Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Locales

Drama y desesperación de vecinos del Barrio Pirayuí ante el abandono municipal tras la tormenta

Toda el agua que pasa por debajo del Puente Blanco desagotó en un sector de la barriada, durante y después del temporal de este lunes 30/10. Hay familias desesperadas porque tienen niños con discapacidad y necesitan atención médica, pero no pueden salir, están aislados. Desde hace más de seis años no hay ningún tipo de gestión municipal ni del gobierno provincial. También hay una zona donde la energía eléctrica y agua potable por red, no llegan a los habitantes.

Drama y desesperación viven un grupo de vecinos del Barrio Pirayuí que están aislados desde la madrugada de este lunes 30 de octubre, cuando se desató una fuerte tormenta sobre la ciudad de Corrientes.

Las cunetas y desagües están totalmente anegadas producto de que “desde hace más de seis años no tenemos ningún tipo de obra municipal ni del gobierno de la provincia. Nos habían prometido limpiar los desagües y ripio, pero no hicieron nada”, contó un vecino.

Con la precipitación de este lunes 30/10 toda el agua caída y que fluye por debajo del Puente Blanco, fue a parar a las cunetas del barrio lo que anegó todo. Acumuló agua y más barro, es imposible transitar toda la zona. “Los remises no entran y hay una señora con nueve chicos a su cargo. De los cuales una nena de tres años tiene leucemia y ante el primer síntoma de fiebre que tiene, hay que llevarla al Hospital Pediátrico para que la mediquen”, relató otra vecina.

“No hay visitas ni de funcionarios municipales ni del gobierno de la provincia. No hay zanjeo, ni cuneteo. Todo el desagüe del Puente Blanco cae acá en el barrio. El estado está totalmente ausente y estamos cansados de vivir así, abandonados”, repuso otro vecino que clamaba por ayuda.

A este dramático panorama se suma la falta de servicios esenciales. Las redes de energía eléctrica y agua potable no llegan a una determinada zona de la barriada: “Entonces tenemos que colgarnos en el caso de la luz. Y con el agua tenemos que poner de nosotros los caños y hacer conexiones”, explicaron.

Hay temor y desesperación porque las condiciones climáticas no mejorarán en lo inmediato.

Dejá tu opinión sobre este tema
LOCALES CORRIENTES BARRIO PIRAYUÍ vecinos TORMENTA

Noticias destacadas

Más noticias

Te puede interesar

Newsletter

Suscribase a recibir información destacada por correo electrónico

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso