Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Opinión del Lector

Opinión del Lector

Año de San José

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Valentín Abelenda Carrillo

Valentín Abelenda Carrillo

Todos los hombres somos hijos de Dios y, por lo tanto, todos tenemos como Padre a nuestro Padre Dios. El motivo es muy sencillo. Es que Él no desea ser para nosotros un mero Creador, que ya es bastante. Quiere ser mucho más, un Padre.

Pero, además, todos tenemos en este mundo un padre. Pues Jesucristo, Dios hecho Hombre, también quiso tener uno y ese padre es San José.

Es verdad que, a diferencia de nuestros padres, José no engendró a Jesús. Pero, igual que a nosotros, su padre, José, le enseñó a Jesús a dar sus primeros pasos, a pronunciar sus primeras palabras, a sonreír, a llorar, a gesticular, a comer, a jugar, a estudiar, a realizar tareas domésticas y ayudar en casa, a pasarlo bien con los parientes y amigos, a trabajar y a descansar.

José le enseñó a Jesús a vivir las virtudes y de modo particular a amar a su Madre, María, y a todos.

José le enseñó a Jesús a ser fuerte en la adversidad, en el sufrimiento y en el dolor.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso