Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

Internacionales

Internacionales

Cámara de representantes aprobó un nuevo impeachment contra Trump tras el ataque al Capitolio

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

El presidente número 45 se convertirá en el primero en la historia del país en ser sometido dos veces a un "impeachment".


La Cámara de Representantes comenzó a debatir el miércoles para enjuiciar políticamente a Trump por su papel en un asalto a la democracia.

Una semana después de que los partidarios del presidente Donald Trump irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos, la Cámara de Representantes aprobó este miércoles enjuiciar políticamente al mandatario por su papel en un asalto a la democracia que sorprendió a la nación y dejó cinco muertos.


Apenas siete días antes de que deje el cargo y sea sustituido por Joe Biden el 20 de enero, Trump se convirtió en el primer presidente sometido dos veces a un 'impeachmnet'.


Con el apoyo de la mayoría demócrata y un puñado de legisladores republicanos, la Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos aprobó la apertura en el Senado de un segundo juicio político contra el presidente Donald Trump, acusado de incitar a la insurrección.

El texto de cuatro páginas con la acusación de juicio político se centra en las denuncias sin fundamento de Trump de fraude en las elecciones del 3 de noviembre y su discurso del 6 de enero alentando a sus partidarios a marchar al Congreso, horas antes de que estos irrumpieran en el Capitolio.

La acusación contra Trump no le saca de inmediato del cargo, sino que pone en marcha un juicio en un Senado aún bajo control republicano.

No obstante, el líder republicano del Senado de los Estados Unidos, Mitch McConnell, no volverá a convocar a la Cámara Alta antes de que finalice su receso actual el 19 de enero para considerar un juicio político al presidente Donald Trump

"Será mejor para nuestra nación si el Congreso y el Poder Ejecutivo pasan los próximos siete días completamente enfocados en facilitar una toma de posesión segura y una transferencia ordenada de poder a la administración entrante de Biden", aseguró McConnell en un comunicado.

Por lo que la confirmación de McConnell deja en principio sin posibilidades de que la iniciativa demócrata sea aprobada antes de que el presidente electo, el demócrata Joe Biden, reemplace en el cargo a Trump.

Por su parte el mandatario saliente instó a sus partidarios mediante un comunicado a no realizar nuevas manifestaciones: "A la luz de los reportes de más manifestaciones, insto a que no haya violencia, ninguna violación de la ley y ningún tipo de vandalismo".

El presidente estadounidense ya fue sometido a un 'impeachmnet', cuando la Cámara de Representantes lo acusó en diciembre de 2019 de presionar al mandatario ucraniano para que investigara por presunta corrupción a Joe Biden, actual presidente electo y quien entonces aparecía como su principal rival político. Trump fue finalmente absuelto por el Senado de mayoría republicana.

Mientras los congresistas debatían el asunto que fue aprobado con 232 votos a favor y 197 en contra, efectivos de la Guardia Nacional y de la policía estaban estacionados en torno al Capitolio para aportar seguridad.

Dentro del Capitolio, las intervenciones de los representantes han sido enérgicas. Trump es un "tirano", aseguró la demócrata Ilhan Omar. "No podemos dar la vuelta la página sin hacer nada", afirmó.

Por su parte, el líder de la mayoría en la Cámara baja, el demócrata Steny Hoyer, dijo que su partido intentará enviar el cargo para el juicio político -una vez que sea aprobado- "lo antes posible" al Senado y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, nominó a nueve gestores del juicio político para presentar el caso en el Senado.

Pelosi además exigió el miércoles que se realice el juicio político a Trump en la última semana de su presidencia, ya que es un "peligro claro y presente" para Estados Unidos por incitar a una "rebelión armada" en el Capitolio.

La poderosa legisladora demócrata durante el debate sobre un nuevo proceso contra Trump, el segundo en esta administración, lo acusó de "incitación a la insurrección" y aseveró: "Desde la elección presidencial de noviembre, una elección perdida por el presidente, (Trump) mintió repetidamente sobre el resultado" buscando sembrar dudas sobre el proceso electoral, dijo Pelosi.

La Cámara se reunió justo antes de las 9:00 hora local (1400 GMT), en la misma sala en la que los legisladores tuvieron que esconderse bajo los escaños el pasado miércoles, cuando los manifestantes se enfrentaron a la policía en los pasillos del Capitolio.

Washington está en alerta tras el asalto del 6 de enero, a falta de una semana de que concluya el mandato de Trump. Miles de efectivos de la Guardia Nacional están desplegados y pudo verse a algunos vestidos de camuflaje y con armas durmiendo dentro del Capitolio antes de la sesión.

"Estamos debatiendo esta histórica medida en la misma escena del crimen", dijo el demócrata Jim McGovern al comienzo de la sesión. "Se trató de un ataque bien organizado contra nuestro país que fue incitado por Donald Trump".

Los republicanos opuestos al juicio político argumentaron que los demócratas están yendo demasiado lejos, ya que Trump está a punto de dejar el cargo, y pidieron la creación de una comisión que estudie los eventos que rodearon al asalto.

"En vez de avanzar como una fuerza unificadora, la mayoría en la Cámara está eligiendo dividirnos más", dijo Tom Cole de Oklahoma, uno de los 139 republicanos que votó el pasado miércoles en contra de certificar los resultados de la elección presidencial del 3 de noviembre, horas después de la violencia.

Los demócratas avanzaron en el proceso después de que el vicepresidente Mike Pence rechazó un esfuerzo para persuadirlo de que invocara la 25a Enmienda de la Constitución de Estados Unidos para destituir a Trump.

Mientras aumentan los indicios de que el control de Trump sobre el Partido Republicano está comenzando a disminuir, diez republicanos de la Cámara de Representantes, incluida Liz Cheney, miembro del equipo de liderazgo de su partido, votaron a favor del segundo juicio político.

"Nunca ha habido una traición mayor por parte de un presidente de Estados Unidos a su cargo y su juramento a la Constitución", dijo Cheney, hija del exvicepresidente Dick Cheney, en un comunicado. Trump "convocó a esta turba, reunió a la turba y encendió la llama de este ataque", agregó.

Otros congresistas republicanos -Jaime Herrera Beutler, John Katko, Adam Kinzinger, Dan Newhouse, y Fred Upton- también respaldaron el juicio político. En una excepción a su procedimiento estándar, los líderes republicanos no instaron a sus miembros a votar en contra, diciendo que es un asunto de conciencia individual.

ESTADOS UNIDOS DONALD TRUMP
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso