”.

“Si algún vecino pudo haber visto por alguna cámara privada o municipal a alguien tirando esas cosas es importante para lograr la identificación de los delincuentes”, pidió el hombre para ayudar a la investigación.

En tanto, fuentes judiciales informaron que la causa se encuentra en plena tarea de investigación y búsqueda de testimonios y recolección de pruebas.

El hecho ocurrió miércoles, alrededor de las 19, a unos 200 metros de uno de los accesos de la reserva, en el cruce de las calles Garibaldi y Peña, en la localidad de Parque Barón, en dicho partido del sur del Gran Buenos Aires.

La pareja, que se había conocido hace cuatro meses a través de la aplicación Tinder, llegó al lugar en una camioneta de la empresa química en la que Aguirre trabajaba como operario.

De acuerdo al testimonio de la mujer, luego de estacionar, comenzaron a caminar hacia el interior del amplio predio y en esas circunstancias fueron interceptados por dos delincuentes armados con un palo, quienes luego de amenazarlos con fines de robo golpearon fuertemente en la frente a Aguirre.

Tras el ataque, los asaltantes escaparon a pie con los teléfonos celulares de ambas víctima, una billetera y el bolso de la profesora. Por su parte, Aguirre quedó tendido en el suelo y murió en el lugar a raíz del fuerte golpe sufrido.

Interviene en la causa el fiscal Lorenzo Latorre, de la Fiscalía N° 3 de Lomas de Zamora.

En el mismo predio donde fue asesinado Aguirre, el 4 de agosto de 2017 fue encontrado enterrado el cadáver de Anahí Benítez (16), femicidio por el que el 6 de junio de este año fue condenado a prisión perpetua Marcos Esteban Bazán, el dueño de la casa donde se cree que la menor fue retenida.

Además, el del hombre de 39 años es el segundo crimen en un hecho de inseguridad ocurrido en Lomas de Zamora el miércoles a la tarde.

Cerca de las 17, en el cruce del Camino de la Ribera Sur y José Espronceda, en Ingeniero Budge, un ladrón ejecutó de un balazo en la cabeza a Damián Kora Jallasi (53), un remisero y comerciante de nacionalidad boliviana.

La víctima estaba a bordo de su Peugeot Partner cuando recibió un tiro en el cuello. Murió a poco de ser trasladado al hospital Gandulfo.

Según fuentes policiales, el herido les manifestó a los policías que llegaron alertados al lugar que un hombre le había querido robar y le disparó. Al igual que en el caso de Aguirre, tampoco hay testigos ni cámaras que hayan registrado lo que pasó por lo que tampoco hay detenidos.

La causa es investigada como homicidio agravado por el uso de arma por el fiscal Gerardo Loureyro, de la UFI N° 3 de Lomas de Zamora.

ERA CORRENTINO INSEGUIDAD BUENOS AIRES
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso