Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Nacionales

Nacionales

Una persona sin escrúpulos

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Ayer por la tarde Jorge Horacio Brito, uno de los banqueros más poderosos de Argentina, murió junto a su piloto cuando el helicóptero en el que viajaban hacia Buenos Aires cayó en un lago artificial en el Parque Nacional Los Cardones en Salta. Al mediodía había almorzado en la estancia de Gustavo Sáenz, el gobernador de la provincia. Brito era principal accionista de la firma de ganadería intensiva Inversora Juramento S.A. instalada en el sur de Salta que fue denunciada por talar más de 700 hectáreas de bosques nacionales además de producir contaminación a gran escala. Por Manuela Wilhelm (ANRed)

Brito empezó su carrera como agente de bolsa en los inicios de la última dictadura militar civil y eclesiástica cuando fundó junto a su cuñado Delfín Jorge Ezequiel Carballo la compañía financiera Hamburgo. Fue en plena dictadura cuando también Brito adquiere el Banco Macro, firma que presidió hasta hoy.

Ayer viernes Jorge Brito almorzó en la estancia del gobernador salteño, Gustavo Sáenz y luego condujo su helicóptero rumbo a Buenos Aires. Según se investiga el banquero habría chocado contra unos cables de una tirolesa lo que produjo la caída fatal a la altura de Embalse de Cabra Corral.

El vínculo de Jorge Brito con la provincia de Salta comenzó formalmente en 1996 cuando Juan Carlos Romero, gobernador de Salta por tres períodos consecutivos desde 1995 al 2007, le entregó al Banco Macro el Banco estatal salteño por la irrisoria suma de 60 mil dólares. Ese mismo año Brito y Carballo también compraron el banco estatal de Misiones. Luego, en 1998, el Banco de Jujuy y en 1999 los bancos Mayo.

Entre 2003 y 2016 Jorge Brito ocupó la presidencia de Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (Adeba).

Un año después Brito renunció a su puesto de Dierector del Banco Macro tras demostrarse que estaba involucrado en distintas causas de corrupción y lavado de dinero.

En 2018, la Inversora Juramento S.A. fue denunciada penalmente por la ONG internacional GreenPeace al detectar mediante vuelos e imágenes satelitales que la firma taló más de 700 hectáreas de bosques protegidos por leyes nacionales en las fincas Jumealito, Pozo del Breal y Pozo de la Pichana.

Jorge Brito era el principal accionista de dicha firma radicada en 1992 en el sur de Salta para instalar el prime Feedlot en el NOA y uno de los más importantes del país. La empresa de ganadería intensiva fue denunciada por producir contaminación, así como el gobierno provincial fue acusado de no requerirle a la empresa controles ambientales siendo una mega producción que se extiende en 90.000 hectáreas. Según publicó Cuarto Poder, Natalia Godoy, hija del presidente de la Cámara de Diputados salteña -Santiago Godoy- es la Directora de la firma.

Ante la denuncia de Greenpeace, Jorge Brito había dicho a la prensa “se está evaluando el proyecto de remediación ambiental, el cual demandará el monitoreo de aproximadamente 15 años, un tiempo en el que se estima podrá regenerarse los bosques”. Mientras, el desmonte avanza y las comunidades ndígenas wichí, Tapieté (Tapy’y), Chorote (Iyojwaja), Chulupí (Niwaklé), Tobas (Kom’lek), y guaraníes luchan para sobrevivir en medio del abandono estatal, la falta de agua potable, de comida.

“¿Qué es robar un banco comparado con fundarlo?” preguntó el personaje ¨Mack el Navaja¨ de ¨La ópera de los tres centavos¨, obra teatral de Bertolt Brecht. Desde que comenzó a debatirse públicamente el proyecto de Ley de aporte extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia, parte de quienes serían afectados sentaron su postura en contra. Jorge Brito fue uno de los principales. En una de las últimas entrevistas, el ex banquero dijo a Infobae que el proyecto de Máximo Kirchner que esta semana obtuvo media sanción en Diputados era un error del gobierno ya que generará “rebelión fiscal como nunca se ha visto, desaliento de la inversión y éxodo de personas y empresas”.

“Castigar a los emprendedores es castigar a aquellos que tienen que poner esos fondos para la salida de esta tragedia. Si castigamos al que emprende, le estamos quitando los fondos necesarios para iniciar la recuperación y por lo tanto lo empobreceremos o bien se irá del país”, había dicho. Además, avertía que el proyecto se focalizará “en los 9.900 argentinos para los que pagarlo tendrá una significación mucho más importante y que son los que desaparecerán con sus medianas empresas o bien se irán del país”.

A su vez, en la entrevista publicada el 16 de noviembre Brito expresó disgusto por las “tasas confiscatorias” y apuntó contra la administradora de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. “Dice que aumentará los impuestos, el gobierno además agrega un impuesto a las grandes fortunas y después quiere hacer crecer la construcción generando un blanqueo. ¿Qué tonto va a querer blanquear dinero en Argentina? Realmente, ¿hay alguien en el gobierno que tenga una estrategia en materia impositiva?”. Según el último ranking de Forbes, el patrimonio del banquero ascendía en 2019 a 360 millones de dólares.

El fallecimiento de uno de los banqueros más poderosos del país tuvo repercusión en las redes sociales donde políticos y empresarios expresaron sus condolencias.

Jorge Horacio Brito
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso