Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Opinión del Lector

Opinión del Lector

Turismo electoral para argentinos en Miami

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Por Gustavo Veiga

Por Gustavo Veiga

Pasan cosas extrañas en Miami y sobre todo en campaña electoral. No es porque se vote al presidente de Estados Unidos --Donald Trump perdió en noviembre de 2020--, ni siquiera al gobernador de Florida. Se trata de los comicios nacionales del domingo en un ámbito poco usual. La comunidad argentina en la ciudad convocó a los residentes a participar de las elecciones en el hotel JW Marriott. Queda en 1109 Brickell Avenida, 5º Piso. “Al lado del Consulado”, aclararon. Hace pocos días, en el Facebook de esa sede diplomática se leía la información ampliada: “Argentinos en Florida. Vote y disfrute en Miami. Especial para el 13/14 de noviembre en el mismo lugar de la votación. Hotel Marriot, oferta única gentileza de su gerencia. No pierda la oportunidad de pasear, disfrutar de una buena gastronomía, y además cumplir con nuestro país, votando. Para reservar entre en este link”.

El posteo fue eliminado por el consulado pero continúa casi calcado en un sitio donde los residentes comparten las experiencias de la comunidad en el sur del Estado de Florida. Una fuente en off con conocimiento del tema le explicó a Página/12: “El consulado es chico en espacio. Consecuentemente, el pedido que fue en agosto durante la gestión de Felipe Solá, se debió a las medidas sanitarias para que los votantes tuvieran los espacios necesarios por el covid y de este modo evitar las aglomeraciones de gente”. Como fuere, la medida llama la atención cuando no se pertenece al mundo diplomático y a la organización de los comicios en el exterior.

En Madrid se vota en el Colegio Mayor Argentino ubicado en la calle Martín Fierro 3. En Barcelona en el Claustro del Seminario Conciliar de Diputació 231. En otras ciudades las urnas se abren en las sedes consulares, como en Lisboa.

España tiene la principal colonia de connacionales en el exterior. En EE.UU. está la segunda (son 95.311 los empadronados) y Miami es por lejos la urbe con más residentes. En los comicios de 2019 la cantidad de votantes marcó un récord. Hubo más de 6.600 y el 93% eligió a la fórmula Macri-Pichetto. En todo el estado de Florida había unos 80 mil argentinos a marzo de aquel año según el cónsul Leandro Fernández Suárez. Semejantes guarismos tienen su explicación. La diáspora que salió por Ezeiza hacia Estados Unidos aumentó entre 2000 y 2017 un 158%, según el PewResearch Center, un thin ktank que hace investigaciones estadísticas.

La Capital del Sol --así la promocionaron siempre-- es la segunda ciudad más cara de EE.UU. en materia de vivienda, solo por detrás de Nueva York. El empresario top del mercado inmobiliario es un argentino. Jorge Pérez nació en 1950, es hijo de cubanos, se crio en La Lucila y en la Florida se hizo multimillonario. Le dicen el Donald Trump latino. Es amigo del magnate y expresidente. También apoyó a Mauricio Macri antes de que llegara a la Casa Rosada. Cuando hizo escala en la jefatura de Gobierno porteño.

Su fortuna estimada en 1.700 millones de dólares empalidece a las de otros connacionales radicados en Miami, pero que igual viven de manera desahogada. En esa comunidad hay un núcleo duro, mayoritario, al que se le escalda la piel cuando siente hablar del peronismo. Nada hay más alejado para ellos de su American Dream.

Es sencillo saber a quién o quiénes votarán cuando hay elecciones en su país de nacimiento. Saturan las redes sociales con su prédica antiperonista y caen en una pretendida sobrerrepresentación virtual de la derecha que gusta inflar globos amarillos. Síntesis borgeana: no los une el amor, sino el espanto por el kirchnerismo.

El cónsul Fernández Suárez conoce muy bien a sus referentes. Cuando Juntos por el Cambio --como ahora el oficialismo-- se propuso revertir el resultado de las PASO en 2019, hubo un encuentro en Miami del que participaron por zoom el excanciller Jorge Faurie, el economista y actual candidato a diputado en CABA Martín Tetaz y el funcionario consular. Fue para dialogar con el grupo de residentes que lidera el empresario Norberto Spángaro. Uno los más activos. Ejecutivo de NHS Associates, proviene del mundo de las finanzas. Integró la Asociación de Bancos Argentinos (ABA) entre 1976 y 1980. Preside una asociación de connacionales en el Florida Golf Club, el reducto social de los residentes más pudientes en el sur del estado.

En aquella reunión “desde varios televisores y una pantalla gigante, el canciller Faurie arengó a los convocados al evento felicitándolos por la iniciativa”, publicó el Semanario Argentino que se edita en Miami. El medio lo dirige un exvecino de Avellaneda, Oscar Posedente, instalado en la ciudad desde 2001. Este personaje que ejerce el periodismo desde un programa radial y aquella revista, suele acometer con furia contra el gobierno de Alberto Fernández, su vice Cristina Kirchner y todo lo que huela a liturgia justicialista. “La genética del peronismo es el patoterismo”, dice. “Si hoy estuviera Macri en el gobierno estos hijos de mil... estarían constantemente atacándalo”, agrega.

Reparte tantos palos que ni los artistas que sospecha oficialistas se salvan: “Yo no soy Fito Páez que le da asco Argentina”. Ni tampoco el papa Francisco, sobre el que escribió el 1° de julio de este año: “En otra bajada de línea comunista, fogonea para que su rebaño peronista fortalezca la imagen negativa de los empresarios. Deben producir riqueza al servicio de todos”.

Lejos de estas derivas episcopales, los encargados del hotel niegan la oferta del Marriott para pasar la noche del 13 previa a los comicios y a un precio promocional. Pero si se ingresa por el link del hotel publicado en esta nota la tarifa con todos los impuestos incluidos llega a 236 dólares la habitación con una cama king. Si se reservara con el precio estándar asciende a 375 dólares. El beneficio especial para argentinos sería un anzuelo infrecuente para incentivar la participación electoral.

Todo es posible en Miami. La Meca de la oposición en el exilio dorado. Casi 700 mil argentinos visitan el estado de Florida cada año. Por eso las propuestas turísticas continúan. Primero fue noticia que los viajeros pudieran vacunarse en sus playas. Ahora los residentes tienen la chance de votar en el JW Marriotty y pasar una noche en el hotel. Podrán gozar de la buena gastronomía en su restorán al aire libre y de cualquiera de sus 296 habitaciones. Es “el destino de moda de Miami”, como se ofrece en la página oficial de la cadena.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso