Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Nacionales

Nacionales

En un masivo acto, el campo le pidió a Fernández: “No destruya por favor”

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

En el marco de un multisectorial y multitudinario acto en esta ciudad por el 9 de julio que contó con la presencia, según los organizadores, de 65.000 personas, el campo le pidió al presidente Alberto Fernández, que entre otras medidas impuso un cepo a la exportación de carne vacuna, que “no destruya por favor”. Además, alertó que el sector sabe qué hacer para que “no nos pasen por arriba”.

Ante una colorida movilización a la altura del kilómetro 228 de la ruta 9, que contó incluso desde ayer con la llegada de productores de distintos lugares del país, la presencia de los Gauchos de Güemes y oradores que se refirieron a otros temas de actualidad, como las restricciones a la presencialidad en las escuelas, las actividades gastronómicas y de comercio en general, los dirigentes de la Mesa de Enlace dieron un fuerte mensaje al Gobierno.


“La Mesa de Enlace tiene muy claro dónde tiene que ir y los objetivos a cumplir para que no nos pasen por arriba. No estamos dispuestos a que este Gobierno tire el país por la ventana”, alertó Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), una de las entidades de la Mesa de Enlace en medio de la multitud que presenció el acto impulsado por productores autoconvocados y otros sectores económicos. Chemes indicó que se debe tener lucidez para saber “con quién se está tratando y con quién se está confrontando”.


La convocatoria superó las expectativas de los organizadores, que informaron la presencia de 65.000 personas. Desde temprano, con la consigna de que sea una “verdadera jornada federal, por la producción, el trabajo y la educación”, en la ruta 9 se formaron largas filas de camionetas y autos embanderados.

No solo fue una movilización del campo, hubo sectores productivos cuya actividad estuvieron perjudicadas en los últimos tiempos: gastronómicos, industriales, empresas de turismo y de transporte, comerciantes, educadores que llegaron de más de 200 localidades de todo el país.

En este sentido, Chemes señaló que el campo fue al encuentro a mostrar a la opinión pública “lo que está pasando con el sector agropecuario, la realidad que está viviendo el campo”.

“Apoyaremos todo lo necesario para crecer pero también estaremos firmes para evitar lo que sea negativo para nuestras vidas. Todos los días nos levantamos siendo un poco más pobres y esto ocurre por la inoperancia de los gobiernos y de sus decisiones”, enfatizó.

Para los productores agropecuarios, en un año y medio de mandato ya son varias las embestidas del Gobierno actual con el sector. Por ejemplo, suba de retenciones a la soja, intento de expropiación de la cerealera Vicentin, cierre de las exportaciones de maíz, luego reabiertas, y ahora el cepo a las ventas al exterior de carne vacuna. Este último conflicto pareciera ser la gota que colmó el vaso.

“El campo necesita que se lo deje producir en paz. Durante un año y medio, han estado, casi sistemáticamente, anunciando para generar conflicto, un clima de pelea y de lucha contra el campo. No tengo duda que la ideología pesa mucho en estas decisiones”, añadió el presidente de CRA.

En este contexto, Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), aseguró que el sector agropecuario no es un enemigo sino un aliado. “Pero no a los gobiernos de turno sino al país. No entendemos qué nos están haciendo”, dijo y agregó que fue la decisión inconsulta del Gobierno en el cierre de las exportaciones de carne vacuna lo que hizo enojar mucho a los productores: “No nos dejemos llevar por delante. Defendamos al sector que apuesta al país. Nunca dejemos de defender nuestros derechos”.

En coincidencia, Elbio Laucirica, presidente interino de Coninagro, reiteró que el cierre de las exportaciones de carne perjudica a toda la cadena productiva: “Perdemos todos, los productores, los transportistas, los consignatarios y la industria”.

Por su parte, Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), pidió a todos los políticos que se animen a gobernar. “Gobiernen para el pueblo, hágannos salir de la pobreza, no utilicen nuestras divisas para someter al pueblo en la pobreza y que les sirva en las urnas. Eso no es lo que queremos para la Argentina”, manifestó.

Asimismo, remarcó: “Nosotros no nos arrodillamos cuando vamos a hablar con un gobernante. Respetamos la institucionalidad pero nunca vamos a entregar la dignidad de los productores ni de nadie”.

Describió la realidad que viven los pequeños agricultores y productores. “Desaparecen, están saliendo del circuito 5000 productores por año y eso no es lo que queremos para nuestra Argentina. Queremos un desarrollo equitativo en todo el país, que sea federal”, detalló.

En la jornada desfilaron cerca de 25 Gauchos de Güemes, que viajaron más de 1200 kilómetros desde Salta y de otras agrupaciones tradicionalistas gauchas. La asamblea fue bendecida por el vicario Javier Fortunato y se entonó el Himno Nacional donde se escuchó eufóricos a los manifestantes. “Oh juremos con Gloria morir”.

En un tono conciliador, Pino le dejó un mensaje al Presidente: “Va a ser difícil seguir con una relación con un sector tan potente como el nuestro si no nos llama a dialogar, que es la única manera que vamos a conseguir que la Argentina salga adelante. Presidente ayude a construir, no destruya por favor”, resaltó.

Laucirica se refirió también a la reciente media sanción de la nueva ley de biocombustibles en Diputados, que baja de 10 a 5% el uso de biodiésel de soja en el gasoil: “Vamos a contramano de donde va el mundo”.

El presidente interino de Coninagro expresó que la sociedad no debe olvidar que se está en tiempos de elecciones. “Tenemos una oportunidad, pronto hay que votar y ahí está la participación ciudadana para decidir, por nuestro futuro, por los trabajadores y por toda la gente”, dijo.

Finalmente, el presidente de CRA reiteró que, si alguien ha sido solidario con este país, ha sido el campo y que la pobreza no es el problema sino la consecuencia de las políticas que se están llevando adelante: “Es un Gobierno mentiroso porque no asume los errores que comete y, a través de esa mentira, termina siempre echándole la culpa al campo de sus errores y sus equivocaciones políticas”.

9J
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso