Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Internacionales

Internacionales

Se desmoronó el cono del volcán Cumbre Vieja: cerraron el aeropuerto por la ceniza

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

El aeropuerto de la isla española de La Palma dejó de operar este sábado 25 de septiembre por las cenizas del volcán Cumbre Vieja, mientras las autoridades llamaban a la calma por la intensificación de la erupción, pese al desmoronamiento de una parte del cono.

El aeropuerto se "encuentra inoperativo por acumulación de ceniza", informó AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea). "Se han iniciado las tareas de limpieza, pero la situación puede cambiar en cualquier momento", añadió, aclarando que "el resto de aeropuertos" de las islas Canarias, uno de los principales destinos turísticos españoles, "están operativos".

El viernes ya se anularon los primeros vuelos a La Palma desde que el domingo comenzó la erupción del volcán, sin que hayan producido hasta ahora víctimas. Ante el cierre del aeropuerto, se formaron largas colas en el puerto de Santa Cruz de La Palma para tratar de abandonar la isla en ferry hacia las islas vecinas, principalmente Tenerife, la mejor conectada.

La paralización del aeropuerto coincidió con la apertura de nuevos focos de lava, el desmoronamiento de una parte del cono, y, en general, una intensificación de la actividad del volcán, ante la que las autoridades pidieron calma, asegurando que encaja dentro de lo normal en esta región.

"No estamos ante un volcán que tengamos que magnificar, estamos ante un volcán típico de Canarias", dijo este sábado Miguel Ángel Morcuende, director de Pevolcan (Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias).

La furia de la Tierra: una semana marcada por fuertes terremotos y volcanes en erupción

"Aunque ayer tuvimos un fenómeno de irritabilidad, es decir de aumento importante de energía de la erupción, sigue los cánones habituales", explicó. "No estamos ante un fenómeno más explosivo que los habituales de Canarias, y especialmente lo digo para tranquilidad de los palmeros", lanzó.

La dos últimas erupciones en la isla se produjeron en 1971 y en 1949, dejando en total tres muertos, dos por inhalación de gases.

El temor al desmoronamiento de una parte del cono llevó a ordenar la evacuación de otra zona de la isla, una medida que afectó a 160 personas y que eleva a más de 6.200 el número de habitantes que han tenido que abandonar sus hogares.

Finalmente, una pequeña parte del cono se hundió, pero ello "no ha tenido mayor incidencia, salvo una colada de lava más fluida", explicó Marcuende. Este fenómeno "no es una cosa extraña", añadió. "En las erupciones de tipo estromboliano lo que se genera es un cráter que a lo mejor luego no soporta su propio peso" y las deflagraciones provocan "una ruptura del cono".

Según el sistema europeo de mediciones geoespaciales Copernicus, la colada de lava ocupa una superficie de 190 hectáreas y destruyó 420 construcciones. Ante la proliferación de ceniza, las autoridades sanitarias canarias recomendaron mantenerse dentro de casa.

España: las impactantes fotos de la erupción del Volcán Cumbre Vieja que arrasó con 320 edificios

"Tras una lluvia de cenizas se recomienda mantenerse a cubierto en el interior de la vivienda, con puertas y ventanas cerradas", aseguró la consejería de Sanidad canaria, una recomendación particularmente importante para "menores, embarazadas, ancianos y personas con enfermedad pulmonar o cardiaca".

"Quienes deban permanecer en una zona de exposición a las cenizas, deben hacer uso de mascarilla FPP2, gafas de protección y cubrir la piel con camisa de manga larga, pantalón y gorra", añadió la consejería.

ESPAÑA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso