Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Nacionales

Nacionales

El sistema sanitario está en máxima tensión pero también hay señales positivas

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Sin dejar de remarcar que la región está sacudida por el alto nivel de contagios del comienzo de la segunda ola, Daniel Gollan y Fernán Quiros dieron números que indican que podría haber un respiro. Los datos que hablarían de una posible desaceleración de los casos.


El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) comenzó a mostrar los primeros indicios positivos de las restricciones aplicadas hace casi dos semanas para enfrentar el avance de la segunda ola de coronavirus. Así lo reconocieron los responsables de salud de ambos distritos, el bonaerense Daniel Gollan y el porteño Fernán Quirós, quienes hablaron de una relativa estabilización de la curva de contagios en medio de la grave situación sanitaria que aún atraviesa la región.

La curva de contagios en la Capital Federal se "ha estabilizado o ha disminuido un poco", reconoció Quirós. "Pareciera ser que nos están dando resultados las medidas” anunciadas el 7 de abril último por el presidente Alberto Fernández, destacó Gollan.

De aquel mensaje con nuevas restricciones a la circulación social enumeradas por el jefe de Estado, por entonces con coronarivus en curso, ya pasaron 12 días. Es decir que, tal como lo explican los epidemiólogos, estamos en el período de entre 10 y 14 días en que los resultados comienzan a asomar.

Si bien la realidad epidemiológica del AMBA sigue siendo sacudida por los altos índices de contagio producto también de la aparición de las variantes británica y de Manaos, que tiene un altísimo nivel de transmisión, los números indican que podría haber un respiro.

En la provincia, "viene bajando"

"En los últimos tres días" la demanda de testeos por la presencia de síntomas y las consultas al número telefónico 148 “viene bajando”, lo cual podría ser una señal de una desaceleración de los casos, admitió.

Entre el 12 y el 16 de abril pasado, la cantidad total de nuevos casos en el territorio bonaerense fue de 57.297, con un promedio que ronda los 11 mil infectados por día. En ese mismo período, hubo 232.599 personas vacunadas en todo el territorio. Esto también colabora con el incipiente amesetamiento de la curva de contagios producto de las restricciones a la circulación.

"Pareciera ser que nos están dando resultados las medidas. Tratemos de cumplirlas a rajatabla para lograr el objetivo de bajar la cantidad de casos y que esto luego empiece a impactar en el uso de las camas", destacó el ministro bonaerense.

El nuevo frente de lucha contra la segunda ola se está dando en una franja etaria más baja. De acuerdo con los datos provinciales, las internaciones en menores de 18 años crecieron 53 por ciento en abril respecto de febrero. En ese mismo período se incrementó 56 por ciento en personas de 18 a 39 años; 52 por ciento, de 40 a 59 años; 44 por ciento, de 60 a 69 años; 27 por ciento, de 70 a 79 años; y 26 por ciento de 80 años en adelante.

"Ya hemos superado el pico máximo de ocupación de camas del año pasado. Seguimos agregando camas. En el Área Metropolitana de Buenos Aires tenemos 73 por ciento de ocupación de camas. Hay hospitales que a la mañana tienen disponibilidad y a la tarde ya no tienen", alertó Golán.

En Capital hay "un cambio de tendencia"

La Ciudad de Buenos Aires, en tanto, parece haberse acostumbrado a los 3 mil casos diarios. Una cifra que la ubica entre las ciudades con mayor nivel de contagios por cada 100 mil habitantes.

No obstante, durante su conferencia matutina de este martes, Quirós detalló que en el promedio de 2700 casos diarios de la última semana hubo "cinco días con una estabilización de 150 casos menos por día".

"Se ve claramente (que la cifra de contagios) se ha estabilizado o ha disminuido un poco”, lo cual habla de “un cambio de tendencia que de alguna manera nos da energía", resaltó el ministro.

Quirós, que se sumó a la lista de funcionarios porteños que rechazó el nuevo incremento de restricciones impulsados por el gobierno nacional, con cierre temporal de la presencialidad escolar, admitió que los números actuales son producto de los cierres anunciados por Alberto Fernández y que entraron en vigencia el 9 de abril.

Esas medidas incluyeron recortes en el horario de apertura y cierre de comercios y bares, algo que fue largamente resistido por la administración de Horacio Rodríguez Larreta.

Así y todo, la evaluación de Quiros no tuvo más remedio que ser positiva o al menos esperanzadora: "Después de esa semana tan intensiva de los días posteriores a Semana Santa, la semana siguiente el número de casos ha cambiado la patente de aumento que venía trayendo", insistió.

La situación en Capital Federal sigue siendo grave. El índice de ocupación de camas en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en el sector privado es del 95 por ciento, virtualmente colapsado. Y en el sector público, esa cifra es del 68 por ciento; es decir que siete de cada diez camas están con pacientes infectados.

Eufemismo más, eufemismo menos, Quirós dijo al respecto que en los últimos días el promedio de ocupación que aparece en las cifras oficiales "es siempre inferior a lo que ocurre en las terapias más visibles", por ser estos los más buscados para internaciones.

"Veníamos con las terapias bastante completas, atendiendo pacientes que venían con otras problemáticas", dijo y admitió que la ciudad tiene una "curva de casos tremendamente acelerada".

En lo que respecta a las vacunaciones, el distrito que gobierna Juntos por el Cambio sigue teniendo números bajos. El porcentaje de población de riesgo inmunizada con al menos una dosis es del 42,21 por ciento y, por ello, el ministro anunció el comienzo de la convocatoria a personas mayores de 65 años.

"Abrimos la inscripción de 65 y más años a partir de hoy" gracias a la llegada el domingo de una nueva partida de la vacuna Sputnik V, dijo y pidió a los vecinos "estar atentos" a los turnos.

Gollán advirtió que en todo el AMBA "hay un crecimiento muy importante en la cantidad de casos y se destaca la velocidad" en la que se multiplican los contagios, debido a las variantes extranjeras. Por eso insistió con extremar los cuidados para darle el tiempo a la campaña de vacunación y a las dosis para que generen anticuerpos.

AMBA BUENOS AIRES
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso