Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Mujeres

Mujeres

¿Sexo después del parto? La difícil "tarea" de reencontrarse con el deseo

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Reanudar la actividad sexual después de tener un bebé no es responsabilidad de uno solo sino una exploración conjunta de la pareja. Es un período de adaptación, a veces conflictivo, que requiere de charlas y mucha contención. Te contamos cómo atravesar este periodo sin presiones.


Después del parto, muchas mujeres tienen la fantasía de que jamás podrán retomar la vida sexual, sobre todo si dieron a luz por vía vaginal.


El puerperio, los cambios y los temores que se producen con la llegada del bebé atentan contra el deseo.

Cuando el médico autoriza a reanudar la vida sexual activa, muchas parejas se encuentran con que uno de ellos o ambos no se conectan con el deseo sexual, al menos no de la misma manera que antes del embarazo”

Amalia Brícoli

Es que el alta médica se refiere a la aptitud física para mantener relaciones sexuales, no a las ganas de hacerlo. Por eso es común que el reencuentro se vea dificultado por distintos factores.

Cambios que afectan la sexualidad

Entre los cambios que afectan la sexualidad de la pareja podemos mencionar los siguientes:

Para la mujer:

  • sensación de haber perdido intimidad y libertad con la llegada del bebé
  • Transformación del cuerpo, que ya no es el que era antes ni durante el embarazo y exige un tiempo de adaptación
  • Conflicto entre el rol de mujer y el de madre
  • relación simbiótica madre-hijo, que debe ir cediendo para dar lugar al hombre
  • Incomodidad física por inflamación vaginal, lactancia, cansancio, etcétera

Para el hombre:

  • Temor de dañar a su mujer
  • Considerar que su mujer es una figura excesivamente maternal cuyo cuerpo pertenece al bebé, en particular durante la lactancia
  • Dar prioridad a la exigencia económica y laboral en su función de padre

Retomar el sexo con mucho diálogo antes

Todos estos sentimientos son absolutamente normales, y necesitan canalizarse a través de charlas en la pareja y en caso de ser necesario con ayuda profesional.


Para facilitar el reencuentro, es importante no acceder a tener relaciones solamente por suponer que el otro lo desea.

Hay que tener presente que las divergencias ocurren y hablar de ellas, ya que la conversación fluida evita que se conviertan en un problema.


También es bueno brindarse momentos de juegos amorosos. Caricias, besos y abrazos darán la oportunidad de reencontrarse con el propio cuerpo y el del otro hasta que los dos estén preparados para la unión íntima y el regreso a la vida sexual activa.

Pero hay algo que es muy importante para la pareja: no despedirse de la seducción. Recuerden la primera vez que se encontraron como pareja y se atrajeron como hombre y mujer: luchen para volver a ese juego

SEXUALIDAD PAREJA
Volver atrás

Los comentarios de este artículo se encuentran deshabilitados.

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso