Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Nacionales

Nacionales

Kicillof: "La pandemia no pasó"

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

"Estamos en un momento muy delicado porque el virus se sigue expandiendo y nos agarra debilitados. Y es la peor situación porque aún estando cansado no tenemos que aflojar. Por eso, hoy quiero agradecerles a todos y todas los que en estos momentos se siguen cuidando como el primer día", comenzó reconociendo Kicillof.


"En el Conurbano la situación sigue igual", afirmó el gobernador, quien adelantó que “el único cambio será habilitar dos tipos de actividad en la construcción: obras pequeñas con transporte propio dentro de las localidad, con no más de 15 trabajadores en simultáneo. También se habilitarán obras de mayor envergadura en las que haya peligros de derrumbe por el paso del tiempo”.

"No me gusta llamar a esto una meseta ni decir que es un éxito que los casos no suban. Esto sería algo así como un altiplano. Parece estar al mismo nivel, pero está a cuatro mil metros de altura. Dada la gravedad de la situación, nosotros no creemos que la situación nos permita flexibilizar. Lo haremos cuando los casos bajen, como lo hemos hecho en los municipios del interior, donde la situación realmente lo permitió."

"Estamos en un momento muy delicado porque el virus se sigue expandiendo y nos agarra debilitados. Y es la peor situación porque aún estando cansado no tenemos que aflojar. Por eso, hoy quiero agradecerles a todos y todas los que en estos momentos se siguen cuidando como el primer día", comenzó reconociendo Kicillof.

"Cuando uno analiza las medidas que se están tomando, en muchos lugares del mundo, están decidiendo volver a restricciones muy duras", agregó el gobernador bonaerense, quien agregó que "ya llevamos seis meses desde que llegó a nuestro país el coronavirus y aunque resulte muy difícil de aceptar, la verdad es que la pandemia no pasó y no se venció al coronavirus en ningún lado. En estos días tuvimos los peores números de casos tanto en la Argentina como en el mundo entero".

Más adelante aclaró que "las medidas que tomaremos en la provincia en la próxima etapa fueron acordadas ayer con el Presidente y el jefe de gobierno porteño porque, como dijimos desde el inicio, el AMBA es una zona única en materia sanitaria".

"Debido al sacrificio inmenso de la población nuestro sistema de salud sigue resistiendo. Eso significa que le podemos asegurar camas de internación a todos y todas las bonaerenses. Hace seis meses, esto parecía imposible (...) cuando veíamos desbordes en España e Italia, que son sociedades más ricas. Muchos pronosticaban un colapso seguro. De momento, podemos decir que nadie se ha quedado sin atención médica que es su derecho tener", agregó el funcionario.

El gobernador destacó la inversión de la provincia durante la pandemia y detalló la compra de 19 millones de kits sanitarios, 13 millones de barbijos y la inversión de más de 22 mil millones de pesos en el sistema de salud. Además de 12 mil test PCR y 119 mil llamados para testear y rastrear casos. "Siempre digo números porque tengo tantos números, que puedo elegir", agregó Kicillof, quien recordó que con 3300 tratamientos con plasma de pacientes recuperados “hemos sido pioneros en la provincia".

A pesar de la deuda y la escasez de recursos “pudimos hacer en Buenos Aires la mayor inversión de la que la provincia tenga memoria", celebró el gobernador: "Lo que no podemos hacer es aflojar ahora. Sé que es difícil, pero les pido que sigamos cuidándonos entre todos".

En otro tramo de su exposición, el funcionario recordó que hace dos meses atrás, un 5% de los casos eran del interior pero hoy ya representan el 20% de los contagios en la provincia: “La enfermedad se ha expandido como una mancha de aceite", advirtió, y agregó que “en los 35 municipios del Conurbano, donde todavía estamos en condición de aislamiento, se ha observado una relativa estabilidad de los casos, incluso una leve baja. De 5 mil casos promedio, estamos en 4750 casos”. “Una leve baja a niveles inmensamente altos”, aclaró antes de repetir que “la situación es grave".

"En el interior de la provincia tenemos diversidad de situaciones. Todos los lunes continuaremos comentando qué municipios avanzan y cómo. Siempre en diálogo con los municipios y siempre de acuerdo al sistema de fases que venimos aplicando", agregó.

Por último, Kicillof aseguró que “dada la gravedad de la situación, nosotros no creamos que la situación sea flexibilizar. Lo haremos cuando los casos bajen, como lo hemos hecho en los municipios del interior, donde la situación realmente lo permitió."

"Falta menos –continuó el funcionario-. En algún momento de los próximos meses nos podremos empezar a vacunar y estar inmunes al virus. Los aliento a no bajar los brazos, a no abandonar o dejarse abandonar por el desánimo. A seguir cuidándonos y a seguir cuidando a los demás", concluyó.

Respecto de los festejos del 21 de septiembre, el gobernador exhortó a los jóvenes a tener cuidado, “a no incurrir en descuidos”. “Hoy todos conocemos a alguien cercano que contrajo la enfermedad y, muchos de ellos, declaran no haberse descuidado. Pero un pequeño descuido puede terminar en una tragedia”, advirtió.

En cuanto a la eventual reanudación de las clases al aire libre, tal como lo adelantó la Ciudad de Buenos Aires, el gobernador aclaró que la provincia de Buenos Aires no tiene 6 mil estudiantes con problemas de conectividad y que hayan perdido el vínculo con la escuela, “nosotros tenemos una población mucho más grandes, somos el 40% de la población del país, y hemos hechos esfuerzos desde el principio para que nadie pierda su conectividad. Quien no puede acceder a través de la computadora, accede a la educación a través de cuadernillos”.

“Entendemos –agregó- que, a pesar de todos los esfuerzos, nada reemplaza la presencia de la escuela. Pero hemos decidido que nadie corra ningún riesgo. Si durante los años anteriores se hubiesen repartido las computadoras del plan Conectar Igualdad, hoy no habría tanta falta”.

Ante la consulta acerca de los reclamos del sector gastronómico y los incumplimientos "tácitos" de bares y restaurantes en varios municipios del Conurbano, el gobernador reconoció que "como toda norma general, uno sabe que puede haber incumplimientos”. “Nuestra situación epidemiológica, sanitaria, social y económica en el Gran Buenos Aires es difícil de comparar con la Ciudad de Buenos Aires", reconoció. "Tenemos seis veces más de habitantes, más kilómetros cuadrados, problemas de accesibilidad", recordó.

"Hoy tenemos una frágil estabilidad en los casos, si nos cuidamos y consolidamos esta situación, vamos a tener condiciones distintas para mayores flexibilizaciones", adelantó por último.

BUENOS AIRES AXEL KICILLOF CUARENTENA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso