Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Internacionales

Internacionales

Myanmar: seis muertos en la jornada más sangrienta de la dictadura

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Desde que el Ejército sacó los tanques a las calles y retomó el poder, las protestas pacíficas que reclaman la vuelta del Gobierno civil y la liberación de sus dirigentes se multiplican en todo el territorio, en paralelo a una represión militar cada vez más fuerte y desenfrenada.

Las masivas protestas prodemocracia y la represión de la dictadura instaurada con el golpe de Estado del 1 de febrero marcaron este domingo un nuevo récord sangriento en Myanmar, con al menos seis manifestantes muertos y varios heridos en diferentes ciudades del país.

Desde que el Ejército sacó los tanques a las calles y retomó el poder, apenas diez años después de haber iniciado una tímida transición democrática, las protestas pacíficas que reclaman la vuelta del Gobierno civil y la liberación de sus dirigentes se multiplican en todo el territorio, en paralelo a una represión militar cada vez más fuerte y desenfrenada.

Tres hombres murieron por disparos de arma de fuego cuando marchaban contra la dictadura en la ciudad sureña de Dawei. Según socorristas y medios citados por la agencia de noticias AFP, la represión militar culminó además con al menos 20 heridos, la mayoría por balas de goma.

"Pero puede haber muchas más víctimas porque seguimos recibiendo heridos", advirtió Pyae Zaw Hein, un socorrista voluntario de la zona.

En paralelo, socorristas de la localidad de Bago, al norte de Yangón, la capital económica del país, denunciaron otros dos muertos más a manos de las fuerzas militares, ambos jóvenes de 18 años.

La sexta víctima fatal del día falleció en Yangón y era un joven de 23 años que se manifestaba en la calle y fue acribillado, según contó un exdiputado del derrocado Gobierno civil Nyi Nyi en su página de Facebook.

Se trata por lejos de la jornada más violenta y sangrienta desde el golpe de Estado del 1 de febrero. Hasta ahora, solo se había informado de un total de cinco muertos a manos de los militares en la calle en todo el mes, mientras que el Ejército informó que un policía falleció en un enfrentamiento con manifestantes.

Las peores escenas se vieron, una vez más en Yangón.

"La policía comenzó a disparar desde que llegamos", contó a AFP Amy Kyaw, una maestra de 29 años que marchó junto con miles de personas para reclamar la vuelta del Gobierno democráticamente electo.

"No hubo mensajes de advertencia. Algunos manifestantes fueron heridos y otros se refugiaron en las casas de los vecinos del barrio", agregó.

En tanto, en Myityina, en el norte del país, las fuerzas de seguridad le dieron una paliza a un periodista, que fue arrestado, según un medio local.

"La clara escalada del recurso a la fuerza letal en varias ciudades del país es escandalosa e inaceptable y debe cesar inmediatamente", exigió Phil Robertson, subdirector de la división Asia en la ONG Human Rights Watch.

La organización local que releva la situación de los presos políticos AAPP denunció que más de 850 personas ya fueron detenidas, acusadas o hasta condenadas por participar de las protestas contra el golpe de Estado, entre ellos periodistas nacionales y extranjeros.

Esta cifra, sin embargo, ya habría quedado vieja ya que medios locales informaron sobre 479 arrestos en las protestas de ayer y es de esperar que hoy se sumen cientos más.

Hasta el momento, las principales potencias europeas han reaccionado exigiendo la vuelta al orden constitucional e imponiendo sanciones a los máximos responsables de la dictadura.

GOLPE DE ESTADO
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso