Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Mujeres

Mujeres

Máscara de miel súper fácil para hacer en casa

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

No es necesario recurrir siempre a productos carísimos para lograr que nuestra piel luzca tersa y sana, existen ingredientes naturales con los que se pueden confeccionar máscaras ultra hidratantes.


La miel es un producto con innumerables propiedades. Contiene ácidos orgánicos, agua, aminoácidos, azúcares, enzimas, levaduras, minerales, oligoelementos, polen, propóleo, proteínas, sustancias antibióticas, sustancias aromáticas y vitaminas.


Muchas personas la consumen, con leche, para combatir el insomnio y con té cuando sienten molestias en la garganta y resfrio. Pero también es sumamente útil para aliviar ciertas dolencias como la gastritis, la gastroenteritis y el dolor de estómago.

Máscara de miel y leche para pieles sensibles

Lo que no todos saben es que la miel también es ideal para preparar máscaras caseras y nutrir la piel de nuestro rostro después del invierno. ¿Cómo preparar esta máscara? Muy simple:

Ingredientes:

-1/4 taza de leche
-1/4 taza de miel.

Procedimiento:

Colocar la miel en una olla a fuego mediano hasta que se derrita. Agregar la leche y dejar que todo se caliente y una bien, hay que usar una cucharada de madera para revolver bien la preparación. por unos minutos. Quitar la olla del fuego y cuando se haya enfriado lo suficiente, aplicar la mezcla en la cara y el cuello. Dejar actuar por unos 15 minutos y después enjuagar con agua tibia. Podés preparar la cantidad que quieras y guardarla en la heladera por una semana.


A la hora de elegir la mejor miel, es importante observar su apariencia: el contenido del recipiente de miel debe ser totalmente homogéneo y no presentar un aspecto líquido en la parte superior y sólido en la inferior: esto evidencia una mezcla de mieles, una miel dañada o demasiado húmeda. Conservar siempre la miel lejos de la luz y el calor. El envase más seguro es el de vidrio antes que las que vienen en recipientes de plástico.


-Es mejor evitar la miel esponjosa o espumosa; no se trata de miel de mala calidad, pero indica que está fermentando y no es del todo apropiada para el consumo humano.


-El color de la miel puede oscilar entre el amarillo pálido y el amarillo intenso, entre un color ámbar claro y el castaño acaramelado muy oscuro; tené en consideración que cuanto más oscura es, más abunda en minerales.

Un dato clave

Es importante recordar que no se debe suministrar miel a niños menores de un año, ya que puede haber riesgo de contraer botulismo. Tampoco es aconsejable durante el embarazo y el período de lactancia.

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso