Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

Murió la actriz Mariana Prommel

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

La actriz Mariana Prommel, conocida por sus trabajos en tiras como Verano del 98, Los Roldán y Los exitosos Pells, murió a los 53 años. Así lo dio a conocer su propia familia este viernes, a través de un mensaje en Instagram.

“Partió nuestra adorable Mariana. Se fue durmiendo, tranquila y en paz, rodeada de sus amores profundos, su madre y sus animalitos. Hizo ese pasaje de la manera más serena y luminosa que todos deseábamos para ella. Nos deja luz, risas, amor y su dulce esencia. Vuela alto y sigue entre nosotros, descansa en Paz. Tu familia te ama. Una estrella más en el firmamento. Gracias por tu existencia”, escribieron desde la cuenta oficial de la artista.


La noticia fue confirmada a este medio por José María Muscari -director de algunas de sus últimas participaciones teatrales- y por la Asociación Argentina de Actores, en su cuenta de Twitter.

La actriz se encontraba alejada de los escenarios y los sets, viviendo en la localidad de Claromecó desde 2018. Había encontrado en el arte plástcio -en particular en el collage- otra pasión y una nueva manera de solventarse.

Comenzó su carrera muy joven en el Parakultural, y llamó la atención del gran público, por primera vez, en Naranja y media. Su desparpajo, su mirada inquieta y su inmensa capacidad para el humor la hicieron lucirse luego en otros éxitos de la televisión, como Verano del 98, Los exitosos Pells, Consentidos, Franco Buenaventura, el profe, Lobo y Los Roldán.

Según había contado en una entrevista en el sitio mendocino Portada, en 2019 se realizó un chequeo general y allí le descubrieron una mancha en el paladar que resultó ser un tumor maligno en la mandíbula. “La cirugía duró siete horas y, gracias a Dios estaba muy preparada espiritualmente, emocionalmente y físicamente para hacerle frente a esa batalla”, indicó. Aquella intervención le afectó el habla, una de sus principales herramientas de trabajo. Luego vendría el tratamiento con rayos y la quimioterapia. La actriz le agradecía a su hermano el haber estado con ella en todo momento.

La pandemia la encontró sin ocupación fija, pero fue allí cuando descubrió su nueva pasión. “Me dio como a muchos el ataque de orden. Y ahí encontré mucho material para hacer collages, los guantes de mi abuelo y unos manteles individuales que tenía mi abuela”. Esa fue su inspiración. Y esos collages, con fotografías de figuras de locales y de Hollywood, terminaron convirtiéndose en manteles individuales que comercializaba a través de su cuenta de Instagram.

En 2012 se instaló en Claromecó, pero debido a sus compromisos teatrales y televisivos, dividía su tiempo entre Buenos Aires y aquella ciudad balnearia. En 2018 decidió instalarse allí de manera permanente. “Es mi paraíso en el mundo”, expresaba. El entorno natural, además, era el ideal para seguir realizando otra de las tareas con las que estaba comprometida: el rescate de animales. En total, tenía 9 perros.

La decisión de retirarse de a poco del medio artístico fue orgánica y se dio naturalmente, pero hubo un hecho que ella marcaba como determinante: el levantamiento de El Capo, una de las grandes apuestas de Telefe para 2007, protagonizado por Miguel Ángel Rodríguez y Silvia Kutika. “Era un producto buenísimo, pero lo levantaron porque competía con el programa de Marcelo Tinelli. Después de eso, me enojé mucho con la televisión y con el medio”, explicó hace un tiempo. “Después de eso, me enojé mucho con todo, con el sistema y con la Capital Federal. Ya no soportaba más la forma de vivir. Cada vez que vuelvo por el laburo, me da taquicardia”, explicaba.

Claromecó no fue su primer destino. Primero se radicó por un tiempo en Carmen de Patagones, donde durante dos años condujo un programa, Para contarte mejor, en la televisión local.

Uno de sus últimos trabajos fue a las órdenes de José María Muscari en su exitosa versión de La casa de Bernarda Alba. “Lo que adoro de un artista es la versatilidad; que pueda hacer desde comicidad hasta tragedia. A mí me gustaría ser así, y voy encaminada. Mi sentido del humor es un don y parte de mi herencia. Me ha salvado y ayudado en muchos momentos, más allá del laburo”, explicó.

A LOS 53 AÑOS
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso