Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Policiales

Policiales

Detuvieron al sospechoso del femicidio de Ludmila Pretti

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

En un operativo realizado durante la madrugada del martes, la policía detuvo a Cristian Adrián Jerez (19), el principal sospechoso del femicidio de Ludmila Pretti, la adolescente de 14 años asesinada el domingo pasado en la casa que el detenido alquila en la localidad bonaerense de Francisco Álvarez, partido de Moreno. El joven, quien permaneció prófugo más de 30 horas, fue detenido durante un rastrillaje realizado en unos pastizales y un arroyo de esa misma localidad luego de que los investigadores detectaran actividad de su teléfono y un testigo alertara al 911 sobre su presencia en las inmediaciones. Tras su detención, se negó a declarar y quedó imputado por el delito de "homicidio agravado por mediar violencia de género". Si bien restan estudios complementarios para saber si hubo o no un abuso sexual, el informe preliminar de la autopsia confirmó que la adolescente murió asfixiada por estrangulamiento a lazo.

La detención de Jerez se concretó alrededor de las 2 de la madrugada, luego de que los investigadores geolocalizaran su celular y un testigo alertara al 911 sobre su presencia en inmediaciones de las calles Arístides y Diario La Nación, de esa localidad de la zona oeste del conurbano.

La captura se produjo a menos de 20 cuadras de la casa de Jerez, ubicada en la calle Diario La Nación 4039, donde fue hallado el domingo por la noche el cuerpo de Ludmila, debajo de una cama, semidesnudo y tapado con dos colchones. De acuerdo al informe preliminar forense, la adolescente fue ahorcada con una pashmina.

Tras la detención, pasado el mediodía, el joven se negó a declarar cuando fue indagado por el fiscal de la causa, Federico Soñora, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, quien lo imputó por el delito de femicidio, que prevé la pena de prisión perpetua.

Según contaron voceros policiales, la búsqueda de Jerez comenzó el domingo y se desplegó durante toda la jornada del lunes. En el operativo intervinieron efectivos de la DDI de Moreno, de la División Búsqueda de Prófugos y Personas Desaparecidas de Policía Federal Argentina (PFA) y de la Brigada K9 de la División Canes.

En el arranque, se delimitó una zona de búsqueda luego de que se detectara mediante una triangulación de señales de antenas actividad en el celular de Jerez, quien había cambiado su chip y tenía otra línea telefónica. Mientras en paralelo se realizaban operativos de rastreo en domicilios de allegados y familiares del joven. Pero el perímetro de rastrillaje inicial se terminó de acotar a la noche cuando, alrededor de las 21, un llamado al 911 alertó que habían visto al prófugo caminando cerca de un campo que va hacia un arroyo del río Reconquista. Finalmente, de acuerdo al relato que hicieron los voceros a la agencia Telam, cuando Jerez fue ubicado por la policía, se ocultó en unos pastizales y luego en el agua del arroyo hasta que finalmente no resistió las bajas temperaturas y, al regresar a la superficie, fue detenido.
El abogado de la familia de Ludmila, Roberto Damboriana, dijo que los investigadores trabajan para localizar el teléfono de la joven y que aguardan los resultados finales del peritaje forenses para determinar si fue víctima de un abuso sexual y si tenía signos de defensa. Y remarcó que "ya está detenido, lo que era la preocupación principal de la familia. Ahora se avanzará con el resto para reunir todas las pruebas que necesita el fiscal para pedir la prisión preventiva".

Damboriana informó además que "aún no se encontró el teléfono celular de Ludmila" aunque se sabe que con él realizó "varios llamados a su novio durante la madrugada" del domingo, cuando estaba en la casa de Jeréz. Al respecto, fuentes judiciales dijeron que el novio de la joven, un chico de 19 años con el que salía hacía unos meses, aunque se habían peleado ese día, aportó su teléfono y los detalles de esas llamadas, que son analizadas por los investigadores, al igual que un mensaje que fue enviado a los padres de Ludmila, en el que ella decía que estaba regresando a su casa en remis, y que se investiga si fue o no enviado por la víctima, según explicó Damboriana.

En tanto, los restos de Ludmina fueron velados por la mañana en una sala de Moreno. "Agradezco a todas las fuerzas de seguridad que ayudaron a detener al asesino. Queremos despedir a mi hija en tranquilidad", dijo Leandro Pretti en la puerta de la sala velatoria "Del Pueblo" ubicada en Álvarez Jonte 1566, de Francisco Álvarez.

FEMICIDIO DE LUDMILA PRETTI FEMICIDIO
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso