Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Opinión del Lector

Opinión del Lector

En la Selección deben jugar los que juegan

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Daniel Guiñazú

Daniel Guiñazú

Una práctica de fútbol, otra de pelota parada y listo, a la cancha. Con ese limitado bagaje de ensayos, la Selección Argentina arrancará pasado mañana jueves ante Ecuador su periplo rumbo al Mundial de Qatar 2022. El problema es común a casi todas los seleccionados sudamericanos que recién mañana podrán integrar a los jugadores que se desempeñan fuera de sus fronteras. Inalcanzables han quedado los tiempos en que los técnicos armaban sus planteles quince días (o un mes incluso) antes del compromiso y tenían espacio para probar, mirar y sacar conclusiones. La apretada agenda del fútbol mundial y los intereses de los poderosos equipos europeos han impuesto su lógica. Las relaciones de fuerza entre ellos y las asociaciones nacionales y continentales son cada vez más desparejas.

Convertido, como sus colegas, primero en seleccionador y recién después en entrenador, en este contexto Lionel Scaloni debería ir directo al grano y no perder energías en alquimias futboleras. No es momento de pruebas de laboratorio, de rebuscamientos tácticos o de discursos complicados sino de algo muy sencillo: saber elegir a los que mejor estén en cada momento. Sin rigideces ni esquematismos. Y darles una marco de referencia sobre la base de un par de ideas simples. Más que nunca, la Selección será en estas Eliminatorias una película cuyos protagonistas, más allá de cierto elenco estable, irán cambiando de llamado en llamado.



Más allá de sus lógicas predilecciones particulares, Scaloni no tendría que descuidar la actualidad de los jugadores y sobre todo, la continuidad en sus equipos. En ese sentido, resultaría un buen indicio que Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Lucas Ocampos y Alejandro "Papu" Gómez estén en la formación inicial. Deberían aprovecharse sus muy buenos momentos. Tal vez para la convocatoria de noviembre, la situación sea diferente. Y los titulares de hoy pasen a ser los suplentes de mañana. Pero siempre deben jugar los que juegan.


Scaloni parece razonar en esa dirección. Acaso por eso, Juan Foyth perdió su puesto como lateral derecho por su inactividad en Tottenham Hotspur que tratará de revertir ahora en el Villarreal de España. Y Giovani Lo Celso, también con poca acción en los Spurs, dejó de ser prioritario. Sería un error armar la Selección a partir de los nombres propios (por mejores que puedan ser) sin considerar los momentos de cada jugador. Hay un sólo imprescindible en este asunto y se llama Lionel Messi. El resto debería entrar y salir sin hacer demasiado ruido. Las Eliminatorias son largas y suelen ser crueles cuando los caprichos se imponen a la hora de decidir.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso