Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $184,25 / Venta $192,25
Dólar Blue: Compra $383,00 / Venta $387,00
Dólar CCL: Compra $353,83 / Venta $372,47

Hoy en Corrientes

Mín - / Máx -
Humedad -
Presión-
Mar

/

Mié

/

Jue

/

Vie

/

Sáb

/

Dom

/

Locales

Locales

Monseñor Canecín llamó a recuperar la centralidad de la palabra de Dios

El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramon Canecin, presidió la celebración eucarística por el Domingo de la Palabra de Dios en la Iglesia catedral Nuestra Señora del Rosario. Planteó tres aspectos señalando: “Jesucristo es luz que disipa la oscuridad”, la “cercanía de Dios se traduce en conversión” y la gracia de “responder como los primeros discípulos, porque cada bautizado estamos llamados a ser anunciadores de la Palabra del Señor”.
“Al llegar la plenitud de los tiempos Dios nos habló por aquel que es su Palabra, Dios no tiene otro como su hijo unigénito, eterno por el Padre. Dios se dijo en aquel que es la Palabra y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” expresó el obispo durante su homilía..
Remarcó que “todo lo que Dios tenia por decir al género humano lo dijo de una vez y para siempre en Jesucristo, la Palabra hecha carne” y recordó luego las palabras de San Juan de la Cruz: “En la Palabra hecha carne Dios se agoto”.
“Dios no tiene otra Palabra para dirigirse al género humano, por eso, si buscamos revelaciones auditivas o atraves de imágenes, en el fondo denota una gran ignorancia. Desde que Dios nos hablo en Jesús, toda nuestra mirada y corazón tiene que estar centrado en Jesucristo: verdadero Dios y verdadero hombre” planteo.
Llamó a recuperar la "centralidad de la Palabra de Dios, en nuestra vida personal, en las familias y en la comunidad. Que cada uno de nosotros podamos entronizar la Palabra en nuestra propia casa, el libro más santo de todos los libros”.
“Que importante es en este Domingo, pedir a Dios que nos regale la gracia de re descubrir la importancia y el valor de la Palabra de Dios en nuestras vidas” afirmó el diocesano.
“Jesús es la luz que viene de parte de Dios y tiene el poder de disipar la oscuridad de la mente del corazón de las familias, de la Iglesia y de toda la realidad que podamos tener. Cuanta oscuridad experimentamos todos y, esa oscuridad tiene un causante que es el padre de las tinieblas, mientras que Jesús es la luz que vence la oscuridad” subrayo monseñor Canecin.
Alentó a que los fieles se planteen: “¿cuales son aquellas oscuridades personales, conyugales, familiares o ministeriales, que necesitan ser iluminadas por Jesús?”.
Remarcó en esa línea que “Jesús vino a revelar la luz sobre Dios y sobre el ser humano. Jesucristo es la luz de la verdad sobre la historia, reveló cual es el sentido de la existencia de la humanidad, él revela con la luz que es él y que él trae el sentido más profundo de la historia”.
Más adelante señaló: “en nuestra patria necesitamos la luz para superar la grieta que divide, necesitamos la luz para reconocernos hermanos y hermanas, necesitamos la luz para buscar el bien común” por eso aconsejo “desde ahora vayamos buscando luz y discernimiento en este año electoral, no esperemos a última hora para pensar, informarnos y discernir para emitir con responsabilidad cívica en su momento el voto que tenemos dar, por eso necesitamos la luz, porque a veces caminamos en las tinieblas”.
En segundo lugar se refirió a las palabras de Jesús: “el Reino de los cielos está cerca, conviértanse” y en ese sentido dijo “cuando se acerca la luz, tomamos conciencia de cómo estamos y de ahí surge la necesidad de limpiar el corazón y la mente, surge la necesidad de la conversión”.
“La conversión es la respuesta a la cercanía del Reino de Dios. El reino es Jesucristo, su vida, sus palabras y sus obras, en él acontece el reino. Jesucristo es el reino que se acerca a cada uno de nosotros, cuando más cerca está, Él es el que motiva la conversión, que es un don que tenemos que pedir y es una tarea que abarca toda la vida en la cual tenemos que empeñarnos”.
En tercer lugar planteó: “El Señor necesita anunciadores del Reino” por eso es que "llama a los primeros discípulos. Con una sola palabra ´siganme´ dejaron todo y lo siguieron. Esa es la cercanía del reino, cuando experimentamos la cercanía como les pasó a los primeros discípulos, allí brota el cambio” señalo.
“La Biblia es el libro mas santo de todos los libros” y reitero su llamado a”entronizar el libro de la Palabra y alimentarnos de ella cotidianamente” porque dice la escritura “El hombre no vive solo de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.
“Toda la Palabra que salió de la boca de Dios fue compilada y esta registrada en la Sagrada Escritura, por eso, nosotros como familia cristiana tenemos que tener un gran amor, gran valoración a la Palabra de Dios” dijo el obispo.
“Que importante es tener hambre y sed de la Palabra de Dios, esta palabra que es la segunda persona de la trinidad hecha carne. Jesucristo es la Palabra de Dios, que nosotros destacamos y aclamamos” concluyó.
Al finalizar la celebración eucarística, el Obispo bendijo las Biblias y Nuevos Testamentos que presentaron los feligreses y luego se realizó una hora santa comunitaria con la exposición del Santísimo Sacramento.-

GOYA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso