Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Opinión del Lector

Opinión del Lector

El poder del agua y la consciencia

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Tona Galvaliz

Tona Galvaliz

“El agua captura la información del medio ambiente”

¿Sabías que el agua de nuestro cuerpo, lejos de estar inanimada, está viva y responde a nuestros pensamientos y emociones?

¿Sabías que El agua guarda la memoria, guarda la información, la frecuencia y la energía de todo aquello que entra en contacto con ella?

¿Sabías que tenemos el poder de elegir y gestionar nuestros pensamientos e intenciones, para sanarnos a nosotros mismos y mejorar nuestra calidad de vida, entorno y medio ambiente?

¿Sabías que el agua, forma una geometría llamada sagrada en función de aquellos elementos que están en ella y de todo aquello que entra en contacto con ella?


El doctor en medicina alternativa Masaru Emoto (1943-2014) explica bien este descubrimiento en su libro titulado: "Los Mensajes del Agua", recomiendo buscarlo en YouTube, o leer sus aportes.


Emoto nació en Yokohama. Japón, Tokio en 1943. Graduado en relaciones internacionales por la Universidad Municipal de Yokohama (Departamento de Ciencias y Humanidades).
Graduado también como doctor en medicina alternativa en 1992 por la universidad abierta internacional de medicina alternativa de India.


Investigó “Como la mentalidad de las personas influenciaba en la curación parcial o total de las enfermedades”
Asimismo, dedicó gran parte de su tiempo a la “Investigación de distintos tipos de agua” Analizando muestras de agua de diferentes procedencias, las congela y fotografía los cristales que se forman en el proceso.

Emoto en 1994 tomó unas muestras de una fuente de agua pura en Japón, congeló unas gotas y las examinó bajo un microscopio electrónico; las fotografías mostraron hermosos hexágonos cristalinos parecidos a copos de nieve.

Tomó también agua de un río contaminado, la congeló, fotografió unas gotas y comprobó que la imagen que aparecía en ellas no era un hermoso hexágono sino una forma desestructurada, como si el agua fuera sensible al entorno donde se halla.

Su investigación continuó hasta mostrar científicamente cómo los pensamientos, las emociones, las palabras, la música, una fotografía, un escrito, dibujo influyen sobre la estructura molecular geométrica del agua de nuestro organismo.

Masaru Emoto afirma que “El pensamiento humano, las palabras, la música, las etiquetas en los envases, influyen sobre el agua y ésta cambia a mejor absolutamente.
Si el agua lo hace, nosotros que somos 80% o más % agua, deberíamos comportarnos igual”.



Según Emoto, el agua es “el alma del universo”, de que es Conciencia Líquida, de que la estructura molecular del agua registra las vibraciones de sonidos, de colores, de formas, de palabras, de emociones y de pensamientos; el agua graba las intenciones de cada uno; y se las devuelve.


Demostrar su postulado le llevo casi 25 años, y visualizar el poder sanador de los preparados homeopáticos que empleaba como terapeuta, cuya base es el agua.

Lo hizo mediante los cristales de hielo del agua, validando que el agua tiene memoria, que registra las vibraciones de cualquier sustancia disuelta en ella. Las vibraciones están en todo lo que existe: los rayos del sol, el agua, en nuestro cuerpo, sonidos, palabras. Todos los días tenemos contacto con esas vibraciones, sólo que no nos damos cuenta.

Se trata de una información profunda y vibracional que persiste y resuena: “el agua la capta y la registra, y al cristalizar se visibiliza, pudiendo contemplar y ver su geometría”

“Una vez un monje zen, me entregó un frasco con agua de un lago contaminado que no cristalizaba armónicamente, generaba un cristal deforme y feo. El monje meditó y proyectó su beatitud sobre ese frasco de agua. Cuando cristalicé una gota al microscopio, ¡oh, desplegó un cristal muy hermoso!”

La intención del monje había modificado su estructura, confiriéndole armonía. Por tanto, a escala subatómica, el agua es capaz de captar y almacenar vibraciones de emociones y pensamientos.

Emoto en un experimento tomo un frasco de agua destilada y la he expuesto a palabras insultantes, agresivas, violentas, maleducadas, groseras, malsonantes. Luego ha cristalizado muy mal, con cristales aberrantes. Y si las palabras son dulces y amorosas forma bellísimos hexagonales con despliegues fractales muy hermosos.

Al bendecir todo se carga de vibraciones elevadas, tanto el agua, los alimentos, las personas, como el efecto de la música y de las imágenes en el agua por su parte lo vivifican también.

Si tomáramos consciencia de las consecuencias que tienen nuestras emociones, intenciones, palabras, el impacto en nuestras vidas y del poder que tenemos en nuestras manos para crear y transformar; porque somos un 85% a 90% agua al igual que el planeta.

¿Qué palabras agradan más el agua? Gracias y amor.

Te mando un beso inmenso TG.
Biodecodificación – Coaching Sistémico – Counselor -LogoTerapeuta- Análisis Existencial-Programación Neuro Lingüística PNL- Speaker.
Instagram @Tona Galvaliz. LinkedIn / fb / YouTube: María Antonia Galvaliz
https://noticiasquintaesencia.com/

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso