Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

Se reinauguró la imprenta de la UNNE con nuevos equipamientos, más tecnología y el nombre de su creador Juan Aldo Moro

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Con la imposición oficial del nombre de su creador “Juan Aldo Moro”, se reinauguró la imprenta de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) tras un plan que incluyó la adquisición de nuevos equipamientos, mayor tecnología, la creación y refuncionacionalización de áreas, mejora de infraestructuras y adecuación edilicia a las actuales normas de seguridad, entre otras mejoras. Ahora, la Dirección de Impresiones de la UNNE podrá avanzar con la impresión de libros y otros formatos de publicaciones a mayor escala, con mejor calidad y en menos tiempo; atendiendo la demanda interna y de toda la región.

“Esta reinauguración la hacemos no solo valorizando la renovación tecnológica del servicio, sino también poniéndole un nombre que jerarquiza y valoriza esta dirección de imprenta", dijo la rectora Delfina Veiravé quien encabezó el acto de reinauguración de este servicio “no solo para la Universidad sino para toda la comunidad”.

“Nos llena de orgullo y honor que esta imprenta tenga un nombre propio”, agregó y destacó el valor de Juan Aldo Moro en la construcción y crecimiento de la Universidad del Sol. “Hay que dejar plasmada en la memoria institucional a los pioneros que forjaron funciones y servicios innovadores de la Universidad y que tuvieron relevancia comunitaria, como la Imprenta de la UNNE”, aseguró y recordó también la decisión de imponer el nombre del profesor Ítalo Juan Luis Metini, en el marco de los 60 años de la Biblioteca de la UNNE. “Que las generaciones venideras sepan quienes han puesto los ladrillos, las ilusiones para la construcción de esta universidad”, concluyó.

“Fue un plan integral y un trabajo intenso para llegar a esta meta. Estoy seguro que vamos a volver a instalar a la imprenta universitaria en el lugar de privilegio que supo tener en la región”, aseguró a su turno el Secretario General de Extensión Universitaria, Lic. Juan Irala.

En su discurso, agradeció a la Rectora y especialmente al personal de la Dirección de Impresiones quienes tuvieron una “participación activa y protagónica” en este proceso de modernización. Irala repasó lo hecho y destacó como una de las acciones prioritarias “la fusión de dos áreas que trabajaban en paralelo, la imprenta y la imprenta digital”. También valoró la inversión en equipamiento tecnológico de última generación, el plan de mejoramiento edilicio y de infraestructura, “adecuandolas a las nuevas normas de seguridad”.

Con la lectura de una emotiva carta escrita por uno de los tres hijos de Juan Moro, se dio inicio al acto que tuvo lugar en la tarde del miércoles 28 de julio. “Estas palabras de agradecimiento a la UNNE, están impregnadas de afecto familiar. Esta casa de estudios está ligada a gran parte de su vida, que es la muestra”, fueron palabras que Eduardo Moro escribió para agradecer el homenaje a su padre, a 30 años de su partida. “Testimonio de que él sigue junto a nosotros”, escribió.

Luego, y con la misma emoción, la responsable de la Dirección de Impresiones Silvia Nealon hizo uso de la palabra. “Nos llena de placer y orgullo darles la bienvenida a esta reinauguración”, dijo y repasó la historia de la imprenta desde su creación en 1895, pasando por 1973 cuando se convierte en Dirección de Impresiones, hasta la actualidad cuando “resurge renovada gracias a la visión de la Rectora, profesora Delfina Veiravé y del Secretario General de Extensión Universitaria, Licenciado Juan Irala”.

“Fue un desafío pero llegamos a la meta”, agregó sonriente y destacó el contexto especial, complejo debido a la pandemia por Coronavirus, en el que se avanzó con este proyecto de reactivación. También por ello “agradecemos la oportunidad de volver a tener el brillo con que soñaron sus fundadores”, concluyó en nombre de todo el equipo del servicio a quienes agradeció profundamente.

Se proyectó luego un video donde se mostró el trabajo realizado en el marco de este proyecto de refundación. “El proyecto de mejora de la imprenta de la UNNE busca fortalecer un área que supo ser de gran relevancia en la vida institucional de la Universidad así como de la sociedad en general”, destacó en ese sentido Irala.

Luego, la Rectora acompañada por Irala y los hijos del fundador, Ataliva y Eduardo Moro, descubrieron la placa con el nombre de su padre. Junto a otras autoridades de la Universidad, familiares y amigos del fundador homenajeado recorrieron, por último, las renovadas instalaciones.

El legado de Juan Moro en la UNNE

Juan Aldo Moro nació en Resistencia, Chaco, el 12 de julio de 1934, se formó en el Colegio Nacional José María Paz dónde se recibió de Bachiller. Desde su juventud tuvo gran inserción en grupos de desarrollo cultural e intelectual de la región, y contribuyó de manera muy activa a la conformación y funcionamiento de la Comisión promotora de la Universidad del Nordeste, con base de funcionamiento en la Universidad Popular de Resistencia.

Fue el primer director de la imprenta de la UNNE, que nace como un departamento de Impresiones en 1959. Bajo su supervisión, fue la primera imprenta offset de la región, generando capacitación y conocimientos donde abrevaron reconocidos imprenteros de la zona. La seriedad y capacidad de su gestión inicial llevó a la Dirección de Impresiones de la Universidad, a ser la alternativa profesional y competitiva reconocida tanto en el ámbito universitario como en la comunidad.

Su labor e impronta resultó clave a la hora de crearse este servicio y convertirse luego en referencia en el ámbito regional en materia editorial y de impresiones. Así lo resaltaron también en la sesión del Consejo Superior de la UNNE cuando se aprobó la imposición de su nombre al área.

Juan Aldo Moro falleció el 18 de agosto de 1985, “y este es el primer homenaje que le hacen a mi padre que murió en 1984, a los 50 años”, destacó su hijo mayor, Ataliva. “Nos emociona, porque nosotros vivimos mucho de chicos, de la Universidad”, recordó también y aseguró que su padre “disfrutaba mucho de su trabajo en este lugar”.

Emocionado, también su hermano Raúl recordó a su padre durante el acto de imposición de su nombre a la Dirección de Impresiones que supo coordinar. “Es un día muy emotivo, hasta las fibras más íntimas de uno se movilizan en estas circunstancias porque aunque haya transcurrido tiempo, uno siempre lo siente cerca”, dijo.

Una imprenta renovada

La Dirección de Impresiones de la UNNE, o “Imprenta de la UNNE”, se creó en el año 1959 como “Departamento de Impresiones”. En su momento, supo atender la necesidad de impresión de materiales académicos, pero además rápidamente se posicionó como un servicio a la sociedad y fue la primera imprenta offset de la región, generando capacitación y conocimientos para reconocidos “imprenteros” de la zona.

Recientemente, desde la actual gestión a cargo de la Universidad, se decidió avanzar con un proyecto de reactivación y modernización, que permita seguir respondiendo a la misión de atender la demanda de publicaciones de los distintos sectores y dependencias de la Universidad, y también de la región, siempre brindando servicios de calidad. De seguir siendo alternativa profesional, competitiva, con tecnología de vanguardia autosuficiente y reconocida en el Campus Universitario y en la comunidad por su eficiencia y calidad de servicios.

En el marco del mencionado proyecto, se renovaron equipamientos como impresoras, encuadernadora, duplicadora, cosedora y abrochadora, compaginadora e impresoras, entre otros; que permitirá avanzar en la impresión de libros y otros formatos de publicaciones a mayor escala, en menor tiempo y gran calidad.

Se podrá así trabajar en el diseño e impresión de libros, revistas, folletos, afiches, catálogos, certificados, libretas universitarias, boletines, anotadores, chequeras, etc., en variedad de formatos, tiradas grandes, medianas y de baja demanda en distintas calidades de papel y variedad de colores.

Para la impresión de plotters por ejemplo, se adquirió un equipo que “es el más poderoso del mercado” y puede imprimir hasta 2 metros de ancho en una velocidad de 60 mts cuadrados por hora.

Cabe destacar que también se planifica brindar asesoría permanente a los autores y capacitación técnica constante al personal de la imprenta.

Remodelación y nuevas secciones

El plan de renovación incluyó también una ampliación de infraestructura y puesta a nuevo del espacio, que incluye señalización de áreas, lockers y cambiadores para el personal, y la nueva sección de Reciclado, en línea con la política ambiental de la Universidad

En cuanto a la organización y funcionamiento de la imprenta, se dispuso un esquema con cinco áreas de trabajo: “Pre-Impresión”, “Impresión”, “Post-Impresión”, “Stock” y “Reciclado”.

El “Área de Impresión” cuenta con secciones de asesoría a los autores y recepción de solicitud de trabajo (órden), diseño gráfico, preparación de formato de publicaciones, composición de publicación, prueba de galera, corrección de originales y capacitación técnica.

El “Área de Impresión” tiene áreas de impresión de publicaciones como libros, revistas, folletos, catálogos, libretas universitarias, certificados, almanaques, afiches, anotadores y ploteos.

El “Área de Post-Impresión” que cuenta con las secciones de compaginación, encuadernación, control de calidad y distribución.

El “Área de Stock” incluye el almacenamiento, registro y control de materiales e insumos relacionados a los servicios ofrecidos que permite responder y garantizar el suministro constante y sin intervalos en la producción.

Por último, el Área de Reciclado” prevé la puesta en marcha de un Taller de Reciclado de Insumos de Impresión, con el objetivo de resolver el desecho generado por los cientos o miles de cartuchos de tóner de impresoras láser arrojados como residuos por organizaciones o instituciones estatales. “Una reducción del 90 por ciento de los residuos, contribuyendo al cuidado y protección del medio ambiente”, destacó Irala.

La implementación de un taller de reciclado de toners dentro mismo de la institución, generará un ahorro económico con respecto a insumos originales y alternativos, y aportará una solución al cuidado del medioambiente. “Un 90 por ciento de ahorro económico con respecto a los originales, y un 50 por ciento en relación a los alternativos”, informaron.

Entre las nuevas máquinas adquiridas, se destaca también una encuadernadora con capacidad de encuadernación de hasta 200 libros por hora. La misma cuenta con sensores que agilizan el trabajo y también aporta a la seguridad del personal, al igual que la guillotina de precisión.

Se avanzó también en materia de conectividad, con sistema de fibra óptica para transferencia de datos.

“Con la modernización de la imprenta universitaria se podrá responder a nuevos escenarios en el ámbito de impresiones, especialmente los avances tecnológicos, y también ampliar este servicio a distintos sectores de la comunidad universitaria”, remarcó el Lic. Irala.

UNNE DELFINA VEIRAVÉ
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso