Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Nacionales

Nacionales

Ángel Pato Cabrera fue condenado a dos años de cárcel por violencia de género

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Su ex lo había denunciado por golpes y amenazas. Ahora deberá afrontar otra causa, donde fue acusado por otras dos mujeres.


La Justicia cordobesa dio su veredicto en el caso contra el golfista Ángel Leopoldo “Pato” Cabrera (51), acusado de violencia de género. Este miércoles fue condenado a dos años de prisión efectiva y quedó detenido.

El fallo contra el golfista, que había permanecido seis meses prófugo, fue dictaminado por la Cámara 2° del Crimen, a cargo de la jueza Mónica Traballini.

La fiscal Laura Battistelli, en su alegato, había pedido la pena de 2 años de prisión efectiva para Cabrera, quien estuvo presente en la sala de audiencias durante las cuatro jornadas que duró el juicio.

Battistelli también solicitó que, por las agresiones a su ex pareja Cecilia Torres Mana, una policía de 37 años, Cabrera sea sometido a tratamiento psicológico y para superar su adicción al alcohol.

"La Cámara acogió los argumentos de la fiscalía sobre la necesidad de que los tratamientos sean intramuros, ya que los tratamientos que recibió estando en libertad no surgieron efectos", señaló a TN la fiscal tras el fallo.

"La pena es reinserción. Hay dos cosas que sobresalen en este fallo. Ha hecho lugar a que las lesiones se califiquen por la violencia de género. Y en base a eso ha considerado que aunque se trate de una pena que no excede los tres años sea cumplida de forma efectiva. La parte de violencia de género fue la que pesó", señaló Battistelli, aunque explicó que espera conocer los fundamentos del fallo.

Cabrera había llegado a juicio acusado por dos hechos, ocurridos entre 2016 y 2018, de violencia de género doblemente calificada por el vínculo y por violencia de género, además de otro de hurto, por el robo del teléfono de su ex.

Para cada jornada del juicio, Cabrera fue trasladado desde el penal de Bouwer, donde cumple una prisión preventiva después de estar prófugo de la justicia y preso en Brasil.

Mientras tanto, el abogado de la querella, Carlos Nayi, había solicitado 2 años y 4 meses de prisión, más un tratamiento interdisciplinario sobre violencia de género y violencia sexual, según publicó La Voz del Interior.

Amenazas

Cecilia Torres Mana es policía y denunció a Cabrera en tres oportunidades. Relató golpes, hostigamiento, amenazas verbales y maltratos de todo tipo.
Durante la jornada de juicio del 2 de julio se vieron los videos de las cámaras de seguridad de la casa del golfista, como también otros filmados por la víctima, para probar los hechos y graficar la violencia.

"Yo soy el 'Pato' Cabrera, vos no sos nadie", "Si me denunciás, vas a terminar en el cementerio" y "Me denunciaste, ahora esperá el vuelto" son algunas de las frases que se escucharon en la sala de audiencias cuando se reprodujeron los videos difundidos por Torres Mana.

En uno de los videos se oyeron los insultos, gritos y golpes de Cabrera, que interceptó a la víctima en su auto, cuando se iba de su casa. Durante esa escena, el golfista la increpaba por cómo estaba vestida y hacia donde se dirigía.

"Cabrera pensó que su carrera era un salvoconducto para evitar lo que podía pasar en la Justicia", aseguró Nayi a Clarín, antes del veredicto.

Además, acusó a Cabrera de usar sus vínculos con el ex presidente Mauricio Macri para asustar a sus víctimas por sus "influencias" y "acceso al poder". Es que Cecilia Torres Mana no es la única denunciante de Cabrera.

Prisión preventiva

En el marco de otras dos denuncias, antes de que se conozca el fallo contra Cabrera y "temiendo que le concedieran la libertad", según pudo saber Clarín de fuentes judiciales, el fiscal de Violencia Familiar, Cristian Griffi, se adelantó y solicitó la prisión preventiva para el golfista.
El pedido de preventiva lo confirmó a Clarín el abogado de otra de las otras dos denunciantes, Federico Pizzicardi Bordoy, y en el marco de otras dos causas en las que el golfista fue acusado por lesiones y amenazas.




Las denunciantes son Micaela Escudero y Silvia Rivadero. El fiscal pidió la preventiva para el golfista por la "desobediencia reiterada durante los hechos que actualmente están en juicio", detalló Pizzicardi Bordoy.

Después del juicio por violencia de género contra Torres Mana, el ganador del US Open 2007 y el Masters de Augusta 2009 deberá enfrentar un segundo juicio, casi por los mismos delitos, pero producto de las denuncias de Micaela Escudero, con quien mantuvo un vínculo desde 2014 a 2017.

Escudero también lo denunció por amenazas, lesiones leves y coacción. Hizo tres presentaciones en la Justicia de Córdoba hasta que, cansada de los maltratos, se mudó a Buenos Aires, pero el cambio de jurisdicción no modificó las agresiones y tuvo que volver a denunciarlo en la Justicia Nacional.

Esa causa aún no avanzó pero le entregaron un botón antipánico como protección.

La tercera denuncia fue realizada por Rivadero, madre de su hijo, quien lo acusó de amenazarla.

JUSTICIA CONDENA CORDOBA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso