Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Opinión del Lector

Opinión del Lector

El pez por la boca muere

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

María Cafferata

María Cafferata

Después de la confesión del expresidente sobre el destino irregular que su gobierno les dio a los 44 mil millones de dólares cedidos por el FMI, el procurador Carlos Zannini reiteró ante la jueza María Eugenia Capuchetti el pedido de que Macri sea citado a declaración indagatoria. "Sus propias manifestaciones denotan que el préstamo del Fondo fue utilizado para un destino distinto del que fue previsto por el organismo internacional", dice la presentación.

La confesión de Mauricio Macri sobre el destino de la deuda con el FMI continúa repercutiendo en las distintas instancias que investigan el proceso de endeudamiento durante el gobierno anterior. Ahora llegó el turno de la Justicia. Y es que la Procuración del Tesoro reiteró su pedido de citación a declaración indagatoria al expresidente por presunta "malversación de caudales públicos" en la causa que investiga la toma del crédito de más de 44 mil millones de dólares durante la gestión de Cambiemos. El escrito, firmado por el procurador del Tesoro, Carlos Zanini, fue presentado ante la jueza María Eugenia Capuchetti y argumenta que "los dichos del ingeniero Macri en la entrevista periodística vienen a avalar aquella premisa referida a la salida masiva de divisas". Esta es la segunda presentación que la Procuración realiza solicitando que se convoque a declarar a Macri y tiene como objetivo agilizar el avance de la causa. Unas pocas horas después del pedido de citación, Macri volvió a insistir en otro programa televisivo en que la plata del Fondo había estado destinada a pagar "los bonos que se nos vencían" y denunció al Gobierno por estar "obsesionado" con él.

A partir de las declaraciones de Macri con la CNN el domingo pasado, la Procuración del Tesoro de la Nación presentó un escrito en el que afirma que están dadas las condiciones para pedir la indagatoria del expresidente Macri en la causa que investiga las condiciones "fraudulentas" de la toma de deuda con el FMI en el 2018. La presentación ante la jueza Capuchetti fue realizada por el procurador Carlos Zanini con un escrito de 10 páginas y un pendrive que llevaba cargada la entrevista a Macri en la que admitió que "la plata del FMI la usamos para pagar a los bancos comerciales que se querían ir porque temían que vuelva el kirchnerismo". "Sus propias manifestaciones denotan que el préstamo del FMI fue utilizado para un destino distinto del que fue previsto por el organismo internacional; y que el declamante, contradictoriamente, pretende negar, aunque lo admita luego de manera expresa: la generación de activos externos de libre disponibilidad (fuga de capitales)", sostiene el documento al que tuvo acceso Página/12.

Para la Procuración del Tesoro, que es querellante en la causa, las declaraciones de Macri constituyen una prueba más de que la plata del Fondo estuvo destinada a financiar la fuga de capitales y que, por lo tanto, puede servir como herramienta para avanzar en la causa que investiga al expresidente y a su equipo económico por malversación, violación de deberes de funcionario público y defraudación de la administración pública. El objetivo es aprovechar el impacto público que tuvieron sus dichos y utilizarlos para impulsar la causa que todavía se encuentra en una primera etapa de instrucción (se inició recién a principios de año). Una de las preocupaciones de la Procuración es que el 9 de diciembre los acusados pueden pedir la prescripción de los delitos, ya que entonces se cumplirán dos años desde que dejaron de ser funcionarios y esa es la pena máxima que enfrentarían.

"El uso de los fondos prestados por el FMI para satisfacer los requerimientos de inversores especulativos que pretendían reposicionarse en dólares, y que 'se querían ir del país' (expresiones del ingeniero Macri) una vez alcanzada una exorbitante rentabilidad por las tasas de interés reconocidas a través de las operatorias de las Lebac, se corresponde con lo que el FMI advirtió como desvíos en el uso de los recursos prestados a la República", sostiene, finalmente, el documento. Y advierte que, frente a esto, los dichos de Macri "vienen a avalar aquella premisa referida a la salida masiva de divisas", por lo que "se encuentran reunidos elementos de juicio que justifican que oportunamente se cita a prestar declaración indagatoria a los imputados".

Unas horas después de la presentación del escrito, Macri volvió a pronunciarse en una entrevista sobre la deuda externa. "La fuga es una gran mentira, se han visto estadísticas de que se compraron más dólares durante el gobierno de Cristina", declaró en TN, en donde sostuvo que la plata del Fondo había estado destinada a "repagar los préstamos que se iban venciendo" para "no entrar en un default". Además de volver a insistir en que, de haber sido reelecto presidente, él hubiera arreglado "automáticamente" con el FMI, Macri denunció al Gobierno por impulsar una persecución judicial en su contra: "Tienen una obsesión, de calumnias, mentiras y denuncias de todo tipo. No creo que nadie haya sufrido este nivel de ataque", se victimizó el expresidente durante cuyo mandato se persiguió y encarceló a numerosos opositores.

La denuncia original

En marzo de este año, durante la apertura de sesiones ordinarias del Congreso, el presidente Alberto Fernández anunció que daría inicio a una "querella criminal" para investigar qué es lo que había pasado con el dinero que el FMI le otorgó al Estado argentino durante el gobierno macrista. Menos de dos semanas después, la Oficina Anticorrupción presentó una denuncia penal contra Macri y su equipo económico --desde el ex ministro de Hacienda Nicolás Dujovne hasta los tres ex presidentes del Banco Central Federico Sturzenegger, Luis Caputo y Guido Sandleris-- por los delitos de "defraudación, administración infiel agravada y malversación de caudales públicos" por los procedimientos aplicados en el acuerdo suscrito con el FMI en 2018. Con esos fondos, según sostiene la denuncia, los funcionarios macristas "ejecutaron un programa criminal destinado a generar ingentes ganancias finales en dólares a personas físicas y jurídicas, las que fueron solventadas mediante el endeudamiento externo contraído por el Estado Nacional".

La OA, además de precisar todas las normas que el gobierno de Macri había violado a la hora de solicitar el préstamo, denunció que el proceso de toma de crédito había sido "espurio", debido a que las autoridades no habían optado "por ninguna otra medida que evitara la sobredemanda de dólares", y que la única razón por la cual el Fondo se había rehusado a cortar el chorro de financiamiento, a pesar de comprobar que el dinero estaba siendo destinado a la fuga, "no era otra que ayudar a la reelección presidencial del por entonces Presidente de la Nación, Mauricio Macri". Esto último fue reconocido por el mismo Macri en la entrevista de la CNN, en la que aseguró que Donald Trump "se portó muy bien" y "colaboró muchísimo" con su gobierno.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso