Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $117,75 / Venta $123,75
Dólar Blue: Compra $201,00 / Venta $204,00
Dólar CCL: Compra $208,96 / Venta $210,62

Opinión del Lector

Opinión del Lector

El Valor de Actitud

Tona Galvaliz

Tona Galvaliz

Representa una cuestión de “actitud” que, ante cada situación no podemos permitir que el sufrimiento nos rebase y que sea más que nosotros; y eso depende exclusivamente, de cada uno, porque nadie puede vivir por mí, nadie puede sufrir por mí y nadie puede elegir por mí.

“Soy el único responsable de mi vida”

Para superar las condiciones de “sufrimiento, de culpa y de muerte”, necesitamos hacer uso del don maravilloso que todos tenemos y que es justo lo que nos humaniza: la libertad de elegir nuestra actitud.


Ante la muerte: Sí hacemos conciencia de que no somos eternos, entonces nos apuramos a actuar mejor; la muerte le da pleno sentido a la existencia. Sí aceptamos que nuestro tiempo está limitado comenzamos a disfrutarlo, a emplearlo adecuadamente.


Ante la culpa: De nada me sirve sentirme culpable sí no tomo decisiones. La culpa nos invita a la acción responsable. Me equivoqué, decidí mal y ahora siento culpa; pero puedo repararla, puedo pedir perdón y empezar de nuevo, puedo aprender una nueva manera de no hacer las cosas.

Cuando actuamos en correspondencia con nuestros sentimientos y valores no sentimos culpa, sentimos culpa cuando actuamos sin reflexionar, sin pensar, sin tener claras las prioridades de nuestra vida.

Muchas veces nos instalamos en la culpa en lugar de ejercer acciones responsables, debemos hacer lo mejor que podamos para reparar el daño, aprender la lección y seguir adelante.
Ante el sufrimiento: El sufrimiento nos ubica, nos acomoda, nos enseña las prioridades, y sí lo admitimos nos hace ser mejores personas; yo puedo decidir seguir sufriendo o parar el sufrimiento, yo puedo elegir hasta donde permito que el dolor sea más grande que yo; yo puedo elegir transformar ese sufrimiento en algo mejor: CRECER ¿Cómo? tomando decisiones desde el alma, desde el corazón. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudarme a sufrir menos? ¿Qué puedo aprender de este dolor?, ¿Puedo crecer?
Para la logoterapia -uno de mis abordajes terapéuticos-; escuela de psicoterapia vienesa fundada por el Dr. Víctor Frankl; existen tres categorías de valores: el valor de creación, el de experiencia y el de actitud.
Los valores de creación comprenden el universo de lo que nosotros damos al mundo a través de nuestras acciones concretas.
Los valores de experiencia se refieren a lo que experimentamos del mundo, es decir, lo que recibimos.
Los valores de actitud son considerados superiores a los otros dos, se refieren a cuando no estamos en condiciones de dar ni de recibir; el valor de actitud consiste en elegir libremente la actitud de respuesta que ejerceré ante una situación que no puedo cambiar.
Estos valores son muy importantes porque tienen la capacidad de dar sentido a nuestras vidas en situaciones límite o inevitables.
Son la expresión de nuestra capacidad espiritual; son en los que la libertad se ejerce plenamente, y además encierran un gran potencial de crecimiento.
Todos los seres humanos sufrimos en un determinado momento, todos nos equivocamos y de ahí se desprende la culpa; y todos estamos expuestos a la muerte.
De modo que estos tres tipos de valores deben activarse ante lo que la logoterapia llama “la triada trágica” que consiste en el sufrimiento, la culpa y la muerte descriptas al comienzo de esta nota.
La actitud está asociada al sentido de vida y la motivación humana, es contagiosa, e impacta en el entorno social.

Cierro con frases del Dr. Víctor Frankl

El sufrimiento cesa de serlo en el momento en el que adquiere sentido.

La muerte solo puede causar pavor a quien no sabe llenar el tiempo que le es dado para vivir.

Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.

Te pueden quitar todo, excepto la libertad de actuar como quieres.

El hombre tiene dos potenciales: ser bueno o ser malo. Lo que es depende de sus decisiones, no de sus condiciones.

El hombre se autorrealiza en la misma medida en que se compromete al cumplimiento del sentido de su vida.

Te mando un beso inmenso TG.

IG Tona Galvaliz. FB/LinkedIn. María Antonia Galvaliz. Counselor-Logoterapia-Biodecodificación- Coaching Ontológico y Sistémico- Speaker- PNL- Coaching WingWave- Escritora Columnista- Desarrollo personal y organizacional.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso