Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Policiales

Policiales

Corrientes: Heridos en violentas sobremesas por el Día del Padre

En el barrio Quilmes un joven terminó con la cabeza rota por un piedrazo. Mientras que en el Bº Virgen de los Dolores otro corrió con la misma suerte tras una pelea callejera.Lo que de­bie­ra ha­ber si­do una jor­na­da de fes­te­jos por el Día del Pa­dre, y con la re­co­men­da­da pru­den­cia en tiem­pos de emer­gen­cia sa­ni­ta­ria, ter­mi­nó en un pan­de­mo­nio de de­sor­de­nes, co­rri­das, ti­ros, he­ri­dos, de­te­ni­dos y va­rios he­chos de vio­len­cia de gé­ne­ro re­por­ta­dos a la Po­li­cí­a.

 

Ano­che va­rios gru­pos es­pe­cia­les de la fuer­za fue­ron con­vo­ca­dos en rei­te­ra­das opor­tu­ni­da­des a pe­di­dos de va­rias co­mi­sa­rí­as en cu­yas ju­ris­dic­cio­nes se de­sa­ta­ron re­vuel­tas fa­mi­lia­res y has­ta ve­ci­na­les, pro­duc­to de ex­ce­sos en el con­su­mo de be­bi­das, pe­ro tam­bién del in­cum­pli­mien­to de los má­xi­mos per­mi­ti­dos por el Go­bier­no en reu­nio­nes pri­va­das. Ano­che pa­sa­da las 20, la Po­li­cía pu­do res­ta­ble­cer el or­den en va­rios ba­rrios de la ca­pi­tal co­rren­ti­na.

 

Los pri­me­ros in­ci­den­tes se re­por­ta­ron cer­ca de las 16 en la zo­na del Bº Pa­to­no, don­de al pa­re­cer la ca­lle fue la zo­na ele­gi­da por va­rias per­so­nas pa­ra di­ri­mir sus di­fe­ren­cias. En por lo me­nos tres opor­tu­ni­da­des la Po­li­cía de­bió acu­dir a la zo­na pa­ra tra­tar de re­co­brar el or­den. Cer­ca de las 19 ha­bría si­do el cho­que más vio­len­to, cuan­do los ira­cun­dos se ha­brí­an tren­za­do a pie­dra­zos y pa­la­zos.

 

Ca­si a la mis­ma ho­ra, a las 19 muy cer­ca de allí, en el ba­rrio Quil­mes, un jo­ven re­sul­tó con su ca­be­za se­ria­men­te las­ti­ma­da pro­duc­to de un pie­dra­zo ases­ta­do lue­go de un en­con­tro­na­zo en­tre va­rios su­je­tos que be­bí­an y tu­vie­ron una fuer­te dis­cu­sión. Fuen­tes po­li­cia­les in­di­ca­ron que la víc­ti­ma de­bió ser tras­la­da­da de ur­gen­cia al Hos­pi­tal Es­cue­la, don­de que­dó in­ter­na­do.

 

A po­cas cua­dras de allí, la Po­li­cía in­ten­ta­ba lo­ca­li­zar a un par de su­je­tos a bor­do de un au­to­mó­vil con vi­drios po­la­ri­za­dos que ha­brí­an dis­pa­ra­do con­tra una vi­vien­da, en otro con­fu­so epi­so­dio en­tre ve­ci­nos. Pos­te­rior­men­te y el lap­so de una ho­ra, efec­ti­vos de­bie­ron asis­tir a tres mu­je­res víc­ti­mas de vio­len­cia por par­te de sus pa­re­jas.

 

Los he­chos se re­por­ta­ron en una vi­vien­da ubi­ca­da en la in­ter­sec­ción de las ca­lles Vé­lez Sar­field y Plá­ci­do Mar­tí­nez, don­de un lla­ma­do al 911 aler­tó a la Po­li­cía de una fuer­te dis­cu­sión y gri­tos de una mu­jer. Si bien la Po­li­cía cons­ta­tó la agre­sión su­fri­da por la es­po­sa, no hu­bo re­pre­sa­lia ju­di­cial ha­cia el agre­sor, por pe­di­do de la víc­ti­ma.

 

El otro ca­so su­ce­dió por Elí­as Abad, ca­si Te­nien­te Ibá­ñez, cuan­do otra mu­jer es­ta­ba sien­do agre­di­da por su ma­ri­do y de­bió ser asis­ti­da por uni­for­ma­dos que de­mo­ra­ron al vio­len­to. Fi­nal­men­te cer­ca de las 20 un ter­cer he­cho de si­mi­la­res ca­rac­te­rís­ti­cas ocu­rrió en otro la­do de la ciu­dad, por Cos­ta­ne­ra Nor­te y su in­ter­sec­ción con ca­lle Si­ci­lia, don­de ve­ci­nos de­bie­ron de­te­ner a un hom­bre que in­ten­ta­ba agre­dir a su mu­jer y a su hi­jo.

 

En otro ca­so re­por­ta­do a la Po­li­cía fue den­tro del ba­rrio Lo­ma Lin­da, en in­me­dia­cio­nes de las ca­lles Ma­theu y Fran­cia, don­de de­bie­ron in­ter­ve­nir va­rios mó­vi­les po­li­cia­les por otro al­bo­ro­to que in­vo­lu­cró a va­rios ve­ci­nos y en el que por for­tu­na las fuer­zas de se­gu­ri­dad pu­die­ron res­ta­ble­cer el or­den sin ma­yo­res con­se­cuen­cias.

 

Fi­nal­men­te un jo­ven de 20 años de­bió ser in­ter­na­do de ur­gen­cia en el hos­pi­tal Es­cue­la lue­go de ser ha­lla­do des­va­ne­ci­do en in­me­dia­cio­nes del Ce­men­te­rio San Juan Bau­tis­ta. Se­gún con­fir­ma­ron ayer fuen­tes po­li­cia­les, fue pro­duc­to de una pe­lea ca­lle­je­ra y la víc­ti­ma pre­sen­ta­ba una gra­ve le­sión en la ca­be­za.

 

Lue­go de que el mé­di­co po­li­cial cons­ta­ta­ra el gra­do de las he­ri­das, tam­bién pu­do sa­ber­se que el mu­cha­cho pa­de­cía una so­bre do­sis de es­tu­pe­fa­cien­tes, que tam­bién pu­do ha­ber si­do la con­se­cuen­cia de la pér­di­da de con­cien­cia. Ac­tual­men­te se re­cu­pe­ra en el Hos­pi­tal Es­cue­la.

Ni el res­guar­do sa­ni­ta­rio so­li­ci­ta­do por el Go­bier­no evi­tó que si­gan su­ce­dien­do he­chos vio­len­tos.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso