Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Opinión del Lector

Opinión del Lector

¿Cansado de la vida?

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

“Cada vez que llovió paro y salió el sol”

Son muchas las maneras de manifestar el cansarse de vivir en un mundo incierto sin un panorama claro. Abrumados por un ritmo tenso, vertiginoso colmado de peligros reales o imaginarios, sin poder vislumbrar un horizonte que brinde seguridad.

Agotados, demandados de entregar esfuerzos superiores a las propias fuerzas, tratando de mantenerse por sobre la línea de flotación, percibiendo que nada es suficiente, que todo es poco, sintiendo quedar a la deriva, o conducirnos a la nada misma, envueltos por una mezcla de sensaciones y sentimientos vividos en soledad, por ejemplo:

ü Vivir con la sensación de que las circunstancias te llevan por delante, la de no hacer pie o de perder el equilibrio.

ü Sensación de hartazgo, desesperanza, abandonar la creencia y confianza de que existe una salida, llevando a la persona al derrumbamiento de ilusiones y del proyecto personal, de su mundo.

ü La sensación de que nunca se termina la lucha contra enemigos invisibles o visibles, acrecentado por informaciones muchas sin sentido, ni coherencia y otras aparentemente contradictorias confundiendo, sostenidas por medidas y protocolos complicados.

ü Impotencia ante la imposibilidad de poder proyectar, hacer planes a corto o mediano plazo, ejercer nuestra libertad de elegir, sin dejar de sentir que posiblemente estamos cruzando alguna línea roja prohibida desconocida o cometimos alguna infracción. Escenarios y contextos que producen, tristeza, desencanto, desánimo; derribando todo tipo de motivaciones envolviéndolas de un tono gris robándote el entusiasmo.

Bajo estas condiciones, la impresión resultante es la de estar herido, roto por dentro, con el alma quemada, repercutiendo negativamente en el estado de ánimo y actitud positiva, vulnerando la salud y estabilidad mental, física y espiritual.

Sabemos que para salir adelante en la vida y hacer que las cosas sucedan hay que poner cabeza, corazón y garras, y sobre todo sentir que la vida vale la pena vivirla.
¿Pero qué pasa cuando las circunstancias son desfavorables? ¿Cómo conservar el deseo de apostar elegir vivir en tiempos como el que nos toca vivir hoy?

Es innegable que son tiempos difíciles para muchos más que para otros, habiendo quienes se sienten forzados a poner más energía y atención, sostener un extra por quien sabe hasta cuándo, ocasionando un cansancio existencial profundo, estrés y tensión emocional.

¿Cuál es el peligro de esto?: Perder de vista el sentido de vida; que los objetivos propios se desdibujen, no saber qué hacer con la vida, o rendirse y cansarse de vivir.

Quien tiene una “razón para vivir”, acabara encontrando el “como” Víctor Frankl

¿Que hacer para recuperar el gusto por vivir?: Encontrar el Sentido y Una Nueva Mirada

1. Replantéate la vida

Intenta descubrir lo que sinceramente te motiva, lo que enciende tu corazón, te hace feliz.

Descubre tu misión, tu para que levantarte de la cama todos los días: que es lo que le da sentido a tu existir y enciende el deseo de apostar vivir, haciendo que tu vida tenga colores, sea más liviana, te haga sonreír, respirar hondo y profundo.

2. Pon en orden tu vida

Ordena tus cosas, tu mente, dale claridad a tus ideas.

Quita la gravedad y peso de los problemas y las adversidades.

Focalízate en objetivos medibles, cortos y concretos, preferentemente diarios, semanales, anuales; escríbelos en una agenda, y chequea periódicamente su cumplimiento.

Enumera tus deseos y preferencias, jerarquizándolos en tus prioridades de realización.

Conecta con tus ilusiones y tus sueños, especifícalos y detalla pasos o acciones sencillas y posibles para alcanzarlos.

Define los valores que te identifican, menciona seis, ejercítalos y defiéndelos. No los negocies.

3. Voluntad firme

¿Si no eres vos quien y si no es ahora cuando? Hazte cargo de tu vida, no la dejes en manos, decisiones de otros. Pon toda tu determinación en responsabilizarte de ti mismo. Lo que no hagas por vos, nadie lo hará.

Comprométete con la vida que quieres llevar, acciona ve por ello. Usa, ejercita tu voluntad, tu libre albedrio, no mercantilices tu libertad. Todo pasa, todo llega.


“Vive como si fueras a morir mañana, aprende como si fueras a vivir siempre”. Gandhi

Te mando un beso inmenso, TG.

Instagram: @Tona Galvaliz/ LinkedIn/ fb/ YouTube: María Antonia Galvaliz

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso