Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Nacionales

Nacionales

Tras venia de Alberto al toque sanitario, gobernadores ya admiten segunda ola

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

La suba de casos lleva a los mandatarios a afirmar que se adelantó el rebrote que se dio en Europa y Estados Unidos. Nación completa envíos de 300 mil Sputnik esta semana. Alivio en provincias por guiño del presidente al sugerir restricciones.


El aumento de casos en todo el país dispara líneas de acción que van en paralelo. Así, mientras Alberto Fernández propuso a los gobernadores aplicar el toque sanitario que ya rige en Chaco, La Pampa o la capital formoseña con límites a la circulación nocturna, los mandatarios se preparan para enfrentar dos palabras que ya no esquivan: segunda ola.

En sintonía con la reunión entre el presidente y los gobernadores, Nación comenzó a enviar las dosis restantes de la primera tanda de 300 mil Sputnik V que habían llegado desde Rusia en la víspera de Navidad. En las provincias, cada vez más distritos comienzan a cortar la circulación por la noche, y agradecen por lo bajo a Alberto Fernández por centralizar la recomendación del “toque de queda” a pedido de los mandatarios, quienes no querían absorber todo el costo político de la decisión, como mencionó este medio en su edición de hoy. Así, ahora, podrán oprimir el botón rojo ante desbordes y eludir el malhumor social.

En la previa al encuentro virtual Nación – provincias, la secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti precisó que “en los grandes aglomerados urbanos, donde se puede presentar una segunda ola, se han repartido unas 146.250 dosis” y confirmó que hasta ayer “el sistema informatizado del Ministerio de Salud registró 52.195 dosis aplicadas”. “Estamos trabajando fuertemente con las jurisdicciones, y tras una reunión en la que se analizó la situación con los jefes de programa de inmunizaciones de todas las provincias, se acordó distribuir 153.450 dosis restantes en más de 30 puntos de las 24 jurisdicciones con un sistema de seguimiento en tiempo real y monitoreo junto a personal de seguridad, por lo que llegarán esta semana”, afirmó. Así, ayer se repetían postales que la semana pasada, con menos contagios, eran acaso más felices: las conservadoras blancas con las vacunas rusas arribando a los distritos, que esta semana tendrán a disposición la totalidad de las dosis que les corresponden de esta primera tanda.

Ahora, ni en el Gobierno ni en las provincias gambetean hablar de “segunda ola”, ni se refieren exclusivamente a la suba de casos como un rebrote por los encuentros de Navidad y Fin de Año. La marea que vive Europa y que en el país se esperaba para después de la temporada de verano, está a la vuelta de la esquina.

El bonaerense Axel Kicillof ya lo había mencionado, al hablar de un “inicio adelantado de una segunda ola”, al advertir que existe un “crecimiento preocupante” de contagios, con la mirada puesta en el conurbano y especialmente en los municipios costeros, que se vieron desbordados de turistas, y con imágenes que dejaron en claro que hay poco respeto por los protocolos, en especial entre los jóvenes.

Ayer reforzó el mensaje su jefe de Gabinete, Carlos Bianco. “El mensaje a la población es muy claro: volver o no a una fase de aislamiento mayor depende de nuestros comportamientos, cuidados y cumplimiento de protocolos” para evitar contagios de coronavirus, dijo el funcionario de Kicillof.
Asimismo, en Tucumán, Juan Manzur afirmó que está llegando la segunda ola. “La pandemia ha afectado a todo el mundo en una primera ola y ahora en Europa y Estados Unidos hay un segundo rebrote muy importante, y esto en materia de salud todos sabemos que no hay fronteras ni límites. Esto está llegando a Argentina y los vemos en Tucumán. Paulatinamente han comenzado a aumentar los casos y esto tiene que ver con que la sociedad se ha relajado”, dijo el mandatario peronista.

También el radical mendocino Rodolfo Suarez inauguró obras en el Hospital Central que le permitirá a la provincia “estar más preparada en caso de una segunda ola”. Con ese fin, el mandatario cuyano espera sumar 34 camas en Unidad de Terapia Intensiva. Además, se espera que puedan destinarse, en un futuro, para la atención de pacientes de terapia intermedia. La inversión alcanza los $145 millones.

“La pandemia no ha terminado”, sostuvo Suarez al afirmar que estas obras forman parte de la estrategia sanitaria que “nos permitirá estar más preparados, en caso de una segunda ola”. En este sentido, recordó que en otros lugares del mundo “ya está sucediendo. Es muy probable que también la vivamos aquí”.

Lo cierto es que en algunas provincias comenzaron a restringir: además de la propia Buenos Aires, también hubo marcha atrás en Chaco, La Pampa, Corrientes, Santa Fe, Santiago del Estero, Formosa, Chubut o Misiones. Y, en este sentido, mantienen un alerta extremo las provincias con puntos importantes de turismo nacional, que debieron reforzar su capacidad sanitaria y ahora van por controles a las medidas de seguridad.

Eso no solo se da en la Costa Atlántica. Como se informó en este diario, hay alarmas, por ejemplo, en la Patagonia, donde este rebrote ya no se da en las mismas localidades que en el pico invernal del virus, sino que se trasladó a zonas de turismo, como Bariloche y El Bolsón en Río Negro, San Martín de los Andes y Villa La Angostura en Neuquén, o Trelew y Lago Puelo en Chubut.

Por lo pronto, ahora la pelota queda del lado de los gobernadores, que ya tienen la venia que pedían de Fernández para bajar la palanca si la pandemia sigue escalando.

PANDEMIA Coronavirus
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso