Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Opinión del Lector

Opinión del Lector

Llego el día de liberación. Perdona

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Tona Galvaliz

Tona Galvaliz

“Perdonar es sanar, reconforta el corazón”

El acto de perdonar no es un sentimiento, sino que es una decisión; como aquella que seguramente alguna vez tomaste por tu propio bienestar, por ejemplo – “A partir de ahora comienzo una vida con hábitos y rutinas más saludables y nutritivas.”

El perdón es la decisión de poner punto final a una deuda de dolor, a una culpa, a un enojo originado en al pasado y que ocasionan eterno sufrimiento en el presente, envenenando nuestra memoria y robándonos la alegría, la paz.

¿Quiénes necesitan ser perdonados, a quienes debemos liberar de esa prisión interior por cómo sucedieron los hechos que encarcelan en un constante malestar? Puede que nuestro rehén seamos nosotros mismos, o que el malhechor sean otras personas con esas circunstancias que causaron una importante y profunda huella de dolor.

Elegir sanar, dejar atrás el pasado, para trascenderte, hoy está en tus manos, decidir qué vas hacer con eso que sucedió y que sigue doliendo.

Sabías que para que el metal sea noble y fuerte debe pasar por un proceso de purificación, sometiéndose a un fuego intenso que quema y transforma, allí el mismo se limpia de todo tipo de impurezas; lo mismo sucede con nosotros cuando nos damos permiso para sanar, debemos pasar procesos intensos de limpiezas, de dejar ir, de agradecer y re significaciones.

Cuando aceptamos las cosas como sucedieron, “con sus a pesar de”, y con nuevos ojos y con una nueva mirada podemos encontrar lo bueno de lo malo, lo perfecto de lo imperfecto, lo lindo de do feo, lo que suma de lo que resta, es a partir de allí cuando nuestra actitud comienza a cambiar y la vida comienza a acercar cosas positivas.

Es a partir de allí que comenzamos a dar pasos diferentes, confiando y creyendo que lo que sucede conviene, que todo tiene una buena razón, que cada cosa tiene su tiempo bajo el sol, que nada es para siempre y que todo pasa y que todo llega, que somos merecedores de una vida de abundancia, prosperidad, superación, alegría.

Por eso ya no es útil estar aferrado a esas experiencias, vivencias dolorosas del ayer presentes hoy, ya lloraste o las hablaste demasiado, déjalas atrás, despójate de ellas, encuéntrales el sentido.

Nos hacemos fuertes, crecemos y fortalecemos como personas, atravesando y superando adversidades, el hecho de quedar atrapados, resintiendo una y otra vez por lo vivido nos roba la vida que tenemos por delante.

¿Pensaste alguna vez que llego tu momento de darle la bienvenida a algo mejor y que todo lo que necesitas se te está acercando? Y ¿Cómo podrías darte cuenta o registrar esto, si tus ojos están empañados de tanto llorar, lamentar y tu foco está en el pasado?

Lidérate y reescribe tu historia. DINAMICA

1-Te invito a tomar una hoja de papel en blanco y dividir por la mitad de manera vertical.

2-En el margen izquierdo, enumera, escribe y menciona a modo de oración, uno a uno, esa situación y vivencia que te causó ese dolor puntual que hoy necesita perdón; ponle título, nombre y apellido.

3- Con cada dolor enumerado, haz un viaje con cada uno de ellos, no dejes afuera ninguna experiencia. Conecta y viaja a ese momento, revívelo y siente fenomenológicamente, quédate allí por unos instantes, respira profundamente, intenta identificar cada uno de los detalles del suceso, deja que tus emociones se expresen, no las reprimas, mira, reconoce, siente.

4- El margen derecho es el momento de decisiones, empoderamiento y libertad interior; tu tarea consiste en que puedas descubrir en cada oración escrita enumerada, en esos hechos de sufrimiento, “EL APRENDIZAJE de VALOR, alguna virtud, talento, habilidad, que te dejo esa vivencia; esto representarían los trofeos conquistados con sus huellas y marcas, pero que al mirarlos de frente y sentirlos ya no dolerán, porque en el proceso talvez haz encatrado la riqueza y enseñanza de ellos.


5-Por ejemplo, si una de tus oraciones fue que te han engañado, traicionado la confianza, o te han mentido, comprueba si tu aprendizaje de valor o habilidad adquirida en medio del -a pesar de-, convertirte en una persona precavida, prudente, circunspecta, verificando o validando la veracidad de lo dicho por otros.

De modo que cuando cambiamos la manera de mirar las cosas, las cosas cambian de manera, y donde antes dolía, podemos mirar o recordar, sin dolor y con aceptación, porque hemos podido hallar la bendición en la aparente maldición.

La vida es ahora. Camina mirando para adelante y no para atrás, porque te perderás posibilidades de felicidad y abundancia.

Te mando un beso inmenso TG.
Biodecodificación – Coaching Sistémico – Counselor -LogoTerapeuta- Análisis Existencial-Programación Neuro Lingüística PNL- Speaker.
Instagram @Tona Galvaliz. LinkedIn / fb / YouTube: María Antonia Galvaliz
https://noticiasquintaesencia.com/

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso