Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Internacionales

Internacionales

Catástrofe humanitaria en India: Cremaciones masivas en las calles

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

En las últimas 24 horas, el país ha tenido más del triple de casos de coronavirus que su vecina China en toda la pandemia.

En los últimos tres días, India ha reportado más de un millón de nuevos casos de Covid-19. Anteriormente, habían tenido que pasar 65 días para que el segundo país más poblado del mundo llegara a la cifra del millón de contagios.

En las últimas 24 horas, India ha tenido más del triple de casos de coronavirus que su vecina China en toda la pandemia. Desde el 15 de abril, ha estado reportando más de 200.000 infecciones todos los días. La semana pasada se registró un aumento acumulado del 89% en las muertes por Covid. Por quinta jornada consecutiva, ha establecido un récord mundial de nuevos contagios.

Día tras día, India bate sus propios récords. Este lunes se han reportado 352.991 nuevos casos, rompiendo el récord mundial que estableció el día anterior, y 2.812 muertos, su cifra diaria más alta. Desde el comienzo de la pandemia, ningún otro país había llegado a cifras diarias.

Lejos queda aquel mes de enero cuando en India celebraban que la cifra diaria estaba por debajo de los 15.000 casos y llegaron los festivales hindúes masivos sin ninguna restricción, como el de Kumbh Mela en la ciudad de Haridwar, al que acudieron 25 millones de personas.

Más lejos aún están los elogios a la gestión del primer ministro Narendra Modi, que impuso un largo y severo confinamiento en marzo de 2020 que frenó la propagación del coronavirus, aunque hundió a millones de trabajadores ambulantes que viven de lo que venden en las calles.

"India bajó la guardia. Las grandes reuniones religiosas, la reapertura de la mayoría de los lugares públicos y los mítines electorales abarrotados son los culpables del repunte. Se apoderó de una falsa sensación de normalidad y no tomamos las medidas para detener la segunda ola que está arrasando como un tsunami", explica el doctor A Fathahudeen, neumólogo que trabaja en el control de la pandemia en el estado de Kerala.

"La situación era manejable hasta hace unas semanas. La segunda ola de infecciones ha llegado como una tormenta", dijo el miércoles el primer ministro en un discurso en el que instó a los ciudadanos a permanecer en casa y no entrar en pánico. Aparentemente, a principios de febrero India parecía tener el virus bajo control. Modi, con ni siquiera el 1% de la población vacunada, declaró que el país era la "farmacia del mundo" y señaló que la vida pre pandémica podría reanudarse.

Hoy, en India se habla de una catástrofe humanitaria. El escenario es el peor posible que los expertos se temían que ocurriera dentro de la pandemia: un país con más de 1.300 millones de personas que es incapaz de tener camas libres ni tanques de oxígeno en sus hospitales.

El domingo, cuatro pacientes en el Hospital Kathuria y otros cuatro en el Hospital Virat, ambos al suroeste de Nueva Delhi, murieron cuando las instalaciones se quedaron sin oxígeno. En la capital de India, más de una cuarta parte de las personas que se sometieron a la prueba del virus el domingo dieron positivo.

Hay ciudades donde los cadáveres ya se están amontonando fuera de las morgues de los hospitales porque dentro no caben. En algunas calles de Nueva Delhi se están haciendo cremaciones masivas. Incluso en otras ciudades se están quedando sin maderas para quemar los cuerpos.

Urge la ayuda internacional. China, Estados Unidos y Reino Unido se han pronunciado estos días ofreciendo suministros para ayudar en los hospitales. Joe Biden dijo ayer que Estados Unidos estaba "decidido a ayudar a India en su momento de necesidad", poniendo a disposición de inmediato material de producción de vacunas, pruebas, ventiladores y equipo de protección.

Ahora mismo, la nación asiática representa el 40% de las nuevas infecciones de coronavirus reportadas en todo el mundo. Y, probablemente, sólo conocemos una parte de sus cifras reales. Distintas organizaciones, como la Asociación de Médicos del Servicio de Salud de Bengala Occidental, alertan de que las cifras sobre infecciones por Covid que está publicando el Gobierno son en realidad una subestimación.

"Una gran población sospechosa de ser positiva ciertamente se mantiene alejada de las pruebas. Creo que el número real de personas que mueren a causa de Covid es dos o tres veces mayor de lo que informa el gobierno. Y el número de infecciones podría ser hasta cinco veces superior al que informan las autoridades", cuenta en la CNN el doctor Manas Gumta, secretario general de la asociación de Bengala Occidental.

En total, el país ha informado de 17.313.163 contagios y 195.123 muertos. Lo único positivo de los datos es la alta tasa de pacientes recuperados (un 75%) y la baja tasa de mortalidad (1,13%) gracias a su población joven -con una media de 24,8 años-, que, si se compara con los contagios, es de las más bajas del mundo.

Pero la situación está descontrolada y el sistema sanitario a punto de colapsar. Hay personas contagiadas que están muriendo a diario en las puertas de los hospitales porque no reciben el soporte de oxígeno que necesitan. Los medicamentos también escasean. Sobre todo, en Nueva Delhi, cerrada desde el pasado lunes y que hoy ha extendido su bloqueo hasta el 3 de mayo. Muchos ciudadanos están haciendo cientos de kilómetros diarios para trasladar a sus familiares enfermos a hospitales de otras ciudades menos colapsados.

Coronavirus INDIA FALLECIDOS CONTAGIOS PANDEMIA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso